| Última actualización: 17 de Diciembre de 2022 - 08:09

El elevado precio de la carne hizo que ni la final del Mundial lograra repuntar la venta de asado

Temperaturas agradables, cielo despejado y el fútbol de la Scaloneta son elementos que maridarían perfecto con el típico plato argentino, pero por la crisis no se dará ese combo.

Por
La parrilla, cada vez menos utilizada en la vida social de los argentinos. La parrilla, cada vez menos utilizada en la vida social de los argentinos. Foto: NA/Mariano Sánchez

La final del Mundial de Qatar 2022 entre la Selección argentina y la de Francia tendrá un escenario ideal para las juntadas familiares o entre amigos, pero los elevados precios de la carne harán que en ese combo no entre el cada vez menos tradicional asado.

Para el mediodía del domingo, momento en que se jugará el trascendental partido de la Scaloneta, se esperan temperaturas agradables y un cielo despejado, por lo que todo acompañará para que la gente se reúna para alentar a los jugadores argentinos.

LEE: Cómo estará el clima el día de la final del Mundial

Pero, como viene sucediendo desde hace varios años, en el menú no figurará uno de los cortes vacunos más destacados para el paladar argentino: el asado.

"Viene muy tranquilo el tema de las ventas: no levantaron ni con la final del Mundial. La gente se está guardando para las Fiestas" de fin de año, lamentó el presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Wiliams.

Asado_carnicería.jpg

Foto NA/Marcelo Capece

En diálogo con NA, el referente sectorial señaló que de cara al importantísimo duelo en el Estadio de Lusail "se mueve un poco de asado, de vacío, pero nada más".

LEE: Advierten que más de un cuarto del precio del pan, la carne y la leche son impuestos

"No cabe duda de que es por los precios, que son un disparate", se quejó Williams, quien comentó que "cuando la gente va a la carnicería compra pedacitos de carne".

En la Argentina se consumió un promedio de 47,8 kilos de carne vacuna por habitante en 2021: fue la menor cantidad de consumo cárnico desde 1920.

Además, la compra de este alimento registra un descenso desde hace 20 años y entre los factores que contribuyen a esa caída se encuentran el aumento de precios de los cortes más populares y, al mismo tiempo, la baja del salario real.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina