Publicado el 07 de Junio de 2022 - 12:10 | Última actualización: 07 de Junio de 2022 - 13:48

Empresarios coincidieron en la necesidad de generar acuerdos públicos-privados sobre la base de reglas de juego claras

En AEA, los referentes del mundo empresarial expresaron su mirada de buscar una visión de país compartida que permita mayor desarrollo, oportunidades e inversión.

Por
Alberto Hojman, de BGH, Héctor Magnetto, del Grupo Clarín y Luis Pagani, de Grupo Arcor conformaron el primer panel. Alberto Hojman, de BGH, Héctor Magnetto, del Grupo Clarín y Luis Pagani, de Grupo Arcor conformaron el primer panel. Foto NA: JUAN VARGAS

La Asociación Empresaria Argentina (AEA) celebra 20 años en una jornada que reúne a los principales empresarios del país, bajo el lema “El sector privado es el factor clave para el desarrollo”.

En el primer panel participaron los empresarios Alberto Hojman, de BGH, Héctor Magnetto, del Grupo Clarín, y Luis Pagani, de Arcor. Los ejecutivos coincidieron en marcar la necesidad de generar acuerdos entre el sector público y privado sobre la base de reglas de juego claras, que permitan encontrar una mirada compartida para potenciar las posibilidades que tiene el país.

La exposición arrancó con Magnetto, que señaló que “en la Argentina no hay razones físicas ni geográficas que expliquen por qué una empresa, un inmueble o un salario están tan devaluados, sino que hay básicamente razones políticas, institucionales y económicas”.

A partir de ese diagnóstico, expresó que “para crecer debemos producir más bienes y servicios, y para ello se necesita ante todo inversión privada y rentable. La misma requiere de estabilidad macroeconómica y jurídica, de respeto al derecho de propiedad, y de su efectiva división de poderes, y ante todo, de una clara y tenaz decisión política, acompañada de los acuerdos necesarios para llevarla adelante”.

Al referirse al ámbito de su especialidad, Magnetto señaló que “sin conectividad es difícil mantener una conversación pública, libre y plural, sin libertad de expresión es imposible. Los últimos 16 años en el mundo han sido de declinación democrática”. También remarcó que “el libre flujo de información también requiere que sea de calidad” y considero que “las redes sociales no reemplazan la búsqueda profesional de información”

En cuanto a los costos que requiere la profesión indicó que “hacer periodismo fue, es y será costoso, el desafío es ir encontrando un modelo de sustentabilidad global”, a la par que afirmó que “el reto es no quedar atrapados en el ruido de la desinformación”.

Luis Pagani, sucedió en el uso de la palabra al CEO del Grupo Clarín, y manifestó que “entre el sector público y privado tenemos que hacer un plan estratégico de país para ver qué lugar quiere ocupar Argentina en el mundo”.

Además consideró que “el sector privado y de la producción tenemos que estar muy cerca de la educación porque se va a requerir de ciertas capacidades técnicas para muchos de los desafíos que van a presentar ciertas industrias, por lo que en eso deberíamos trabajar para que la persona tenga una salida laboral”.

LEE: Alberto Fernández: "No logramos que nuestros productores desacoplen los precios internacionales de los internos"

El titular de Arcor, consideró que “Argentina tiene un momento único para el campo de la agroalimentación”, a partir de las condiciones internacionales que han derivado de la guerra entre Rusia y Ucrania. A su vez, indicó que “en grandes partes del mundo podemos ver una amplia variedad de vinos de alta gama y de quesos de industria nacional, que son parte del desarrollo de los últimos años” y aseguró que “ese es el norte que nos tiene que guiar”.

Sin embargo, también hizo hincapié en que “en los últimos años nuestra participación en el comercio internacional ha venido en retroceso”. En 1948 el aporte argentino al extranjero alcanzaba el 2,64%, mientras que en 2020 llegó apenas al 0,27% del comercio mundial.

Hojman, por su parte, indicó que “la Argentina tiene todas las condiciones necesarias para salir adelante. Un enorme potencial en sus recursos naturales, buena capacidad tecnológica y excelentes recursos humanos, pero no es suficiente, hace falta confianza”.

En ese sentido, señaló que en su criterio, “la tendencia del equilibrio fiscal, la generación de mayor flujo de exportaciones y aumento de inversiones sólo es posible si hay confianza. Para eso tiene que haber una visión razonablemente compartida y una estrategia de país para los próximos años. No es muy eficiente que con cada nuevo gobierno se cambien las reglas del juego”.

El presidente del Grupo BGH, reclamó un “acuerdo político mayoritario, para poder hacer las reformas impositiva, fiscal y laboral” y propiciar una “base de entendimiento que tenga por lo menos 10 años”, que genere “un ambiente propicio para invertir y dar mayores oportunidades laborales”. A su entender, “con confianza entramos en círculo virtuoso”, lo contrario a lo que ha sucedido en los últimos 50 años, donde “la volatilidad ha sido el común denominador”. En relación a esa realidad aseguro que “es muy difícil desarrollarse en este contexto, solo la resiliencia del empresario argentino nos permite salir adelante”.

NA - Buenos Aires, Argentina