| Última actualización: 30 de Noviembre de 2022 - 09:04

El arte de vanguardia ucraniano se refugia de la guerra en Madrid

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de España asociado con el Museo Nacional de Arte de Ucrania trasladó secretamente decenas de obras de arte ucranianas de vanguardia para una muestra sin igual y una demostración de apoyo al país desgarrado por la guerra.

Parte de la muestra en el Museo Thyssen-Bornesmiza de Madrid, España Parte de la muestra en el Museo Thyssen-Bornesmiza de Madrid, España REUTERS/Juan Medin.

El arte ucraniano encontró un refugio en Madrid, España, donde una retrospectiva sobre las piezas artísticas vanguardistas del país a principios del siglo XX muestra obras poco conocidas por el gran público y les ofrece un asilo seguro lejos de las bombas.

El martes, el Museo Thyssen-Bornemisza de la capital española inauguró la exposición "En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1900-1930". En ella se muestra una colección de unas 70 obras de arte de diversos formatos que representan diferentes tendencias, desde el arte figurativo hasta el futurismo y el constructivismo.

5312aeb67523bef7e1bc4a91f741f5a3.jpeg

Además de rendir homenaje a un periodo poco conocido de la historia del arte ucraniano, la exposición adquiere especial relevancia en medio de la actual invasión rusa del país.

"Queríamos hacer algo para mostrar el arte ucraniano, pero también sacar el arte ucraniano de Ucrania y traerlo a Europa y a la seguridad", dijo a Reuters Katia Denysova, una de las tres comisarias de la exposición.

LEER MÁS: "Reconocer a Rusia como Estado patrocinador del terrorismo podría ser contraproducente"

Denysova, quien describió su viaje fuera de Ucrania como una "odisea", dijo que el transporte de las obras a través de un país en guerra hasta la Unión Europea se topó con numerosos problemas.

Entre ellos, el cierre temporal de las fronteras en respuesta al impacto de un misil perdido en la vecina Polonia, que desató el temor a una escalada de la guerra hace dos semanas.

GXNCR3DT4ZID4SMQLPANU3ABJE.jpg

Cuando los comisarios vieron que las obras habían llegado a España sanas y salvas, se sintieron "más que encantados", añadió Denysova.

Ahora espera que el arte ucraniano de vanguardia cuente al público una historia de creación y resistencia.

"Es una parte integral de nuestro patrimonio, de nuestra cultura en Ucrania. Esto es por lo que los ucranianos están luchando ahora".

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina