| Última actualización:09 de Marzo de 2022 - 07:40

Habló el juez por el que pedía el hombre en la toma de rehenes de Florencio Varela: "Venía por mí"

"Vivimos un momento social de extrema gravedad, de intensa agresividad", precisó el magistrado.

El hombre fue reducido por la Policía. El hombre fue reducido por la Policía.

El juez de Familia número 1 de Quilmes, Germán Meiszner, remarcó que se vive "un momento social de extrema gravedad", en referencia a Mario Cáceres, el hombre que tomó como rehenes a dos empleados judiciales el lunes pasado en la Defensoría Civil número 24 y que había pedido por ese magistrado. "Este sujeto venía por mí, vivimos un momento social de extrema gravedad, de intensa agresividad", precisó Meiszner.

"Este sujeto se confundió de dirección y se dirigió a las defensorías, pero pedía por mi persona y ante la situación planteada me hice presente. Al hablar en el contexto de la espera de los negociadores del Grupo Halcón detecté que estábamos en presencia de una persona con trastornos, que tenía un relato descoordinado", evaluó el juez. Asimismo, indicó que "lo principal era preservar la vida e integridad de los empleados", al tiempo que destacó "el accionar de la Policía que con gran profesionalismo pudo controlar todo".

En declaraciones radiales, el magistrado que se hizo presente en las instalaciones públicas cuando Cáceres tomó como rehenes a dos empleados a los que amenazó de muerte con una cuchilla señaló que "a esta persona se le había dictado una exclusión de hogar por una denuncia de violencia de género de su esposa y considerando que además había transgredido una medida perimetral". "Esto que aconteció en la Defensoría es a lo que estamos expuestos como funcionarios, lamentablemente estamos viviendo un momento de agresividad alarmante", agregó.

LEE MÁS: Se entregó el hombre que tomó de rehenes en una dependencia judicial de Florencio Varela

Por otra parte, afirmó que "cambiaba su relato, con pedidos risueños e inverosímiles, pero es muy peligroso este tipo de situaciones".

"Percibí que estaba brotado y de ahí la peligrosidad, esta persona era muy factible que cometiera un hecho violento y con mucho cuidado debimos manejarnos. El fuero de Familia es muy delicado, debemos trabajar las medidas con sumo cuidado y esta persona emprendió directamente en represalia a mi persona. Esto es parte de los riesgos a los que nos exponemos", aseguró.

En referencia a los casos que se tratan en un Juzgado de Familia, Meiszner explicó: "En la estructura de pensamiento patriarcal donde el rol de proveedor que es del hombre, esto se modifica, estamos ante episodios de violencia, en un contexto de 600 mil habitantes y con una pobreza en alza lamentablemente, causas de estas características son más frecuentes a diario en las dependencias de Justicia".

Cáceres fue detenido el lunes pasado, tras tomar como rehenes a dos empleados judiciales de una Defensoría en Florencio Varela durante más de tres horas.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina