Lunes, 24 Mayo 2021 10:58

Mafia China: cayó una banda que extorsionaba, incendiaba y disparaba a supermercadistas

La jueza Fabiana Palmaghini dictó los procesamientos con prisión preventiva para cinco imputados, dos de ellos de origen oriental, y les trabó embargos por 200 mil pesos.

Algunos de los mensajes intimidatorios que recibían los comerciantes de origen oriental como aviso de que debían cumplir con la extorsión. Algunos de los mensajes intimidatorios que recibían los comerciantes de origen oriental como aviso de que debían cumplir con la extorsión. Foto: NA

La Justicia en lo penal porteña desbarató a una banda de la denominada “mafia china” que extorsionaba a dueños de pequeños supermercados cuyos dueños pertenecen a esa comunidad mediante atentados que incluyeron el incendio en uno de ellos y el disparo en una pierna a un guardia de seguridad privada, en otro.

La Jueza Fabiana Palmaghini dictó el procesamiento con prisión preventiva y embargos de 200 mil pesos contra cinco imputados, dos de ellos orientales, por los delitos de “asociación ilícita, extorsión, explosión, extorsiones reiteradas y lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego”.

Los procesados, entre ellos un policía jubilado que manejaba un taxi en el cual se desplazaba la banda, están acusados de “integrar con la participación de otras personas que aún no lograron ser identificadas, una organización bajo la denominación de ‘mafia china’ destinada a la comisión de delitos indeterminados con un similar modus operandi a supermercados de origen oriental con el propósito colectivo de obtener un beneficio económico”.

La operatoria de la banda, según sostiene la resolución judicial, incluía el “seguimiento de las víctimas, entregas de misivas intimidantes en idioma chino, llamadas telefónicas desde y hacia distintos abonados con la misma finalidad, amenazas de muerte a la familia de la víctima, acciones intimidantes con el empleo de armas y la utilización de la aplicación WECHAT (aplicación china análoga al WHATSAPP), que además de mensajería ofrece el servicio de envío de dinero”.

La organización operó cuanto menos entre el 2 y el 19 de abril pasado y se le atribuye la comisión de al menos 11 hechos delictivos.

El juzgado y la Policía Federal (la jueza dejó por escrito el reconocimiento a su labor) lograron descifrar algunos de los mensajes intimidatorios: “Urgente agregar wechat N°AABC911911 para resolver. Sino ya sabés las consecuencias”; "si no me agregás al wechat en tres días voy a buscar a alguien para que resuelva el problema”.

Los aprietes ocurrieron en supermercados ubicados en la avenida Luis María Campos al 1.500, Libertador al 8.300, Echeverría al 1.400 y Avellaneda al 2000, todos de la Ciudad de Buenos Aires.

El 4 de abril, aproximadamente a las 18.30, “dos sujetos integrantes de la organización, a bordo del taxi (conducido por el ex policía) arribaron al supermercado, descendieron del rodado, se acercaron a la entrada al comercio y uno extrajo un arma de fuego y le efectuó un disparo en la pierna izquierda al empleado de seguridad del lugar, mientras el otro registraba la acción filmando con un celular”, resume el fallo.

El 9 de abril, el taxista  “y al menos otro sujeto integrante de la organización arrojaron un objeto similar a una bomba de humo hacia el interior del local y se dieron a la fuga”, añade el fallo.

En su descargo, el taxista ex policía dijo que sólo trabajaba y negó haber llevado a sabiendas a quienes dispararon al guardia de seguridad: “yo no puedo pedir un certificado de antecedentes a la gente que sube a mi vehículo”.

El video del ataque “fue viralizado entre la propia comunidad de ciudadanos de origen oriental”, a modo de mensaje intimidatorio.

Un sexto imputado fue beneficiado con “falta de mérito” porque la jueza entendió que no tenía elementos suficientes para dictar su procesamiento, pero si bien ordenó su libertad le prohibió la salida del país y el acercamiento “y todo contacto” con las víctimas de las extorsiones y los ataques.

       

Escrito por
Buenos Aires, NA