Miércoles, 17 Noviembre 2021 08:33

Diálogos de alto nivel: China, Estados Unidos e Israel estrechan lazos

El presidente chino Xi Jinping dialogó por teléfono con su par israelí Isaac Herzog. Este martes, también se había comunicado con el mandatario norteamericano Joe Biden. 

Xi Jinping Xi Jinping NA-Xinhua/Huang Jingwen

China tomará la celebración del 30º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel el próximo año como una oportunidad para promover el desarrollo sostenido, saludable y estable de su asociación integral innovadora, aseguró el presidente chino, Xi Jinping, quien la víspera dialogó con su par de los Estados Unidos, Joe Biden.

En una conversación telefónica con su homólogo israelí, Isaac Herzog, Xi dijo este miércoles que China valora mucho sus relaciones con Israel y está dispuesta a trabajar con la contraparte para brindar más beneficios a sus pueblos.

Ese diálogo sucede al que Xi Jinping y Biden sostuvieron este martes, de manera virtual; el primero desde que el norteamericano llegó al cargo. Eso traza el rumbo del desarrollo de los lazos bilaterales y les inyecta ímpetu, a juicio de la agencia estatal china Xinhua.

China-Israel

Al señalar que tanto la nación china como la nación judía tienen una historia y una civilización consagradas, Xi dijo que las dos partes disfrutan de intercambios amistosos duraderos y que han dejado muchas historias conmovedoras que vale la pena recordar.

Desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China e Israel, dijo Xi, los dos países se han adherido a los principios clave del respeto mutuo por la soberanía y la no interferencia en los asuntos internos del otro.

Su relación ha logrado un desarrollo rápido y sólido y su cooperación pragmática en varios campos ha dado resultados positivos, agregó. Xi enfatizó que China e Israel tienen ventajas económicas complementarias y son totalmente capaces de llevar a cabo una cooperación mutuamente beneficiosa y de ganar-ganar.

Algunas empresas chinas han participado activamente en la construcción de infraestructura de Israel y muchas empresas innovadoras israelíes se han establecido y desarrollado en China, dijo Xi.

Tras señalar que las dos partes han construido conjuntamente proyectos emblemáticos como el nuevo puerto de Haifa, el Parque de Innovación China-Israel en Changzhou y el Parque de Innovación China-Israel en Shanghai, Xi dijo que la innovación se ha convertido en un punto culminante y un impulsor de las relaciones bilaterales.

China está dispuesta a profundizar la cooperación con Israel en campos como la ciencia y la tecnología, la agricultura y el cuidado de la salud, y a ampliar los intercambios y la cooperación con Israel en cultura, educación, turismo, deportes y otras áreas, a fin de sentar una base sólida para una opinión pública favorable entre los dos países, afirmó el presidente chino. Xi agregó que China da la bienvenida a Israel a participar activamente en la Iniciativa de Desarrollo Global.

China-Estados Unidos

La reunión de los dos jefes de Estado, la cual fue "franca, constructiva, sustancial y productiva", abordó asuntos de importancia estratégica, global y fundamental. Los dos países deben aprender a llevarse bien en la nueva era, y la propuesta de Xi sobre "tres principios", el respeto mutuo, la coexistencia pacífica y la cooperación de ganar-ganar, estimula las reflexiones, marca un comentario editorial del citado medio.

El respeto mutuo implica el respeto a los respectivos sistemas sociales y caminos de desarrollo, el respeto a los respectivos intereses esenciales y principales preocupaciones, y el respeto al derecho de ambos al desarrollo.

China sin duda defenderá su soberanía, seguridad e intereses de desarrollo, y es importante que los Estados Unidos maneje apropiadamente y con prudencia los asuntos pertinentes, como la cuestión de Taiwan. Cualquier complicidad y apoyo vinculados con las fuerzas que buscan la "independencia de Taiwan" al final tendrán un efecto de bumerán, advierte.

Aunque es natural que China y Estados Unidos tengan diferencias, la clave es gestionarlas de forma constructiva. Las dos economías más grandes del mundo no sólo deben buscar la coexistencia, sino también la "coexistencia pacífica" y mantener juntos la línea de no conflicto y no confrontación.

La importancia de los lazos China-Estados Unidos ha ido mucho más allá de los dos países y tiene implicaciones para el futuro del mundo. Durante la reunión, los dos jefes de Estado expresaron su oposición a la llamada "nueva Guerra Fría", lo cual es una señal positiva.

Se espera que Estados Unidos implemente el consenso y deje de trazar líneas ideológicas o de formar varias camarillas para reprimir a China.

Debido a que los intereses de China y Estados Unidos están profundamente entrelazados, es importante que los dos países cooperen en una amplia serie de ámbitos, incluyendo economía, energía, cooperación entre ejércitos, aplicación de la ley, educación, ciencia y tecnología, ciberespacio, protección ambiental e interacciones subnacionales, para generar beneficios para los pueblos de los dos países y el mundo.

Como lo dijo Xi durante la reunión "puede ser que la cooperación China-Estados Unidos no resuelva todos los problemas, pero son pocos los problemas que podrán resolverse sin la cooperación China-Estados Unidos".

El comentario abunda más adelante en que los dos países asumirán las responsabilidades de países importantes y encabezarán la respuesta mundial para hacer frente a asuntos urgentes, como la respuesta a la Covid-19, y a desafíos pendientes, como el cambio climático.

Dado su comportamiento de los últimos años, Washington tiene que emprender acciones concretas para demostrar que su llamado para el adecuado manejo de los lazos EEUU-China y la proclamación de que no buscará la contención de China son una elección estratégica, y no una estratagema táctica. Un Washington responsable también debe perseguir la cooperación de ganar-ganar con China de manera seria. Considerando sus economías gigantes y sus fortalezas complementarias, sería un lamentable desperdicio de grandes oportunidades y de recursos que China y Estados Unidos únicamente buscaran coexistir en paz.

Por otra parte, el mundo ha sido testigo en los últimos 50 años de que si cooperan, los dos países pueden hacer mucho para impulsar el desarrollo de ambos, mejorar el bienestar de sus pueblos y hacer del mundo un lugar mejor.

Como lo señaló Xi en la reunión de hoy, la cooperación China-EEUU puede no solucionar todos los problemas, pero son pocos los problemas que podrán resolverse sin la cooperación de las potencias. China y Estados Unidos son dos buques gigantes que navegan en el océano, que deben romper olas y seguir adelante juntos sin perder el rumbo ni la velocidad, y mucho menos chocar, insiste el comentario editorial de Xinhua.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA