Jueves, 08 Octubre 2020 21:00

La Justicia detectó contradicciones en el relato del panadero que mató a un ladrón y buscan otra arma

Este viernes, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, aseguró que hay imágenes en las que se ve que al delincuente muerto "se le coloca una pistola a último momento".

&lt;p&gt;El panadero Gerardo Caivano, de 36 años, en declaraciones a la prensa.&lt;/p&gt; <p>El panadero Gerardo Caivano, de 36 años, en declaraciones a la prensa.</p>

La Justicia detectó en las últimas horas contradicciones en el relato del panadero que mató a un ladrón cuando fue asaltado el pasado sábado en la localidad bonaerense de Rafael Castillo y ahora buscan el arma homicida.

Este viernes, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, aseguró que hay imágenes en las que se ve que al delincuente muerto "se le coloca una pistola a último momento".

"Más allá de que vimos que al delincuente muerto se le coloca una pistola a último momento, el panadero dijo que se había defendido con el arma que le quitó al delincuente que era un (revólver calibre) 38, y después se vio que las balas eran de una 9 milímetros", contó Berni en declaraciones al canal de noticias TN.

Y agregó: "Va a haber muchas novedades. No hay coincidencia entre relato del panadero, de los detenidos y lo observado en la escena del crimen y en la autopsia. Por lo menos hay algunas contradicciones que merecemos todos que se aclaren".

El hecho ocurrió el pasado sábado, cuando el panadero Gerardo Caivano, de 36 años, iba en la camioneta Volkswagen Amarok de su padre junto a su hijo adolescente.

En ese momento, el panadero fue abordado por cuatro jóvenes armados que circulaban en un auto color bordó.

El comerciante contó ante la Justicia que logró desarmar a uno de los delincuentes y que mató de un tiro a otro, de 17 años, que según se comprobó después, portaba una réplica de pistola calibre 9 milímetros.

Trascendió que este viernes, el fiscal Emilio Spatafora, a cargo de la investigación, regresó a la escena del crimen, pero que aún no resolvió la situación procesal de Caivano.

Ahora la Justicia intenta encontrar el arma homicida, ya que el revólver calibre 9 milímetros con el que se mató al menor no aparece.

Por el hecho hay tres jóvenes detenidos, uno de ellos tiene una herida de bala en una pierna.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!