Publicado el 14 de Julio de 2022 - 08:16 | Última actualización: 14 de Julio de 2022 - 09:11

El acuerdo para la exportación segura de cereales no alcanza para bajar la tensión entre Rusia y Ucrania

Un ataque con misiles a Vinnytsia que provocó la muerte de un niño entre 12 civiles, echó tierra sobre los progresos que se habían logrado en una mesa de negociación comercial.

Turquía publicó una fotografía de la reunión que muestra a las delegaciones rusa y ucraniana. Turquía publicó una fotografía de la reunión que muestra a las delegaciones rusa y ucraniana. NA-Reuters

Misiles rusos impactaron el jueves en la ciudad ucraniana de Vinnytsia, muy lejos del frente, en un ataque que según funcionarios ucranianos dejó al menos 12 muertos, incluido un niño pequeño.

El ataque, que según Ucrania también hirió a decenas, se produjo un día después de un avance en las conversaciones entre Moscú y Kyiv para desbloquear las exportaciones de cereales del país invadido y subrayó lo lejos que quedan los dos países de cualquier tipo de acuerdo de paz a pesar del progreso en esas negociaciones

Turquía anunció el miércoles un acuerdo con Ucrania, Rusia y las Naciones Unidas destinado a reanudar las mencionadas exportaciones bloqueadas por Rusia, lo que llegó a elevar las perspectivas de poner fin a un enfrentamiento que expuso a millones de personas al riesgo de hambre, analizó la agencia Reuters.

El ministro de defensa turco, Hulusi Akar, dijo que el acuerdo se firmaría cuando las partes se reunieran nuevamente la próxima semana e incluía controles conjuntos para controlar los granos en los puertos y Turquía para garantizar la seguridad de las rutas de exportación del Mar Negro.

LEE: Rusia-Ucrania: polémica por las diferentes posturas de los mediadores de la guerra

Turquía también establecerá un centro de coordinación con Ucrania, Rusia y las Naciones Unidas para las exportaciones de granos, amplió Akar.

Ucrania, que fue invadida por Rusia en febrero en lo que se convirtió en el mayor conflicto de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, había dicho anteriormente que un acuerdo parecía estar "a dos pasos" mientras que Turquía organizaba las conversaciones a cuatro bandas en Estambul.

La ONU destacó la negociación

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, destacó que se había dado un "paso fundamental" para reactivar las exportaciones de granos de Ucrania, pero advirtió que "ahora se necesitará más trabajo técnico para materializar el progreso de hoy".

"La próxima semana, con suerte, podremos tener un acuerdo final. Pero, como dije, todavía necesitamos mucha buena voluntad y compromisos de todas las partes", dijo a los periodistas en Nueva York.

Guterres agregó que aunque Rusia y Rusia se habían comprometido diplomáticamente, "para la paz todavía queda un largo camino por recorrer".

Supervisión

La agencia de noticias rusa Interfax citó a Pyotr Ilyichev, jefe del departamento de organizaciones internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, más temprano ese día diciendo que Rusia quería controlar e inspeccionar los buques de granos para descartar el contrabando de armas.

Mientras tanto, varias ciudades ucranianas informaron fuertes bombardeos rusos y, aunque no vincularon un acuerdo de granos con el progreso en las conversaciones para poner fin a la guerra, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, se mostró pesimista sobre las perspectivas de paz.

Más de 20 millones de toneladas de grano ucraniano están atrapadas en silos en el puerto de Odesa, en el Mar Negro, y decenas de barcos quedaron varados debido al bloqueo de Rusia, parte de lo que Moscú llama su "operación militar especial" en Ucrania, pero que Kiev y Occidente cuestionan como una guerra de agresión injustificada.

Las conversaciones, en Estambul entre funcionarios ucranianos, rusos, turcos y de la ONU, se llevaron a cabo a puerta cerrada en un lugar no revelado.

Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, había afirmado anteriormente que Moscú había presentado propuestas para resolver el problema de los cereales lo antes posible.

Los diplomáticos dijeron anteriormente que los detalles del plan que se discutió en las conversaciones del miércoles incluyeron los siguientes puntos: una idea para que los barcos ucranianos guíen los barcos de granos dentro y fuera de las aguas del puerto minado; Rusia aceptaría una tregua mientras se mueven los envíos; y Turquía, con el apoyo de las Naciones Unidas, inspeccionaría los barcos para disipar los temores rusos de contrabando de armas.

LEE: Una nueva ola de calor golpea a Europa Occidental por segunda vez en un mes

Turquía publicó una fotografía de la reunión que muestra a las delegaciones rusa y ucraniana sentadas una frente a la otra con cara de piedra, apuntó Reuters. Además de ser los principales proveedores mundiales de trigo, Rusia también es un gran exportador de fertilizantes y Ucrania es un importante productor de maíz y aceite de girasol. 

Por lo tanto, cerrar un trato para desbloquear las exportaciones se considera vital para la seguridad alimentaria, especialmente entre las naciones en desarrollo, y para estabilizar los mercados.

Rusia informó que avanzó en Donetsk 

Funcionarios ucranianos dijeron que Rusia bombardeó su provincia de Donetsk en forma sostenida, ya que ese es un punto que Moscú pretende capturar para completar su toma de la región industrializada de Donbas en el este de Ucrania. 

Gran parte de la región estaba controlada por separatistas, etiquetados como títeres rusos por Kiev, antes de la guerra, al punto de que Moscú nombró a dicha región como la República Popular de Donetsk y le otorgó autonomía, reconocida después por Siria.

La agencia de noticias estatal rusa TASS citó el miércoles a un funcionario separatista, Vitaly Kiselyov, diciendo que las fuerzas rusas y de terceros habían entrado en la ciudad de Siversk en la provincia de Donetsk y podrían tomarla en un par de días. No estaba claro sobre qué se basaba esa afirmación.

Rusia y sus fuerzas delegadas en el este de Ucrania han luchado previamente durante muchas semanas antes de capturar objetivos como las ciudades de Sievierodonetsk y Lysychansk.

Rusia también atacó 28 asentamientos en la región de Mykolaiv que bordea el Mar Negro, matando al menos a cinco civiles, según Kyrylo Tymoshenko, subjefe de la oficina presidencial de Ucrania.

Reuters dio cuenta de que no pudo verificar de forma independiente las cuentas del campo de batalla.

Cuando comenzaron las conversaciones de Estambul, el ministro de Relaciones Exteriores, Kuleba, reafirmó la postura general de Ucrania en la guerra y dijo en una sesión informativa que aún no había conversaciones de paz con Moscú y que ningún territorio sería cedido a Rusia en virtud de ningún acuerdo futuro. 

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina