Publicado el Jueves, 27 Enero 2022 13:19
Por Antonio D'Eramo

Un mecánico fue aplastado por la nariz de un avión en el Aeropuerto de Morón y “está vivo de milagro”

Así lo afirman dos de sus compañeros. Los pilotos no se encontraban en el lugar en el momento del accidente y el jet privado tenía un antecedente de problemas en el tren de aterrizaje.

Un mecánico fue aplastado por la nariz de un avión en el Aeropuerto de Morón y “está vivo de milagro”

La aeronave es un  modelo Fairchild Metroliner III que suele ser utilizado por gobernadores, funcionarios y empresarios  para realizar  vuelos regionales. Posee 19 plazas, con cabina presurizada, es un avión bimotor y turbohélice, diseñada por  Swearingen Aircraft y construida desde 1972 por la compañía Fairchild.

El accidente que pudo terminar con la vida de manera inmediata del mecánico que quedó aplastado y fue rescatado con varias costillas fisuradas, sucedió, el 26 de enero, cuando el tren de aterrizaje delantero de la nave Metroliner III matrícula  LV-VDJ colapsó y cayó sobre el técnico aeronáutico, de 57 años de edad, que se encontraba revisando una falla en una de las ruedas del tren delantero.

Los pilotos habían decidido ir a almorzar mientras los operarios de pista realizaban las reparaciones cuando se produjo el desplome de la nariz de la nave que pertenece a la empresa Dos Mil Aerosistema S.A. que había  registrado un antecedente por un  aterrizaje forzoso, del año 2020, que terminó con la nave fuera de la pista y pasajeros aterrados pero ilesos.

Expertos aeronáuticos expresaron a NA que “el piloto se subió al avión y al poner en marcha no le funcionaba el interruptor master switch, que apaga y enciende el sistema eléctrico. El master suele ser dual, un interruptor para la batería (BAT) y otro para el alternador (ALT). El objetivo de un interruptor, solo para el alternador, es poder aislarlo en caso de que ser averíe”.

El piloto a cargo, delegó la supervisión técnica a tres mecánicos y se fue a almorzar cuando fue interrumpido por la noticia que uno de los trabajadores había quedado aplastado por el avión cuando revisaba el tren delantero de aterrizaje.

LEER MÁS: Mendoza: conmoción por un alud que causó la muerte de un padre y sus dos pequeñas hijas

Se trata de  un avión con  un diseño estilizado, de nariz roma, y que ha sido utilizado para fines militares en los  Estados Unidos bajo la denominación Fairchild C-26 Metroliner. Si bien no desarrolla velocidades superior al sonido es una nave ágil que vuela a 460 km por hora y tiene un alcance de 3750 km.

La serie Metro, y en  particular la Metro III, es muy utilizada pero tienen una  foja de accidentes destacados.

Por citar algunos alrededor  del mundo. El 3 de mayo de 2005, un Metro III que operaba un vuelo de carga como el vuelo 23 de Airwork se partió en el aire y se estrelló cerca de Stratford, Nueva Zelanda. Ambos tripulantes murieron.

Otro accidente fatal se produjo el  7 de mayo de 2005, un Transair Metro 23 se estrelló cerca del río Lockhart, al norte de Cooktown, Queensland en Australia. Un total de 15 personas murieron en lo que es, a diciembre de 2009, el peor accidente aéreo en Australia desde la década de 1960.

En España, el 10 de febrero de 2011, el,  vuelo 7100 de Manx2, un Metro III propiedad de la aerolínea española Air Lada que operaba en nombre de Manx2, estaba en un vuelo desde Belfast, Irlanda del Norte, a Cork, Irlanda. La aeronave se estrelló al aterrizar en la niebla, provocando la muerte de las seis personas a bordo.

El 10 de noviembre de 2013, un Metroliner operado por Bearskin Airlines con el número de vuelo JV311, se estrelló en la aproximación final a su destino en Red Lake, Ontario, Canadá, en ruta desde Sioux Lookout, Ontario. La aeronave experimentó una falla casi total del motor izquierdo a 500 pies que, combinado con la aeronave en la configuración de aterrizaje, causó una pérdida de velocidad que resultó en una situación irrecuperable. Los sistemas de seguridad para ayudar en el manejo con un motor fuera no se activaron porque el motor no se apagó por completo; el escenario proporcionó información contradictoria a los pilotos que no tuvieron tiempo de identificar la naturaleza de la falla. Dos miembros de la tripulación y tres pasajeros murieron en el accidente.

En Argentina, el 6 de junio de 2012, un metro SA227-C,  en ruta desde Montevideo a Ezeiza, se estrelló en el Río de la Plata cerca de la costa de Montevideo al sur de la Isla de Flores. Estaba registrado como CX-LAS, operando un vuelo de carga en nombre de DHL.

LEER MÁS: Los camioneros varados en Cristo Redentor hablan de un irónico “apoyo moral” de un Moyano ausente

Mientras que  un Metro III, tuvo problemas al aterrizar en el  aeropuerto de Mendoza, el 5 de noviembre de 2020, cuando se registró una excursión de pista de la aeronave SA227-AC Metro III, cuando estaba realizaba su maniobra de aterrizaje.

Los primeros informes oficiales del reciente accidente en Morón indican que la aeronave sufrió daños considerables en su tren de aterrizaje, sin que se registraran pérdidas humanas. Este avión Swearingen SA227-AC Metro III, matrícula LV-VDJ, pertenece a la empresa Dos Mil Aerosistema S.A

Fuentes del Ministerio de Defensa de la Nación precisaron que el accidente en Morón, sucedió “en el sector civil del aeropuertoLas causas del hecho están en proceso de investigación, aunque desde el sector gremial aeronáutico explicaron que podría tratarse de una “falla de coordinación” en el trabajo la que generó que el tren delantero se precipitara sobre el técnico.

La nave que se desplomó sobre el operario,  tiene un peso total de 4309 kilos. Demás está decir que no fue esa la cantidad de kilos que cayó sobre el trabajador sino el resultado de su estado de salud hubiera sido mortal. Lo golpeó el tren delantero, que no es poca cosa, pero que fue la condición necesaria para que se hable de milagro por estas horas.

Escrito por
Buenos Aires, NA
Última actualización: Jueves, 27 Enero 2022 15:33