| Última actualización: 21 de Octubre de 2022 - 08:38

Ola de asaltos mantiene en vilo a un hospital de Córdoba: "Venimos a trabajar y no sabemos si llegamos"

Los trabajadores del Hospital Misericordia denunciaron que en las últimas semanas aumentaron los asaltos. Además, varios fueron agredidos durante los hechos.

Por
El Hospital Misericordia de Córdoba. El Hospital Misericordia de Córdoba. Foto NA: El Doce

Los médicos y enfermeros del Hospital Misericordia de Córdoba mostraron su preocupación por los reiterados robos, varios de ellos a mano armada, que sufren en el centro de salud, a la vez que reclamaron tener más seguridad en la zona.

El diálogo con Noticiero Doce, señalaron que los ataques fueron cometidos contra el personal, contra los vehículos en la playa de estacionamiento y hasta en algunas áreas dentro del centro de salud.

"Venimos a trabajar y no sabemos si llegamos", manifestó Matías, un residente que sufrió no de los hechos delictivos y relató: "Dejé el auto donde supuestamente debe haber un policía parado y cuando salgo de la guardia a las 20:15 me encontré con un vidrio roto. Entraron, corrieron los asientos y me robaron la rueda de auxilio".

Por su lado, Pablo Aguirre, otra de las víctimas, afirmó que "ya es difícil contabilizar" la cantidad de asaltos,  mientras que contó que esta semana dos médicas residentes fueron asaltadas y golpeadas y, previamente le robaron a "una practicante de medicina, a punta de pistola".

LEE: Se coló en la fila de la verdulería y desató una violenta pelea: "Que me suelte la ropa, porque la mato"

El médico indicó que en los últimos días denunciaron ataques a tres autos, a la vez que alertó que "en los últimos dos meses en varios servicios forzaron las puertas y se llevaron computadoras y otros materiales".

En tanto, Claudio López, un paramédico que fue víctima de un robo a fines de julio pasado reveló: “Me estaban pegando la cabeza contra el piso para robarme”. 

Según indicó, fue asaltado por dos delincuentes y durante el ataque, le quebraron un hombro y el tabique, además de generarle múltiples cortes en el rostro. “Me salvé porque pasó una chica manejando un colectivo, que frenó y terminó de ahuyentarlos”, expresó.

“Es increíble la cantidad de delincuencia que hay, y corre riesgo nuestra vida”, enfatizó el paramédico.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina