| Última actualización: 30 de Septiembre de 2022 - 08:04

Putin anexará tierras ucranianas incautadas y la ONU advierte sobre una "escalada peligrosa"

La ceremonia del mandatario ruso se llevaba a cabo este viernes en uno de los salones más grandiosos del Kremlin. Está previsto un concierto en la Plaza Roja, ya ornamentada.

Una vista muestra pancartas y construcciones para un escenario antes de un evento esperado, dedicado a los resultados de los referéndums sobre la unión de cuatro regiones autoproclamadas de Ucrania a Rusia, cerca de la Catedral de San Basilio en la Plaza Roja en el centro de Moscú. Las pancartas dicen: "Donetsk, Lugansk, Zaporiyia, Kherson - ¡Rusia!" Una vista muestra pancartas y construcciones para un escenario antes de un evento esperado, dedicado a los resultados de los referéndums sobre la unión de cuatro regiones autoproclamadas de Ucrania a Rusia, cerca de la Catedral de San Basilio en la Plaza Roja en el centro de Moscú. Las pancartas dicen: "Donetsk, Lugansk, Zaporiyia, Kherson - ¡Rusia!" NA-Reuters/Evgenia Novozhenina

El presidente Vladimir Putin comenzará a anexar cuatro regiones ucranianas a Rusia el viernes, una medida que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que marcaría una "escalada peligrosa" y pondría en peligro las perspectivas de paz, mientras que Kiev advirtió que provocaría una dura respuesta.

La anexión planificada por Moscú del 15% del territorio de Ucrania, después de lo que Kiev y los países occidentales dicen que fueron falsos referéndums organizados a punta de pistola en las áreas ocupadas por Rusia, muestra a Putin redoblando su guerra a pesar de sufrir un revés  importante en el campo de batalla este mes y descontento en su tierra a causa de una movilización militar parcial ampliamente criticada.

Putin afirmó que se deben corregir "todos los errores" cometidos en un llamamiento para reforzar la operación militar de Rusia en Ucrania, su primer reconocimiento público de que la "movilización parcial" que anunció la semana pasada no había ido bien.

Habló a última hora del jueves, en la víspera de una ceremonia prevista en el Kremlin y un concierto en la Plaza Roja de Moscú para conmemorar la anexión, cuyos detalles provocaron una nueva ronda de condena internacional.

"Cualquier decisión de proceder con la anexión de las regiones de Donetsk, Lugansk, Kherson y Zaporiyia de Ucrania no tendría valor legal y merece ser condenada", indicó a los periodistas el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, aseveró que los votos de Rusia eran una farsa y un "intento inútil de enmascarar el intento de apropiación de tierras en Ucrania".

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, presionó a Putin en un llamado a tomar medidas para reducir las tensiones en Ucrania. 

Rusia asegura que los referéndums fueron genuinos y mostraron apoyo público.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien sostendrá una reunión de emergencia con los jefes de seguridad y defensa el viernes, prometió una dura respuesta a una medida que, según él, terminó con las posibilidades de reactivar las conversaciones de paz.

Los votos "no valen nada y no cambian la realidad. Se restaurará la integridad territorial de Ucrania", clamó.

El máximo general de Ucrania comentó que él y el principal comandante del Ejército de los Estados Unidos en Europa habían discutido la guerra y que había recibido garantías de más apoyo de Washington.


Ceremonia y concierto

 

Krem2

Foto: NA-Reuters/Evgenia Novozhenina

La ceremonia de anexión de Putin se llevará a cabo en uno de los salones más grandiosos del Kremlin con las figuras prorrusas que Moscú considera líderes de las cuatro regiones ucranianas.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, agregó que Putin pronunciaría un discurso importante.

No dijo si el Presidente asistiría al concierto de la Plaza Roja, ya que hizo un evento similar en 2014 después de que Rusia proclamara que había anexado la región ucraniana de Crimea.

Ya se instaló una tribuna en la plaza de Moscú con pantallas gigantes de video y vallas publicitarias que proclaman "Donetsk, Lugansk, Zaporiyia, Kherson - ¡Rusia!"

Un asesor político del presidente ucraniano afirmó este jueves que la ceremonia "no tiene sentido legal" y que sería un "espectáculo de fenómenos del Kremlin".

Washington y la Unión Europea están listos para imponer sanciones adicionales a Rusia por el plan de anexión, e incluso algunos de los aliados tradicionales más cercanos de Rusia, como Serbia y Kazajstán, dicen que no reconocerán la medida. 

Putin advirtió que podría usar armas nucleares para defender el territorio ruso si fuera necesario y el jueves consideró que Occidente estaba listo para provocar "revoluciones de colores" y un "baño de sangre" en cualquier país, sin nombrar a ninguno específicamente.

Con decenas de miles de hombres rusos huyendo al extranjero para escapar del llamado militar de Putin, Finlandia cerró una de las pocas rutas restantes a Europa, diciendo que ya no permitiría que los rusos ingresen por tierra con visas de turista de la UE.

Más de la mitad de los rusos sintió temor o ansiedad después de conocer la convocatoria, según una encuesta publicada el jueves por el centro independiente Levada.

El jefe de la cámara alta del parlamento ruso señaló que la cámara podría considerar la incorporación de las cuatro regiones el 4 de octubre, tres días antes del 70 cumpleaños de Putin. 

Lo que Rusia presenta como una celebración se produce después de que Moscú haya enfrentado los peores reveses de la guerra, con sus fuerzas derrotadas en las últimas semanas en el noreste de Ucrania.

Algunos expertos militares afirman que Kiev está a punto de dar otra gran derrota, rodeando gradualmente la ciudad de Lyman, el principal bastión que queda de Rusia en la parte norte de la provincia de Donetsk.

Su caída podría abrir el camino para que las fuerzas ucranianas lancen ataques en franjas de territorio que Rusia ahora pretende anexar.

"La situación parece cada vez más precaria para las fuerzas rusas en Lyman, ya que las fuerzas ucranianas están a punto de aislarlas. Se avecina otra dolorosa derrota para las fuerzas de invasión rusas", escribió Carl Bildt, ex primer ministro sueco, en Twitter.

Hasta ahora, Kiev se abstuvo de revelar detalles de la situación en Lyman. El Ministerio de Defensa de Rusia sin embargo, informó que una ofensiva ucraniana en Lyman había fracasado, con 70 soldados muertos.


Paraguas nuclear

put

Foto: NA-Sputnik/Gavriil Grigorov/Pool vía REUTERS/Foto de archivo

Funcionarios del gobierno ruso avisaron que las cuatro regiones caerán bajo el paraguas nuclear de Moscú una vez que se hayan incorporado formalmente a Rusia.

Estados Unidos presentó un paquete de armas de 1.100 millones de dólares para Ucrania que eleva la ayuda de seguridad estadounidense a 16.200 millones de dólares.

El misterio siguió girando en torno a un aparente ataque a los gasoductos Nord Stream 1 y 2 bajo el Mar Báltico, construidos para llevar gas ruso a Europa aunque ya cerrados.

Al menos tres explosiones que enviaron cientos de miles de toneladas de gas metano a la superficie esta semana dejaron las tuberías gravemente dañadas, posiblemente de forma permanente. La guardia costera de Suecia reveló que encontró una cuarta fuga. Los países occidentales calificaron los incidentes de sabotaje sin llegar a culpar abiertamente.

Rusia, que negó su participación, dijo que los incidentes parecían actos de terrorismo patrocinado por el Estado y que los Estados Unidos saldrían  ganando.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina