Publicado el Sábado, 26 Marzo 2022 11:19

Cedears de ETFs: rendimiento, alcance y proyección a dos meses de su lanzamiento

Analistas dialogaron con NA sobre la nueva herramienta que se incorporó al mercado local a principios de año.

Los Cedears de ETFs se lanzaron al mercado argentino a principios de año. Los Cedears de ETFs se lanzaron al mercado argentino a principios de año. NA: Daniel Vides.

A mediados de enero, el mercado financiero argentino incorporó a los Cedears de ETFs, como una nueva herramienta dentro de su operatoria. A dos meses de su irrupción en la plaza local, especialistas analizan su comportamiento, alcance y proyección a futuro.

Los Cedears de ETFs son papeles de fondos de inversión que tienen la particularidad de cotizar en bolsa y que están compuestos por otros activos, como acciones, bonos, commodities e incluso hay algunos que replican índices, lo cual permite una gran diversificación de la inversión con un monto bajo. Pueden ser adquiridos en pesos y están al alcance de minoristas.

A poco más de dos meses de su lanzamiento, el nuevo instrumento presentó un destacado rendimiento en las primeras jornadas, pero luego se vio menguado a causa de la volatilidad impulsada por el contexto internacional.

Los analistas consultados por NA coincidieron en el interés que despertaron en el mercado. Sabrina Corujo, Directora de PPI, sostuvo que “la combinación de la diversificación que ofrecen estos activos (facilitando incluso la exposición al mercado internacional) y su operatoria en pesos, como la cobertura que permiten contra el movimiento del tipo de cambio, despertaron el interés de los inversores locales”. En ese sentido, añadió “que además, tenían sed de instrumentos nuevos, en un mercado de oferta limitada y regulaciones que ciñen las opciones de dolarización”.

LEE MÁS: El Gobierno oficializó la suba del salario mínimo y de la prestación por desempleo

Damián Vlassich, analista de Research de IOL invertironline, destacó que “el interés que generaron estas alternativas de inversión fue significativo”, y recordó la buena performance inicial señalando que “durante el primer día en que salieran al mercado, el ETF que replica al principal índice estadounidense (S&P500) logró cuadruplicar el volumen operado de YPF y Grupo Financiero Galicia, dos de las acciones más representativas del Merval. Mientras que, en su segundo día, el ETF del S&P500 superó los 1.000 millones de pesos en volumen operado, creciendo más de un 15% respecto del primer día”.

En relación al volumen operado actualmente, Corujo indicó que “sólo tres concentran alrededor del 60% (el SPY, XLE y QQQ). Mientras que, a nivel general, estos instrumentos representan en promedio el 8% de lo negociado en renta variable. Es más, haciendo un doble clic, en el último mes los Cedears de acciones y de ETFs explican poco más del 70% de este monto. Dejando menos del 30%, en consecuencia, para las acciones locales”.

Vlassich, por su parte, expresó que “a pesar del gran primer boom inicial, no podemos dejar de resaltar que actualmente, el volumen operado se encuentra en torno a los 100 millones de pesos (de acuerdo al cierre del miércoles 23 de marzo). Si bien parece un número bastante menor, es suficiente para situar al SPY (tal es su ticker) entre los 5 CEDEARs más operados”.

LEE MÁS: Desconfianza en Wall Street: creen que Argentina no podrá cumplir con el FMI y que el acuerdo sólo evita el default

Los ETFs que más rindieron

Los ETFs que registraron un rendimiento positivo en lo que va del año son únicamente dos de los 9 disponibles en el mercado local. “Uno de ellos es el XLE, fondo conformado por empresas del sector energético, y  otro es el EWZ, fondo compuesto íntegramente por compañías brasileñas. Ambos registran actualmente un crecimiento en torno al 14% y 22% respectivamente”, precisó Vlassich.

Corujo coincide y explica que esto se debe a causa del contexto internacional, que propició “la selectividad”, de la mano de XLE y EWZ, que se impulsaron debido a que “el sector de energía va atado a un precio del petróleo que sube +45% en el año; y Brasil favorecido, entre otras cosas, por la suba reciente de los commodities”.

Continuando en esa línea, Vlassich apelo a la incidencia del mercado norteamericano al señalar que “no podemos dejar de mencionar que el 2022 tuvo un inicio turbulento para los principales mercados estadounidenses. Luego de que alcanzaran máximos los primeros días de enero, los tres principales índices del mercado norteamericano, S&P500, Nasdaq y Dow Jones tuvieron una fuerte corrección que se extendió hasta los primeros días de marzo donde acumularon caídas desde el 10% hasta el 21% en el caso de las tecnológicas”.

LEE MÁS: Alberto Fernández celebró el cierre del acuerdo con el FMI: "No pagar nos conducía a un default"

Asimismo añadió que “a eso le tenemos que agregar que, en simultáneo, se produjo una fuerte apreciación del tipo de cambio (tomando como referencia el tipo de cambio libre CCL), el cual luego de llegar a tocar máximos cercanos a AR$ 230 recortó su valor en un 18% y retomo una cotización cercana a los AR$ 190. Esta situación provocó que los ETFs de CEDEARs se vieran impactados por partida doble, por un lado por la fuerte corrección experimentada en Estados Unidos y por otro por la valorización del peso”.

Escenario futuro

Ambos analistas concordaron en marcar a la volatilidad como eje del rendimiento de la flamante herramienta del mercado financiero nacional.

Corujo manifestó que “creemos que la volatilidad seguirá siendo una característica hasta que el escenario externo se despeje. Las tensiones geopolíticas, el retiro de los estímulos puestos (monetarios y fiscales) en marcha durante la pandemia y el impacto de los mismos sobre el crecimiento, y las presiones inflacionarias crecientes serán factores que mantendrán la incertidumbre y podrá pesar por momentos sobre las cotizaciones. Manteniendo en este marco la rotación de de acciones growth a value, y por ende la importancia de sostener una selectividad creciente a la hora de armar una posición”.

LEE MÁS: La Hora del Planeta: ¿qué es y cuándo se celebra?

Vlassich, en tanto, expresó que “proyectamos un año marcado por la volatilidad, donde la extensión del conflicto bélico será una de las variables a mirar de cerca sin lugar a dudas”. Además indicó que “por otro lado, también tendremos que poner foco en la política monetaria que lleve adelante la Reserva Federal”, señalando que “si bien, la primera suba de tasas ya fue convalidada durante el último Comité Abierto realizado en el mes de marzo, y Jerome Powell, comunicó la hoja de ruta para los próximos meses (debemos esperar al menos 6 subas adicionales), no descartamos que esto pueda generar ruido en un futuro”.

En este sentido, aseguró que “vemos valor en el ETF del sector financiero, XLF. El fondo en cuestión fue castigado durante los primeros meses, por lo que tiene recorrido hasta retomar los máximos más recientes, lo cual podría llegar a alcanzar con el impulso provisto por el contexto de suba de tasas. Justamente por esto mismo es que consideramos tener precaución en tomar exposición al ARKK, fondo compuesto por empresas tecnológicas con un perfil innovador”. Al respecto aclaró que “este ETF pondera empresas fuertemente disruptivas, pero que todavía se encuentran en una etapa incipiente en cuanto al desarrollo de sus tecnologías y que, en muchos casos todavía son compañías que no generan ganancias".

En esa línea, señaló que “este tipo de sectores en un contexto marcado por una Fed agresiva, se ven afectados ya que la suba de tasas afecta de forma directa a su valuación”. Por último, expresó que “más allá del rally del petróleo, consideramos que un perfil agresivo debería mantener una posición en el XLE, ya que es un activo que reacciona fuertemente ante cualquier noticia respecto del conflicto Ruso”.

Buenos Aires, NA
Última actualización: Sábado, 26 Marzo 2022 12:04