| Última actualización: 09 de Marzo de 2023 - 13:17

Rusia denunció un ataque terrorista ucraniano en su territorio

Moscú acusó a saboteadores ucranianos de cruzar al oeste de Rusia y disparar contra civiles en aldeas locales, además de producir una toma de rehenes en una tienda.

Mientras tanto, entre denuncias, la guerra continúa. Mientras tanto, entre denuncias, la guerra continúa. NA-Reuters

Funcionarios rusos acusaron a saboteadores ucranianos de cruzar el jueves al oeste de Rusia y disparar contra civiles en aldeas locales, además de producir una toma de rehenes en una tienda.

Ucrania negó las versiones y advirtió que Moscú podría usarla para justificar la intensificación de sus propios ataques en la guerra en curso, publicaron la agencia de noticias Associated Press (AP) y Ukrinform.

Varias personas han sido secuestradas en una tienda de un pueblo de la región rusa de Bryansk, informó estejueves RIA Novosti, citando a los servicios de emergencia.

Según informaciones preliminares, las personas fueron sido tomadas como rehenes en una tienda del pueblo de Liubechane, situado en el distrito de Klimovsky, región de Bryansk, indicó RIA.

Las circunstancias exactas del otro incidente reportado en la región de Bryansk no estaban claras, incluido cuál podría ser el propósito estratégico de tal ataque, reportó la AP norteamericana.

Habló Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, culpó a los “terroristas” ucranianos por una incursión y afirmó que atacaron deliberadamente a civiles, incluidos niños, en “otro ataque terrorista más, otro crimen”.

“Se infiltraron en el área cerca de la frontera y abrieron fuego contra los civiles. Vieron un vehículo civil con civiles, con niños adentro y les dispararon”, denunció Putin durante una videollamada.

La supuesta incursión se produjo pocos días después de que Putin ordenara al Servicio Federal de Seguridad, la principal agencia sucesora de la KGB, reforzar los controles en la frontera de Rusia con Ucrania.

Si bien los halcones de guerra rusos expresaron su consternación por lo que vieron como la renuencia de Putin a declarar la ley marcial y una movilización radical de soldados, los comentarios del líder ruso el jueves no parecieron indicar tales movimientos.

Putin culpó del ataque a los “neonazis” y dijo que confirmaba que Rusia hizo lo correcto al lanzar su “operación militar especial” en Ucrania. “Repito otra vez: no lo van a lograr y los vamos a terminar de sacar”, dijo.

Cuando ordenó la invasión, el líder ruso prometió “desnazificar” Ucrania , alegando que grupos radicales neonazis dominan el país encabezados por un presidente judío.

LEÉ: Los Ángeles terminará la emergencia contra el Covid el 31 de marzo

El rechazo de Kiev

Kiev y sus aliados occidentales rechazaron su afirmación como una tapadera falsa para un acto de agresión no provocado.

El representante de inteligencia militar de Ucrania, Andrii Cherniak, vio las afirmaciones rusas como evidencia de que Moscú enfrenta lo que Kiev alega es un levantamiento entre su propia gente descontenta.

Cherniak señaló que un grupo que se hace llamar Cuerpo de Voluntarios Rusos se atribuyó la responsabilidad del ataque en un video que insta a los rusos a rebelarse.

El Cuerpo de Voluntarios Rusos se describe a sí mismo como “una formación de voluntarios en las Fuerzas Armadas de Ucrania”.

Pero se sabe poco sobre el grupo, y no quedó claro de inmediato si tiene algún vínculo con el ejército ucraniano, aclaró la AP.

El asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak, describió las afirmaciones rusas como “una clásica provocación deliberada”.

Rusia “quiere asustar a su gente para justificar el ataque a otro país (y) la creciente pobreza después del año de guerra”, "tuiteó", sugiriendo que los partisanos rusos estaban detrás de lo que sucedió en Bryansk.

El gobernador de Bryansk denunció crímenes

El gobernador de Bryansk, Alexander Bogomaz, dijo que los atacantes mataron a dos civiles e hirieron a un niño en la aldea de Lyubechane.

El Servicio de Seguridad Federal de Rusia dijo que actuó junto con el ejército para “eliminar a los nacionalistas ucranianos armados que violaron la frontera estatal”. Más tarde informó que había controlado la situación y estaba revisando el área en busca de minas terrestres.

Putin canceló un viaje

Putin canceló un viaje planeado al sur de Rusia debido al ataque. Está programado para presidir una reunión semanal de su Consejo de Seguridad el viernes.

Cuando los periodistas le preguntaron si el incidente podría justificar un cambio en el estado del conflicto, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, respondió con un tímido "No puedo decirlo por ahora".

La redada en la región de Bryansk siguió a una serie de ataques con drones. El martes, los drones que el Kremlin dijo que fueron lanzados por Ucrania volaron profundamente dentro del territorio ruso, incluido uno que se acercó a 100 kilómetros (60 millas) de Moscú. El Ministerio de Defensa ruso también dijo el miércoles que los militares repelieron un ataque con aviones no tripulados en Crimea.

Un ataque a Zaporiyia

En la ciudad de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, tres personas murieron (según la Ap, en tanto que Ukrinform da cuatro) y otras seis resultaron heridas la madrugada del jueves cuando un misil ruso impactó en un edificio de apartamentos de cinco pisos y destruyó varios pisos.

El Estado Mayor de Ucrania informó que las fuerzas rusas “siguen avanzando y asaltando la ciudad”, pero las tropas de Kiev repelieron algunos de los ataques.  

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina