| Última actualización:12 de Septiembre de 2022 - 08:28

Rosario otra vez invadida por el humo irrespirable de los incendios

La ciudad santafecina amaneció envuelta en una nube de intenso humo proveniente de focos que ardieron el domingo en las islas ubicadas a la altura de la costanera central.

Por
El humo se apoderó de la ciudad. El humo se apoderó de la ciudad. Foto NA: La Capital de Rosario

La ciudad de Rosario amaneció este lunes con un penetrante olor a humo que proviene de la quema de pastizales en las islas, tras loa incendios que se reactivaron en las últimas horas del domingo y el aire se volvió irrespirable en la región.

Según informó La Capital, el aire se percibía como irrespirable no sólo en la zona ribereña sino en toda la ciudad e incluso en muchas localidades del Gran Rosario, que también fueron invadidas por el olor pestilente y el Servicio Meteorológico Nacional al actualizar su información ya consigna que la visibilidad está reducida a 9 kilómetros por efecto del humo en el ambiente.

En tanto, Matías de Bueno, director del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario, señaló que, de acuerdo a un rápido chequeo de estudios satelitales, la calidad del aire que se respira en Rosario "es seis veces peor" que lo recomendable de acuerdo a lo que disponen organismos internacionales y anticipó que se viene una semana muy complicada para la región debido a que no hay pronósticos de lluvias para los próximos días.

LEER MÁS: Gerardo Morales, sobre los incendios en Jujuy: “Fueron intencionales”

"Hay unas diez mil hectáreas que están prendidas a lo largo del humedal. Unas cinco mil son las que están frente a Villa Constitución y Pueblo Esther que comenzar a arder tímidamente este fin de semana. La verdad es que el viento sureste se adelantó porque esperábamos esto para mañana y hoy estamos así. Según datos satelitales, tenemos 6 veces de contaminación por encima de los niveles recomendados, hablando siempre de una vista rápida de imagen satelital", señaló en diálogo con LT8.

 Asimismo añadió: "Nosotros planteamos esto desde el momento en que llegó el Ejército para apoyar a los brigadista. Si vienen para apagar el fuego, apenas terminen el operativo y se vayan del lugar, esto se vuelve a encender. La solución para esto es tener una fuerza de seguridad de prevención permanente, no una que haga de bombero. Hay que dotar de los faros de conservación y una fuerza de seguridad interjurisdiccional que puede trabajar en el territorio, conformada por fuerzas federales más las locales, tienen que interactuar permanentemente. Acá se atacó el fuego, el operativo fue exitoso y el Ejército se retiró del lugar, y ahora se empieza a encender. Ahora depende todo de las jurisdicciones locales"

"No hay pronóstico de lluvias y es probable que la pasemos mal en esta semana", indicó De Bueno a raíz del el avance del humo en esta región, a la vez que dijo: "Fueron 15 días en los que tuvimos de paz. Los peores momentos fue a mediados de agosto donde tuvimos 37 mil hectáreas quemadas en el humedal. Después empezó el trabajo en conjunto de todas las fuerzas de seguridad y empezó a mermar de a poco. Hace unos días había pequeños focos de incendios, con menos de tres hectáreas encendidas. Si no se actúa rápidamente ya sabemos qué sucede".

Además manifestó: "No hay dudas de que los incendios son intencionales. En ese lugar no hay torres de alta tensión, no hubo tormentas eléctricas en este tiempo y se prendió fuego en diferentes lugares. O se hace para la limpieza del terreno para la ganadería o para emprendimientos inmobiliarios, siempre hablando en el terreno de las hipótesis".

"Cuando detuvieron a personas, resultaron ser apicultores. Hay que ir viendo cuál es el móvil particular porque lo que sucede en humedal es un conglomerado de temas de diferentes personas. El Estado tiene que estar en el lugar y el daño que se genera es muy difícil de revertir, por eso lo más importante es la prevención. Lamentablemente, siempre dependemos de para donde soplará el viento", subrayó De Bueno.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina