Publicado el 24 de Mayo de 2022 - 08:55 | Última actualización: 24 de Mayo de 2022 - 09:30

"Mamá, me muero", el dramático auxilio de una joven apuñalada para robarle el celular

Ocurrió en Florencio Varela. La adolescente de 13 años iba con su mamá al colegio, cuando dos sujetos la abordaron y la apuñalaron cinco veces en la cara, piernas y abdomen. 

La nena fue apuñalada cinco veces. La nena fue apuñalada cinco veces.

Otro violento intento de robo vuelve a evidenciar la inseguridad que sufre el conurbano, luego de que una adolescente de 13 años recibiera cinco puñaladas por parte de dos delincuentes que le quitaron el teléfono celular cuando la víctima se dirigía a la estación de Florencio Varela.

La mamá de la joven, Daisy Castillo, relató que su hija había salido a las 6:45 de la mañana desde su casa, ubicada en la calle 532 A, entre 527 y 529, en el barrio Villa Argentina, para ir a la Escuela Técnica número 2, donde la menor estudia.

Contó que al salir juntas de la vivienda, la niña se le "adelantó corriendo y dobló en la esquina" de su casa. Fue en ese momento que la abordaron dos sujetos que directamente la apuñalaron para robarle el teléfono celular.

LEE: Cayó una banda que hacia estafas virtuales desde la cárcel de Batán: una de las víctimas fue Espert

La mujer contó que ella aún se encontraba en la puerta de su vivienda, cuando oyó los gritos desesperados de su hija. "Toma el tren para ir a la escuela. Cuando íbamos caminando ella se fue corriendo algunos metros adelante mío, dobló en la esquina y ahí escuché los gritos", indicó.

Al llegar a la esquina de la calle 532 A, vio a su hija tirada en el suelo, la cual le decía entre gritos "mamá me muero".

Rápidamente, gracias a la ayuda de los vecinos que la llevaron a una Unidad de Pronta Atención (UPA), pudo ser atendida. Allí notaron que la chica presentaba cinco puñaladas, por lo que los médicos que la atendieron suturaron a la menor en ambas piernas, en uno de sus brazos, en el abdomen y en la cara, luego de ello la medicaron y finalmente fue dada de alta.

LEE: Trasladaron al "Viejo" Cantero luego de que balearan la cárcel donde estaba preso

La madre no alcanzó a ver a los delincuentes, que escaparon tras robarle el teléfono celular. "Solo la escuché gritar y pedir ayuda. Después nos ayudó un vecino, indicó Castillo y añadió: "La atendieron, le suturaron la cara, las rodillas. Tiene cortes por todos lados".

Indignada por la situación que viven los vecinos a diario, dijo que el barrio "es muy inseguro y oscuro". Además, relató que realizó la denuncia en la comisaría Florencio Varela 2da y reveló que "no es la primera vez que le quieren robar" a su hija. "Sinceramente estamos en peligro", advirtió Daisy.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina