| Última actualización: 30 de Noviembre de 2022 - 09:39

La OTAN acusó a Vladimir Putin de utilizar el frío como "arma de guerra"

Los países de la alianza militar aseguraron que iban a ayudar a Ucrania a reconstruir su sistema energético, en situación crítica por los bombardeos rusos.

Una vista muestra la ciudad sin electricidad después de que la infraestructura civil crítica fuera atacada con misiles rusos, en medio de la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, el 23 de noviembre de 2022. REUTERS/Vladyslav Sodel Una vista muestra la ciudad sin electricidad después de que la infraestructura civil crítica fuera atacada con misiles rusos, en medio de la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, el 23 de noviembre de 2022. REUTERS/Vladyslav Sodel

Los aliados de la OTAN dijeron el martes que ayudarán a Ucrania a reparar las infraestructuras energéticas fuertemente dañadas por los bombardeos de Moscú, mientras el jefe de la alianza acusó a Rusia de usar el frío como "arma de guerra".

Estados Unidos anunció que aportará 53 millones de dólares para comprar equipos para la red eléctrica.

"Este equipo se entregará rápidamente a Ucrania con carácter de emergencia para ayudar a los ucranianos a pasar el invierno (boreal)", dijo un comunicado del Departamento de Estado, añadiendo que el paquete incluirá transformadores de distribución, disyuntores y protectores contra sobretensiones, entre otros equipos.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN, reunidos en la capital rumana, Bucarest, también confirmaron la decisión de la cumbre de 2008 para que Ucrania entre en la alianza. No obstante, al igual que en 2008, no hubo pasos concretos ni un calendario que le acerque realmente a la OTAN.

"Declaramos que Ucrania se convertirá en miembro, espero que los aliados reiteren esa posición", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al comienzo de la reunión de dos días.

LEÉ: Ucrania reanuda los apagones de emergencia tras ataques rusos

"Sin embargo, el principal objetivo ahora es apoyar a Ucrania. Estamos en medio de una guerra y, por lo tanto, no debemos hacer nada que pueda socavar la unidad de los aliados para proporcionar apoyo militar, humanitario y financiero a Ucrania", agregó.

Rusia ha estado llevando a cabo enormes ataques contra la infraestructura de transmisión de electricidad y calefacción de Ucrania aproximadamente cada semana desde octubre, en lo que Kiev y sus aliados dicen que es una campaña deliberada para dañar a los civiles, un crimen de guerra.

"El presidente Putin está intentando utilizar el invierno como arma de guerra", dijo Stoltenberg a la prensa. El ministro de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, acusó a Putin de atacar infraestructuras civiles y energéticas "para intentar congelar a los ucranianos hasta la sumisión".

LEÉ: Estados Unidos evalúa enviar armamento de ataque de 100 millas a Ucrania

Rusia reconoce haber atacado las infraestructuras ucranianas, pero niega haber intentado dañar deliberadamente a los civiles. Los ministros se centraron en el aumento de la asistencia, como los sistemas de defensa antiaérea y la munición, a Ucrania, así como la ayuda no letal, como el combustible, los suministros médicos, el equipo invernal y los inhibidores de drones, entregados a través de un paquete de asistencia de la OTAN al que pueden contribuir los aliados.

"Continuaremos e intensificaremos el apoyo político y práctico a Ucrania mientras siga defendiendo su soberanía e integridad territorial (...) y mantendremos nuestro apoyo durante el tiempo que sea necesario", afirmaron los ministros en un comunicado el martes tras la primera jornada de encuentros.

(Reporte de Sabine Siebold, John Irish, Humeyra Pamuk y Luiza Illie en Bucarest, Tom Balmforth en Kiev, Simon Lewis en Washington y Jason Hovet en Praga; escrito por Sabine Siebold, John Irish e Ingrid Melander; editado en español por Flora Gómez y Carlos Serrano, Reuters)

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina