| Última actualización:10 de Septiembre de 2022 - 12:52

"El beso": la última victoria más recordada de River en la Bombonera

El Millonario se impuso por 1 a 0. Volvió a ganar después de una década y se subió a la cima del certamen para luego consagrarse campeón. 

Por
Cavenaghi enmudeció a la Bombonera luego de 10 años Cavenaghi enmudeció a la Bombonera luego de 10 años FOTO:NA

Aquella tarde del 16 de mayo de 2004, River jugó el encuentro con el corazón caliente y la mente fría, esto le permitió llevarse el triunfo frente a Boca por 1 a 0 en la Bombonera con total justicia, le sacó el invicto a su eterno rival, y no solo lo bajó de la punta sino que también le refregó en la cara su condición de nuevo líder del campeonato.

El encuentro fue válido por la decimocuarta fecha del Torneo Clausura 2004, River se alzó con la victoria gracias a un gol de Fernando Cavenaghi, de cabeza, a los 37 minutos de la primera etapa.

FcPLjX3XEAINgp-.jpg

Durante el encuentro, el árbitro Sergio Pezzotta expulsó a José María Calvo y a Carlos Tevez en Boca, a los 3 y 36 minutos de la segunda mitad, y a Eduardo Tuzzio, en River, a los 37 del mismo período.

Con este triunfo, el conjunto que comandaba Leonardo Astrada se trepó a la punta del certamen, con 32 unidades, una más que Boca, y a partir de ese momento dependió de si mismo en la batalla por el título, que finalmente terminaría coronando el 27 de junio con el Xenieze a cuatro puntos de distancia.

LEE: Enrique Hrabina analizó el Superclásico: "Si Boca sale con la actitud que tiene que salir, será un gran partido"

River llegó aquella jornada con la obligación de ganar para evitar que su eterno rival se le escapara rumbo a la corona o, en el mejor de los casos, mantuviera la ventaja que ostentaba, que era de dos puntos.

El "Millonario" pasó de la obligación a la acción y salió a la cancha decidido a comerse el invicto de Boca, que jugó realmente mal por momentos y fue apenas una sombra del equipo tan temido que asfixiaba a sus rivales.

Esa tarde, River, con un atildado planteo táctico, le manejó la pelota en la zona media y le generó una tremenda cantidad de ocasiones de gol, especialmente en el segundo tiempo, ya cuando Boca lucía desesperado.

En este sentido, el hecho de que Boca perdiera la compostura sobre el final del partido habla a las claras de lo mal que la había pasado, al verse superado por un rival que además de jugar mejor lo complicó en serio.

LEE: "El empujón a la promoción": el último triunfo de Boca más recordado en la Bombonera frente a River

El conjunto "xeneize" tuvo sólo una jugada clara de gol en el primer tiempo, aunque también se podría decir en todo el encuentro. Fue a los 6 minutos: tras una asistencia de Fabián Vargas, Matías Donnet quedó cara a cara con Germán Lux, pero le pegó de forma defectuosa a la pelota, y el guardameta visitante contuvo sin grandes dificultades su remate.

El doble "cinco" que el "Jefe" Astrada puso en la cancha -con Javier Mascherano y Claudio Husaín- se constituyó en una barrera infranqueable para los mediocampistas boquenses, que casi nunca pudieron marcar el ritmo del juego.

El "gladiador" Raúl Cascini, sin la fuerza ni el despliegue de otras batallas, pasó inadvertido -salvo por alguna patada-, Diego Cagna jamás encontró la pelota y además dejó libre a Cavenaghi en el gol "millonario".

En una primera etapa que los equipos se dedicaron más a mostrar los dientes que a desplegar su juego, a los 37 minutos Marcelo Gallardo lanzó el tiro de esquina en el área boquense, Husaín se quitó de encima a Vargas, metió la pelota al medio de cabeza y Cavenaghi, entrando por el segundo palo, anotó el 1 a 0, con un implacable frentazo.

cavenaghi-gol-bombonera-oleima20110506-0096-13-9086240464.jpg

Ya en el complemento con ambos equipos cargados de amonestaciones, River tuvo varias ocasiones para estirar cifras, aunque no lo logró, mientras que Boca lo pagó caro ya que desde el inicio sufrió la expulsión de Calvo por doble tarjeta amarilla.

El "Xeneize" se dejó comer la cabeza por su propio nerviosismo con el correr de los minutos y a los 36 vio la tarjeta roja "Carlitos" Tevez, por aplicarle una terrible patada al zaguero Horacio Ameli. De todos modos, en la jugada siguiente se fue a las duchas Eduardo Tuzzio, que se estaba luciendo en el fondo, por un golpe a Cángele, y el Superclásico finalizó diez contra nueve, a favor del equipo ganador.

La siguiente es la síntesis del encuentro:

Torneo Clausura 2004
Boca (0) - (1) River.
Estadio: Alberto J. Armando (La Bombonera).
Árbitro: Sergio Pezzotta.

Boca: Roberto Abbondanzieri; José María Calvo, Rolando Schiavi, Nicolás Burdisso y Clemente Rodríguez; Matías Donnet, Raúl Cascini, Fabián Vargas y Diego Cagna; Guillermo Barros Schelotto y Carlos Tevez. DT: Carlos Bianchi.

River: Germán Lux; Ariel Garcé, Horacio Ameli, Eduardo Tuzzio y Ricardo Rojas; Claudio Husaín, Javier Mascherano, Luis González y Marcelo Gallardo; Fernando Cavenaghi y Marcelo Salas. DT: Leonardo Astrada.

Gol en el primer tiempo: 37m Cavenaghi (R).

Cambio en el primer tiempo: 7m Maximiliano López por Salas (R).

Cambios en el segundo tiempo: 12m L.Perea por Cagna (B); 24m D.Montenegro por Gallardo (R); 25m F.Cángele por Barros Schelotto (B) y N.Cardozo por Cascini (B); 38m C.Nasuti por Cavenaghi (R).

Incidencias en el segundo tiempo: 3m expulsado Calvo (B); 36m expulsado Tevez (B); 37m expulsado Tuzzio (R).

Recaudación: 449.936 Pesos.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina