Publicado el 27 de Enero de 2022 - 11:44 | Última actualización: 27 de Enero de 2022 - 19:21

Mendoza: conmoción por un alud que causó la muerte de un padre y sus dos pequeños hijos

Entretanto, la madre y otra hija evolucionan favorablemente y permanecen alojadas en una sala común del Hospital Central, con asistencia psicológica.

El accidente se dio en el marco de las lluvias que azotaron a Mendoza. El accidente se dio en el marco de las lluvias que azotaron a Mendoza.

En el contexto de las fuertes tormentas que esta semana azotaron la provincia de Mendoza, un hombre de 42 años junto a sus dos hijos, 6 y 11 años, murieron este miércoles por la noche en medio de un alud, luego de que el auto en el que viajaban fue arrastrado por el agua.

A su vez, otras dos mujeres que se encontraban en el vehículo, una adolescente de 17 años identificada como Kiara Caliva, y la madre de las chicas, Anahí Olivares, se encuentran internadas en el Hospital Central de la capital mendocina, con asistencia psicológica por shock que les habría causado lo sucedido.

Lee más: Una fuerte tormenta en Mendoza generó desastres y dejó un muerto

El hecho ocurrió anoche en medio de una fuerte tormenta y alud en avenida Los Cóndores sin número, pasando el puente de la ruta 7, en la localidad de Potrerillos, en el departamento de Luján de Cuyo, cuando la familia se trasladaba a bordo de un Ford Fiesta conducido por Oscar Alfredo Caliva, de 42 años, cuyo cuerpo apareció esta mañana a 4 kilómetros del lugar de la tragedia, en la que también fallecieron sus hijos Maku y Alika, de 6 y 11 años respectivamente.

"Esta gente fue sepultada al 50 por ciento del cuerpo en medio de agua, lodo y piedra", relató esta mañana un vecino desde el lugar del alud. En declaraciones radiales, Ariel Rodríguez añadió: "Estaban enterradas, compactadas con tierra, barro, y otra joven agonizando, sufriendo. Tratamos de sacarlas, pero después de una hora de esfuerzo humano no pudimos". Según su relato, "el conductor cruzó en ese momento crucial que se desató el alud y lo arrastró la corriente".

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina