Viernes, 13 Agosto 2021 08:43

El gobierno de Afganistán está prácticamente aislado en Kabul, bajo amenaza Talibán

Hasta el momento, el grupo Talibán tomó 18 de las 34 capitales provinciales del país, incluidas la segunda y tercera ciudades más grandes, Herat y Kandahar.

Vista general de Kabul Vista general de Kabul Archivo AFP-NA

El grupo rebelde Talibán sumó cinco ciudades más a las importantes tomas de Herat y Kandahar, con lo que aisló prácticamente en Kabul al gobierno de Afganistán.

 En las últimas horas, los insurgentes capturaron las ciudades provinciales de Lashkar Gah, Qalat, y fueron confirmadas también Firozkoh, Tarin Kowt y Pul-i-Alam.

Hasta el momento, el grupo Talibán tomó 18 de las 34 capitales provinciales del país, incluidas la segunda y tercera ciudades más grandes, Herat y Kandahar.

La ofensiva, que está rodeando gradualmente Kabul, la capital, se genera de manera fugaz y pocas semanas antes de que los Estados Unidos concluyan oficialmente el retiro de todas sus tropas.

Ahora, muchos temen que el rápido avance de los insurgentes continúe hacia Kabul. Según la Inteligencia de los Estados Unidos, el grupo Talibán podrían aislar la capital en cuatro semanas y posiblemente tomar el control de todo el país en 90 días

Un golpe significativo este viernes fue la pérdida de Lashkar Gah, la capital de la provincia de Helmand, donde las fuerzas estadounidenses, británicas y aliadas de la OTAN libraron algunas de las batallas más sangrientas de los últimos 20 años.

Attaullah Afghan, jefe del consejo provincial en Helmand, citado por la agencia de noticias AP, aseguró que el grupo Talibán capturó Lashkar Gah luego de semanas de intensos combates.

Por su parte, Atta Jan Haqbayan, jefe del consejo provincial de la provincia de Zabul, dijo que la capital provincial de Qalat fue tomada por los rebeldes y que los funcionarios se encontraban en un campamento militar preparando su partida.

A están dos capturas se suman tres más: la ciudad de Firozkoh (capital de Ghor), Tarin Kowt (capital de Uruzgán) y Pul-i-Alam (capital de Laugar), reporta el sitio France24.com

El grupo Talibán afirmó además haber capturado Qala-e Naw, capital de la provincia occidental de Badghis. 

Los avances de las últimas horas significan que los milicianos ya han tomado 18 de las 34 capitales provinciales de Afganistán, en apenas una semana.

El grupo Talibán controla ahora más de dos tercios del país, entre el sur y oeste, mientras que el Gobierno aún tiene bajo su poder las ciudades principales de Mazar-i-Sharif en el norte y Jalalabad, cerca de la frontera con Pakistán en el este, además de Kabul.

El avance talibán tiene cada vez menos marcha atrás. El jueves, los insurgentes informaron las capturas de Kandahar y Herat. 

"Kandahar está completamente conquistada. Los muyahidines llegaron a la Plaza de los Mártires en la ciudad", tuiteó un portavoz talibán en una cuenta oficialmente reconocida, una afirmación respaldada por un residente. Éste reveló a la agencia de noticias AFP que las fuerzas gubernamentales se habían retirado en masa a una instalación militar.

La toma de ambas urbes marca el mayor hito Talibán hasta ahora, lo que deja contra la pared al Gobierno a unas semanas del final de la misión militar estadounidense y de la OTAN.

"Lamentablemente la mayor parte de la ciudad de Herat, incluida la casa del gobernador y el cuartel de la Policía fue capturada por los talibanes", dijo a EFE Simin Barakzai, diputada en la Cámara Baja del Parlamento. 

Herat es la tercera ciudad más grande y poblada del país después de Kabul y Kandahar. Fronteriza con Irán y Turkmenistán, esta capital representa uno de los ejes comerciales más importantes de Afganistán, por lo que el control ahora no solo se centra en lo militar sino en lo económico. Solo unas horas antes, las autoridades afganas habían confirmado la pérdida de control de la estratégica ciudad de Ghazni, en el sur del país. "Ghazni cayó ante los talibanes hoy por la mañana y las fuerzas de seguridad se retiraron de la mayor parte de la ciudad", dijo a la agencia de noticias EFE Amanullah Kamrani, subjefe del Consejo Provincial de Ghazni.

Kamrani dijo además que los principales funcionarios provinciales abandonaron la ciudad, entre ellos, "el gobernador de Ghazni, Dawood Laghmani, y el jefe de policía provincial".

Ghazni, ubicada a 150 kilómetros al suroeste de Kabul, es una provincia estratégica porque conecta a la capital afgana con el sureste y sur de Afganistán y es una de las principales ciudades del país a nivel político y económico.

A través de Twitter, el portavoz talibán Qari Yusuf Ahmadi confirmó la captura de Ghazni en una operación, en la que aseguró, "decenas de soldados murieron y un gran número se rindió".

Además de Ghazni, los talibanes capturaron las capitales de Nimroz y Farah en el oeste, Jawzjan, Samangan y Sar-e-Pol en el noroeste y Baghlan, Takhar, Badakhshan y Kunduz en el noreste de Afganistán. Todo esto en apenas siete días.

Los talibanes, que controlaron la mayor parte de Afganistán entre 1996 y 2001, ahora quieren derrocar al Gobierno respaldado por Estados Unidos y restablecer la estricta ley islámica o sharía.

El grupo surgió en 1994 como una de las facciones que luchaban durante la guerra civil y dos años después pasó a controlar la mayor parte del país. Los opositores y los países occidentales lo acusaron de aplicar brutalmente su versión de la sharía y de reprimir en especial a las mujeres y a las minorías religiosas. 

Ante el temor de que los insurgentes lleguen a la capital, Kabul, el Gobierno de Afganistán ofreció a la oposición Talibán un acuerdo para repartir el poder en el país a cambio de que paren los ataques contra las principales ciudades afganas.

El anuncio de este ofrecimiento aún no es oficial. Por ahora, Najia Anwari, la portavoz de los Equipos de Negociación del Gobierno en Doha, Qatar, donde se mantienen negociaciones de paz con los Talibán, aclaró a la agencia EFE que el acuerdo potencial forma parte de la "hoja de ruta" ya existente. "No es algo completamente nuevo", afirmó Anwari.

Del lado rebelde niegan que haya llegado esa propuesta. Pero, además, afirman que no quieren "ser socios con la Administración de Kabul".

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA