Martes, 12 Octubre 2021 08:46

El influyente líder chiíta Moqtada al Sadr se impone en las elecciones en Irak

El renombrado político es un nacionalista y mantiene a raya a Irán. Sin embargo, el presidente del país vecino, Ebrahim Raisi, está enrolado en su línea islámica.

Moqtada al Sadr Moqtada al Sadr Archivo AFP-NA

El bloque del clérigo chiíta Moqtada al Sadr, mantenía la mayor cantidad de escaños en el Parlamento, según los resultados preliminares de las elecciones legislativas en Irak. El influyente líder marchaba a la cabeza en varias provincias del país, incluida Bagdad, por lo que sus seguidores bailaban y cantaban en la plaza capitalina Tahrir.

Como resulta tradicional en estos casos, banderas de Irak y amplias fotografías con el rostro del líder fueron llevadas por decenas de personas que celebraron los primeros resultados electorales.

La lista de candidatos de al Sadr encabeza los resultados preliminares, por encima de la lista de la Alianza Fatah, liderada por Hadi al-Ameri y compuesta por partidos afiliados a las Fuerzas de Movilización Popular, un grupo de milicias chiítas en su mayoría a favor de Irán.

Sin embargo, con el 94% de las urnas contadas, ninguno de los bloques políticos parece haber ganado una mayoría en el Parlamento. Esa circunstancia los obligará a negociar con otras colectividades para nombrar a un primer ministro, agrega la información.

Por otra parte, la participación en estos comicios anticipados fue de apenas el 41% del padrón electoral, por debajo del 44% en las elecciones de 2018, que fue un mínimo histórico. Si bien no ganaron la mayoría de los escaños, Moqtada al Sadr se perpetúa en el poder y por eso sus seguidores festejaron este 11 de octubre en la noche en las calles de Bagdad. 

La lista de al Sadr es, hasta ahora, la primera fuerza en el nuevo Parlamento, elegido durante las elecciones parlamentarias anticipadas que  lucharon por atraer votantes cansados del sistema iraquí y que se realizaron antes de lo previsto, en respuesta a las protestas masivas en 2019 que derrocaron al Gobierno. El chiíta, quien es una figura muy popular entre las clases más empobrecidas de Irak, aumentó los escaños de su movimiento en el parlamento de 329 miembros, pasando de 54 en 2018 a más de 70. 

Por su parte, los partidos kurdos obtuvieron 61 escaños, incluidos 32 para el Partido Democrático del Kurdistán, que domina el Gobierno de la región autónoma kurda de Irak y 15 para el partido Unión Patriótica del Kurdistán.  La coalición Taqaddum del presidente del Parlamento sunita, Mohammed al-Halbousi, obtuvo 38 escaños y la coalición Maliki's State Of Law ocupó el tercer lugar con 37 asientos. 

Desde 2003, año en que los Estados Unidos ocupó Irak, los grupos chiítas han dominado la escena política y la formación de Gobierno. "Moqtada representa la perfección, es nuestro padre, la mano derecha de Irak que luchó contra los Estados Unidos y el líder de los pobres", dijo Safaa, un iraquí que participó en la celebración en la plaza Tahrir este lunes.

Poco después del primer anuncio de los resultados, al Sadr transmitió un discurso en vivo en la televisión estatal reclamando la victoria y  prometiendo un Gobierno nacionalista libre de interferencias extranjeras. "Damos la bienvenida a todas las embajadas que no interfieran en los asuntos internos de Irak", dijo.

El líder chiíta, conocido por haber liderado la milicia que luchó contra la ocupación estadounidense que derrocó al dictador Saddam Hussein, se opone a cualquier tipo de injerencia en su país. Incluso, no ha dudado en criticar a Irán por estar envuelto dentro de la política iraquí. Pero fuera de ese nacionalismo, esta vez existe unidad religiosa en la región ya que Ebrahim Raisi, presidente de Irán, es chiíta.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA