Publicado el 16 de Junio de 2022 - 09:35 | Última actualización: 17 de Junio de 2022 - 15:51

Draghi, Macron y Scholz visitaron Kiev en apoyo a Ucrania

A esos tres líderes europeos se sumó el presidente Klaus Iohannis de Rumania, en una visita que fue considerada como "de alto perfil" por la prensa internacional.  

Por Noticias Argentinas
Emmanuel Macron Emmanuel Macron NA-France 24

El presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro de Italia, Mario Draghi y el canciller de Alemania, Olaf Scholz, visitaron Kiev en apoyo a Ucrania y se reunieron con Volodímir Zelenski.

A esos tres líderes europeos se sumó el presidente Klaus Iohannis de Rumania, en una visita que fue considerada como "de alto perfil" por la prensa internacional.

Después de llegar a Kiev con el sonido de las sirenas antiaéreas, los líderes de Francia, Alemania, Italia y Rumania se dirigieron a Irpin, que fue capturada y retenida brevemente por las tropas rusas junto con otras áreas cercanas a la capital. 

Macron observó el panorama de destrucción, condenó las masacres y dijo que había indicios de crímenes de guerra.

Denunció la “barbarie” de los ataques que devastaron Irpin y elogió el coraje de sus residentes y otros en la región que ayudaron a frustrar el intento de Rusia de invadir la capital.

La visita tiene un gran peso simbólico ya que las tres potencias de Europa occidental han enfrentado críticas por continuar interactuando con el presidente ruso, Vladimir Putin, y por no proporcionar a Ucrania la escala de armamento necesaria para defenderse de los rusos, subrayó la agencia Associated Press.

La visita se produce cuando los líderes de la UE se preparan para tomar una decisión los días 23 y 24 de junio sobre la solicitud de Ucrania de convertirse en candidato a miembro de la organización, y antes de una importante cumbre de la OTAN los días 29 y 30 de junio en Madrid.

Macron se defendió de las críticas

En Ucrania, Macron respondió a las críticas a la respuesta de Francia, incluido su reciente comentario de que Rusia no debería ser “humillada”, lo que enfureció profundamente a los ucranianos: insistió en que su país estuvo a favor de Kiev "desde el primer día”.

Su oficina también publicó una lista de las fechas de todas sus conversaciones con Zelenski, con quien habló por teléfono en 23 ocasiones desde que comenzó la guerra; contra 11 diálogos con Putin.

Las armas occidentales fueron clave para el sorprendente éxito de Ucrania al evitar que los rusos tomaran la capital, pero los funcionarios precisaron que se necesitará mucho más si quieren expulsar a las fuerzas de Moscú.

Los líderes también fueron criticados por no haber visitado Kiev antes como sí lo hicieron otros líderes europeos, desplazándose por vía terrestre.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, dijo durante la gira de Irpin que los patrocinadores de Ucrania reconstruirán "todo" con ayuda europea.

“Destruyeron las guarderías, los parques infantiles y todo será reconstruido”, dijo Draghi.

Macron, Scholz y Draghi, en representación de las tres economías más grandes de Europa, viajaron juntos a Kiev en un tren nocturno especial proporcionado por las autoridades ucranianas.

El presidente Klaus Iohannis de Rumania, que limita con Ucrania y  se constituyó en un destino clave para los refugiados ucranianos, llegó en un tren separado.

Después de ver Irpin, este último escribió en Twitter que “no hay palabras para describir la inimaginable tragedia humana y la horrible destrucción” y pidió que “todos los perpetradores rusos sean responsabilizados por el sistema de justicia penal internacional”.

Sonaron las sirenas

Varias sirenas de ataque aéreo sonaron mientras los líderes europeos estaban en su hotel preparándose para el resto de su visita, y las autoridades de Kiev instaron a las personas a buscar refugio. 

Scholz se había resistido durante mucho tiempo a viajar a Kiev, diciendo que no quería "unirse a la fila de personas que entran y salen rápidamente para tomar una foto". 

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina