| Última actualización:23 de Agosto de 2022 - 15:43

El acusado de matar al kiosquero en Ramos Mejía aseguró que se le "escapó" el tiro y que no quiso matarlo

Además, el único acusado por el crimen reconoció como suyas las dos armas que se le secuestraron. 

Por Noticias Argentinas
Leandro Daniel Suárez, de 29 años, comenzó a ser juzgado este martes. Leandro Daniel Suárez, de 29 años, comenzó a ser juzgado este martes.

El único acusado de matar al kiosquero Roberto Sabo en noviembre de 2021 en la localidad bonaerense de Ramos Mejía declaró hoy en el arranque del juicio, aseguró que se le "escapó" el tiro y que no quiso matarlo.

Leandro Daniel Suárez, de 29 años, comenzó a ser juzgado este martes y ante el Tribunal Oral en los Criminal N°2 de La Matanza se defendió y dijo que fue tras un forcejeo que se le "escapó" un tiro.

Suárez llegó al juicio acusado por el delito de "robo agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad, homicidio criminis causae, portación y tenencia ilegal de arma, robo agravado y hurto agravado, todos en concurso real entre sí".

La primera audiencia del debate continuó con el testimonio del remisero que llevó hasta el kiosco a Suárez y a una joven de 15 años que lo acompañaba, y que fue declarada inimputable por la edad, y que en un primer momento se creyó que se trataba de un cómplice, lo cual luego se descartó.

Sabo fue asesinado de cuatro disparos en septiembre de 2021, y según la reconstrucción del hecho, el acusado se bajó de un remís junto a una joven de 15 años, entró al local con una pistola semiautomática 7,65 milímetros y un revólver calibre 22 y, sin mediar palabra, le robó 10 mil pesos y le dio cuatro disparos a Sabo que son los que le causaron la muerte.

LEE: Córdoba: se negó a declarar el único detenido por el crimen de Santiago AguileraTras cometer el crimen, se subieron al remís con el que fueron hasta Ramos Mejía, pero a los pocos metros chocaron, y decidieron entrar a un supermercado para esconderse. Luego se llevaron la moto de un repartidor, pero la Policía ya había sido alertada de lo sucedido y minutos después fueron detenidos en plena vía pública.

Los familiares de Sabo realizaron diversas protestas para exigir justicia, así como también vecinos de Ramos Mejía, mientras que los hijos del kiosquero señalaron que querían irse del país porque estaban "cansados" de vivir de esta manera.

Estaba previsto que el juicio se desarrolle en tres audiencias.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina