| Última actualización: 21 de Diciembre de 2022 - 19:16

Zelenski llegó a EEUU y le pide a Biden que ayude a fortalecer el sistema de defensa ucraniano

 "Llevaré a cabo una serie de negociaciones para fortalecer la resiliencia y las capacidades de defensa de Ucrania", adelantó el mandatario.

Por
U.S. President Joe Biden welcomes Ukraines President Volodymyr Zelenskiy on the South Lawn at the White House in Washington, U.S., December 21, 2022. Foto NA: REUTERS/Kevin Lamarque U.S. President Joe Biden welcomes Ukraines President Volodymyr Zelenskiy on the South Lawn at the White House in Washington, U.S., December 21, 2022. Foto NA: REUTERS/Kevin Lamarque

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo tras llegar a Washington el miércoles que sostendrá conversaciones con el presidente Joe Biden para fortalecer las capacidades de defensa de Kiev contra la devastadora invasión de Rusia.

El asesor político de Zelenski, Mykhailo Podolyak, dijo anteriormente que la visita, su primer viaje al extranjero desde que Rusia invadió hace 300 días, mostró la profunda confianza entre Kiev y Washington y le ofreció la oportunidad de explicar qué armas necesitaba Kiev.

"Llevaré a cabo una serie de negociaciones para fortalecer la resiliencia y las capacidades de defensa de Ucrania", dijo Zelenski en un comunicado en Telegram junto con fotos de él en suelo estadounidense mientras se preparaba para entablar conversaciones con Biden en la Casa Blanca.

"El próximo año, debemos devolver la bandera ucraniana y la libertad a toda nuestra tierra, a todo nuestro pueblo", dijo. Vistiendo sus característicos pantalones y suéter verde oliva, Zelenski llegó a la Casa Blanca. Se reunió con Biden y su esposa en el césped y Biden guió al presidente ucraniano con un brazo alrededor de su espalda.

Participarán en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Estados Unidos y luego irán al Capitolio para dirigirse a una sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

LEÉ: Uno de cada cuatro ucranianos corre el riesgo de sufrir trastornos mentales por la guerra

Antes de la llegada de Zelenski, el secretario de Estado Antony Blinken anunció que Estados Unidos proporcionaría otros 1850 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania, incluido un sistema de defensa aérea Patriot para ayudarla a protegerse de los bombardeos de misiles rusos. En las últimas semanas, Ucrania fue objeto de repetidos ataques con misiles y aviones no tripulados rusos contra su infraestructura energética, dejando a millones de personas sin electricidad ni agua corriente en medio de un invierno helado.

Se considera que el Patriot es uno de los sistemas de defensa aérea más avanzados de Estados Unidos y ofrece protección contra aviones atacantes, así como contra misiles de crucero y balísticos.

"Armas, armas y más armas. Es importante explicar personalmente por qué necesitamos ciertos tipos de armas", dijo Podolyak. "En particular, vehículos blindados, los últimos sistemas de defensa antimisiles y misiles de largo alcance".

Zelenski se ha esforzado por permanecer cerca de su gente durante la guerra y abogar por su antiguo estado soviético en el escenario mundial, con atrevidos viajes a los frentes de batalla, innumerables llamadas con líderes mundiales y discursos por videoconferencia en parlamentos e instituciones internacionales.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a MSNBC que se discutiría la diplomacia con Zelenski, pero que el líder ucraniano no estaría bajo presión para las conversaciones de paz.

Kirby dijo que Washington no veía señales de que el presidente ruso, Vladimir Putin, estuviera dispuesto a participar en la pacificación.
"Claramente, nos aseguraremos de que el presidente Zelenski, cuando abandone este país, sepa que se irá con todo el apoyo de Estados Unidos en el futuro", dijo Kirby a MSNBC en una entrevista anterior.

El Kremlin dijo el miércoles que no veía ninguna posibilidad de conversaciones de paz con Kiev. En una llamada con periodistas, el portavoz Dmitry Peskov dijo que el continuo suministro de armas occidentales a Ucrania conduciría a una "profundización" del conflicto.

Solucionar problemas, dice Putin al Ejército.

LEÉ: Los drones "kamikaze" rusos golpearon a Kiev y Putin viajó a su aliado Bielorrusia


Putin se mostró desafiante el miércoles en una reunión de fin de año de los principales jefes de defensa , diciendo que las fuerzas rusas estaban luchando como héroes en Ucrania, estarían equipadas con armas modernas y lograrían todos los objetivos de Moscú.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero con el objetivo de capturar la capital, Kiev, en unos días, un objetivo que rápidamente resultó fuera de su alcance.

Luego, Moscú se centró en avanzar a lo largo de los frentes este y sur, pero ha sufrido una serie de derrotas en el campo de batalla desde el verano, en medio de informes generalizados de desorganización, entrenamiento deficiente y equipo de mala calidad, y Putin admitió el martes que las condiciones en las áreas controladas por Rusia eran "altamente complicadas".

En sus comentarios del miércoles, Putin dijo que no había límites financieros sobre lo que el gobierno proporcionaría en términos de equipos y hardware, pero que el ejército tenía que aprender y solucionar los problemas que había experimentado en Ucrania.

Dio su respaldo a un plan de su ministro de defensa para aumentar el tamaño de las fuerzas armadas en más del 30% a 1,5 millones de efectivos de combate. Un llamado a filas de 300.000 reservistas en septiembre estuvo plagado de problemas, con muchos hombres físicamente incapaces o demasiado viejos y sin equipo básico.

Putin también dijo que todavía consideraba a los ucranianos, que han sido asesinados por decenas de miles, obligados a huir por millones y visto pueblos y ciudades enteras destruidas, como un pueblo "fraternal".

Culpó de la guerra a "terceros países (que buscan) la desintegración del mundo ruso", retomando un tema familiar. Occidente ha rechazado esto como una tontería, llamando a las acciones rusas en Ucrania una apropiación de tierras al estilo imperial.

(Reporte de Tom Balmforth y Steve Holland; Escrito por Grant McCool; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Juana Casas)

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina