| Última actualización:15 de Septiembre de 2022 - 00:19

"Dios no respalda la guerra", el descargo del Papa en una aparente crítica al patriarca ruso

En su segundo día en Kazajstán, Francisco se dirigió al Séptimo Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales, una reunión que reúne a cristianos, budistas, hindúes, judíos y musulmanes.  

"Dios no respalda la guerra", el descargo del Papa en una aparente crítica al patriarca ruso. "Dios no respalda la guerra", el descargo del Papa en una aparente crítica al patriarca ruso. NA-Reuters

El papa Francisco aseveró que Dios no guía a las religiones hacia la guerra, una crítica implícita al patriarca ortodoxo ruso Kirill, que respalda la invasión de Ucrania y boicoteó una conferencia de líderes religiosos.

En su segundo día en Kazajstán, Francisco se dirigió al Séptimo Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales, una reunión que reúne a budistas, hindúes, judíos, musulmanes y otras religiones, entre otros. 

Kirill debía haber asistido, pero se retiró, por lo que la Iglesia Ortodoxa Rusa (ROC) envió una delegación encabezada por su número dos, el metropolitano Anthony, quien luego se reunió brevemente con el Papa.

"Dios es paz. Él siempre nos guía por el camino de la paz, nunca por el de la guerra", dijo Francisco, hablando en una enorme mesa redonda en el Palacio de la Independencia, una enorme estructura moderna hecha de acero y vidrio en la capital de la antigua república soviética.

El Sumo Pontífice continuó: “Comprometámonos, pues, aún más a insistir en la necesidad de resolver los conflictos no por los medios inconclusos del poder, con las armas y las amenazas, sino por el único medio bendecido por el cielo y digno del hombre: el encuentro, el diálogo y la negociación paciente".

El Papa, quien a principios de este año dijo que Kirill no podía ser el "monaguillo" del presidente ruso Vladimir Putin, dijo en la conferencia: "¡Lo sagrado nunca debe ser un apoyo para el poder, ni el poder un apoyo para lo sagrado!".

Kirill brindó apoyo entusiasta a la invasión rusa de Ucrania, que el patriarca ve como un baluarte contra un Occidente que él llama decadente.

LEE: Rusia: diputados que pidieron la destitución a Putin por traición no podrán ejercer sus cargos

El encuentro aún es posible

Su postura provocó una ruptura con el Vaticano y desató una rebelión interna que ha llevado a la ruptura de los lazos de algunas iglesias ortodoxas locales con la Iglesia ortodoxa rusa.

El metropolitano Anthony declaró a los periodistas que su reunión con el Papa fue "muy cordial", pero dijo que el comentario del "monaguillo" de Francisco sobre Kirill "no era útil para la unidad de los cristianos" y que sorprendió a la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Anthony recordó que el Papa le dijo que quería tener una segunda reunión con Kirill. La primera fue en Cuba en 2016.

Francisco también resaltó que, si bien la violencia en nombre de Dios nunca estuvo justificada, los "virus" del odio y el terrorismo no serían erradicados sin antes acabar con la injusticia y la pobreza.

Dijo que la libertad religiosa era esencial para la coexistencia pacífica en cualquier sociedad y que ningún credo tenía derecho a obligar a otros a convertirse.

"Es hora de darse cuenta de que el fundamentalismo profana y corrompe todos los credos.  Liberémonos de esas nociones reduccionistas y destructivas que ofenden el nombre de Dios con dureza, extremismo y formas de fundamentalismo, y lo profanan con el odio, el fanatismo y el terrorismo, desfigurando también la imagen del hombre”, expresó el religioso.

Y añadió: “Mientras sigan proliferando la desigualdad y la injusticia, no habrá fin a los virus aún peores que el COVID: los virus del odio, la violencia y el terrorismo”.

Francisco, quien escribió un documento importante en 2015 sobre la necesidad de proteger el medio ambiente, dijo que los líderes religiosos tenían que estar en primera línea para llamar la atención sobre los peligros del cambio climático y el clima extremo, particularmente sus efectos en los pobres y vulnerables de la sociedad.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina