Viernes, 09 Julio 2021 11:08

Afganistán está a punto de volver a caer bajo el poder talibán

Los insurgentes anunciaron en Moscú que ya controlan los sectores fronterizos con Irán. Continuaban los combates. Anuncian el asalto final a Kabul. Pero también admiten que entrarían en negociaciones.

Panorámica de Kabul Panorámica de Kabul Archivo AFP-NA

Afganistán ya está bajo control talibán en un 85 por ciento de su territorio, anunció este viernes en Moscú un vocero de esa agrupación según reporta la prensa francesa. El vocero añadió que los talibán cuentan con el total sostén de la población afgana. Abundó que el movimiento se ha hecho fuerte en la zona de frontera con Irán. También anunció una ofensiva final sobre Kabul, aprovechando que el ejército afgano está exhausto y las fuerzas de los Estados Unidos se encuentran en retirada.

Shahabuddin Delawar brindó una conferencia de prensa en Moscú y comentó que alrededor de 250 de 398 distritos afganos estaban ya bajo control insuirgente. Pero estas afirmaciones no podían ser confirmadas de una fuente independiente, subraya este viernes el sitio del canal de noticias France 24, con información de la Agence France Presse, publicado en idioma original e inglés.

"Todas las administraciones y los hospitales continúan funcionando sobre el territorio de Afganistán. Estamos seguros que podrán continuar con su trabajo", afirmó Delawar, traducido del pashtun al ruso. El vocero también se jactó de que la retirada de las tropas norteamericanas responde al resultado del combate de los talibán. Luego aseguró: "Hemos manejado nuestra lucha, hemos puesto a la población de nuestro lado. Los Estados Unidos fueron forzados a abandonar nuestro territorio".

Según Shahabuddin Delawar, ningún acuerdo con Washington impedirá a los insurgentes tomar los distritos que todavía quedan bajo control de Kabul. Negó incluso que el avance talibán sobre las poblaciones se de por la fuerza ya que las fuerzas afganas no pueden presentar combate, privadas del apoyo estadounidense. La primera localidad conquistada esta semana por los talibán después de violentos combates es Qala-i-Naw.

Horas antes de estos anuncios, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, había declarado que la retirada de las tropas de Washington de Afganistán se completará el 31 de agosto próximo, luego de veinte años de presencia en aquella nación asiática.

"Damos fin a la más larga guerra de América, declarada después de los atentados del 11 de septiembre de 2001", subrayó Biden. Y añadió: "No enviaré a otra generación de americanos a combatir en Afganistán". El mandatario admitió incluso que no era inevitable ver a Afganistán caer en manos de los talibán, ya que considera que las autoridades de ese país tienen la capacidad de asegurar la continuidad de su gobierno. Pero lo cierto es que los insurgentes controlan las zonas fronterizas de Afganistán con Irán, al oeste y la República Popular China, al noreste.

Este viernes anunciaron la captura de Islam Qala, ciudad lindera con Irán e indicaron que también controlan la mayor parte de los territorios que limitan con Tayikistán. Del lado del gobierno afgano, su ministro del Interior, Tareq Arian, decía a la AFP que el país pugnaba por recuperar la importante ciudad Islam Qala.

Zabihullah Mujahid, un portavoz de los talibán declaró que esa ciudad está bajo su control y este viernes retomaba su vida normal. Islam Qala es uno de los más importantes pasajes fronterizos de Afganistán, por el que transita la mayor parte del comercio legal con irán. Es, además, el segundo puesto fronterizo de envergadura tomado por los insurgentes desde que iniciaron su ofensiva en mayo último, completa el informe del canal francés.

El mes pasado los insurgentes habían capturado Shir Khan Bandar, principal punto fronterizo con Tajikistan.  Como consecuencia de los combates, mil soldados afganos tuvieron que refugiarse en esa nación. Los talibán se hicieron fuertes en zonas rurales y rodearon ciudades importantes como Herat. Incluso los voceros de ese movimiento llegaron a mencionar la necesidad de alcanzar un acuerdo negociado, sin necesidad de ejercer un monopolio del poder en Afganistán.

En una faceta diplomática desconocida, los talibán se regocijaban con las consideraciones del presidente Biden y su decisión de retirar las tropas: "Será lo mejor", dijo el vocero Suhail Shaheen. Lo diplomático no borra lo militar y los insurgentes lanzaron recientemente una ofensiva sobre la capital provincial Qala-i-Naw, donde los combates duraron diez días.

En este caso, el portavoz del ministerio de Defensa afgano, Défense, Fawad Aman, anunció a través de la red social Twitter que el país había reconquistado esa capital. Pero, lo admitió el presidente afgano, Ashraf Ghani, "el país atraviesa uno de los momentos más complicados de la transición" . Un informe periodístico del canal France 24 permite comprobar cómo familias rurales que no tenían actividad política dieron su apoyo a los talibán como consecuencia de "errores" de las tropas estadounidenses. 

"Los norteamericanos entraron a mi casa violentamente. Mataron a cuatro de mis pequeños hijos menores cuando dormían. Yo nunca fui talibán pero ahora auspicio sus reuniones en mi casa", declaró un padre de familia numerosa que vive en una casa de campo. Comerciantes de pequeñas ciudades enclavadas en zonas de montaña dijeron que los talibán no los molestan en absoluto y solo cobran un pequeño impuesto para financiar a su ejército.

Escrito por
Buenos Aires, NA