| Última actualización:15 de Septiembre de 2022 - 00:18

Rusia: diputados que pidieron la destitución a Putin por traición no podrán ejercer sus cargos

Los legisladores no están de acuerdo con las pérdidas militares en Ucrania y el daño a la economía del país que causan las sanciones occidentales.

Dmitry Palyuga Dmitry Palyuga NA-Reuters

Un grupo de políticos locales de San Petersburgo que pidió la destitución del presidente Vladimir Putin por la guerra en Ucrania se enfrenta a la probable disolución de su consejo de distrito tras el fallo de un juez el martes, reveló uno de los diputados.

Nikita Yuferev relató que el juez decidió que una serie de reuniones anteriores del consejo no habían sido válidas, allanando el camino para que el gobernador regional las disolviera.

Otro miembro del consejo, Dmitry Palyuga, declaró que el mismo tribunal lo multó con 47.000 rublos (780 dólares) por "desacreditar" a las autoridades al pedir la destitución de Putin. Los funcionarios de la corte no pudieron ser contactados por teléfono para hacer comentarios.

Cuatro miembros más del consejo local de Smolninskoye comparecerán ante el tribunal en los próximos dos días.

La semana pasada, un grupo de diputados del consejo apeló a la Duma Estatal para que presentara cargos de traición al Estado contra Putin y lo despojara del poder, citando una serie de razones que incluyen las pérdidas militares de Rusia en Ucrania y el daño a su economía por las sanciones occidentales.

Otro diputado local informó que 65 representantes municipales de San Petersburgo, Moscú y varias otras regiones habían firmado una petición que publicó el lunes pidiendo la renuncia de Putin.

LEE: Rusia gastó desde 2014 US$300 millones en influir en la política de unos 20 países

Si bien no representan una amenaza actual para el control de Putin en el poder, las medidas marcan raras expresiones de disidencia por parte de los representantes electos en un momento en que los rusos corren el riesgo de sufrir severas sentencias de prisión por "desacreditar" a las fuerzas armadas o difundir "información deliberadamente falsa" sobre ellas. 

Palyuga indicó a Reuters antes de la audiencia del martes que los llamamientos del grupo estaban dirigidos no solo a los liberales rusos sino también a "personas leales a las autoridades que comienzan a tener dudas cuando ven la falta de éxito del ejército ruso".

Confió en que esperaba que el número de esas personas aumentara después de la contraofensiva relámpago de la semana pasada en la que Ucrania expulsó a las fuerzas rusas de docenas de ciudades y recuperó una gran franja de territorio en la región nororiental de Kharkiv.

“Por supuesto, lo que está sucediendo ahora ha coincidido exitosamente con nuestra agenda. Muchas personas a las que les gustaba Putin están comenzando a sentirse traicionadas. Creo que cuanto más exitosamente opere el ejército ucraniano, más personas se volverán así”, remarcó.

Delgada línea 

La analista política rusa Tatiana Stanovaya dijo que el mayor riesgo para el Kremlin no radica en la protesta de los concejales en sí, sino en el peligro de responder con demasiada dureza.

"La reacción, o la reacción exagerada, puede causar más daño político al régimen que esta petición. Pero no tengo dudas de que todos los que firmaron la petición estarán bajo presión política", dijo Stanovaya, fundadora del proyecto de análisis independiente R.Politik.

Se iniciaron miles de casos legales contra personas acusadas de desacreditar al ejército, lo que generalmente conduce a multas por ofensas por primera vez, pero un concejal de distrito de Moscú fue encarcelado durante siete años en julio luego de ser declarado culpable de difundir información falsa. Varios otros periodistas y figuras de la oposición fueron acusados ​​y enfrentan posibles penas de prisión. 

Peskov 

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el martes que se toleraban los puntos de vista críticos, dentro de los límites de la ley. "Mientras permanezcan dentro de la ley, esto es pluralismo, pero la línea es muy, muy delgada, hay que tener mucho cuidado aquí", dijo. 

Ksenia Thorstrom, una concejala local de San Petersburgo que publicó la petición del lunes pidiendo la renuncia de Putin, dijo que era demasiado pronto para decir cómo resultaría la campaña.

"Pedir la renuncia de un político es absolutamente normal. No puede haber nada criminal en ello. Por supuesto que existe un cierto riesgo, pero mostrar solidaridad con nuestros colegas, políticos independientes que aún permanecen en Rusia, es mucho más importante", declaró ella a Reuters.

Putin no hizo caso a un asesor

El principal enviado de Vladimir Putin a Ucrania informó al líder ruso cuando comenzó la guerra que había llegado a un acuerdo provisional con Kiev que satisfaría la demanda de Rusia de que Ucrania se mantuviera fuera de la OTAN, pero Putin lo rechazó y siguió adelante. con su campaña militar, según tres personas cercanas al liderazgo ruso.

El enviado nacido en Ucrania, Dmitry Kozak, le dijo a Putin que creía que el acuerdo que había logrado eliminaba la necesidad de que Rusia siguiera una ocupación a gran escala de Ucrania , según estas fuentes.

Reuters informó por primera vez este miércoles sobre la recomendación de Kozak a Putin de adoptar el acuerdo. 

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina