| Última actualización: 17 de Octubre de 2022 - 13:20

Comienza el juicio oral por la Masacre de Wilde, un caso de gatillo fácil ocurrido hace 28 años

Una decena de policías bonaerenses, todos en libertad, serán juzgados por la muerte de cuatro personas a las que confundieron con delincuentes y les dispararon unas 300 balas.

Por
Así quedó uno de los vehículos de las víctimas. Así quedó uno de los vehículos de las víctimas. Foto: NA

El tribunal oral número tres de Lomas de Zamora iniciará hoy el juicio oral contra una decena de policías bonaerenses acusados por la “Masacre de Wilde”, un episodio de gatillo fácil que ocurrió en enero de 1994.

Los jueces  Martina Celone, Luis Gabián y Marcelo Dellature juzgarán a los policías por el presunto delito de “homicidio agravado”, que prevé la pena única de prisión o reclusión perpetua. La fiscal del juicio será Viviana Simón.

El 10 de enero de 1994, una decena de policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús dispararon casi 300 tiros de Itakas y ametralladoras sobre dos autos en busca de supuestos delincuentes.

LEER MÁS: Lo detuvieron por un intento de robo, se golpeó la cabeza y murió

Cuatro personas que nada tenían que ver con el delito presuntamente investigado murieron en esas circunstancias.

Los policías interceptaron al Dodge 1500 en el que viajaba Edgardo Cicutín y Claudio Díaz, y el remís Peugeot 505 conducido por Norberto Corbo, a quien acompañaban Enrique Bielsa y Gustavo Mendoza como pasajeros.

Sólo Díaz sobrevivió.

Los policías acusados son Cesar Córdoba, Carlos Saladino, Norberto Mantel, Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Pablo Dudek, Marciano González, Julio Gatto, Hugo Reyes y Marcos Hugo Rodríguez.

Marciano González, otro imputado, presentó un certificado médico sobre una enfermedad que le impediría afrontar el juicio, lo que –en definitiva-  será resuelto por el tribunal tras la apertura del debate.

Todos los policías llegan en libertad a la etapa de juicio

Los policías imputados habían sido sobreseídos en primera instancia, pero las parejas de  dos de las victimas apelaron y consiguieron reabrir la causa.

La Suprema Corte bonaerense anuló los sobreseimientos y ordenó  las "comprobaciones necesarias para procurar la identificación y sanción de los responsables del hecho", al que calificaron como una "grave violación de los derechos humanos con aptitud para comprometer la responsabilidad internacional del Estado".

El juicio se extenderá hasta el próximo 28 de octubre, cuando está previsto que el tribunal anuncie el veredicto.

El juicio comenzará pese a que están pendientes apelaciones presentadas por los imputados en la Suprema Corte bonaerense y aún está abierta una causa en la que se investiga la desaparición de elementos de prueba de la causa a lo largo de estas casi tres décadas.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina