| Última actualización: 18 de Octubre de 2022 - 15:32

Femicidio en Belgrano: le robaron una fortuna, la mataron y su cuerpo fue hallado un mes después

El presunto asesino es ex pareja de la víctima y ella lo había denunciado por robo en 2016 tras la separación. El sujeto estaba prófugo desde 2013, luego de escapar de prisión por matar a un remisero. 

Femicidio en Belgrano: le robaron una fortuna, la mataron y su cuerpo fue hallado un mes después. Femicidio en Belgrano: le robaron una fortuna, la mataron y su cuerpo fue hallado un mes después.

Una mujer de 51 años fue asesinada tras ser estrangulada y dejada en la bañera de su departamento en el barrio porteño de Belgrano, donde le robaron una fortuna. El principal sospechoso es una ex pareja que ya fue detenida.

Fuentes judiciales informaron que la víctima fue identificada como Laura Sanoner y el presunto asesino Diego Arener, quien fue procesado con prisión preventiva.

La mujer había denunciado al hombre en 2016 por haberle robado dinero y pertenencias, pero hay un hecho particular que no pasó desapercibido. Arener había sido condenado en Santa Fe a la pena de 20 años de cárcel por un crimen en ocasión de robo, tras matar al chofer de un remisero.

La condena vencía en el 13 de agosto de 2018, pero el homicida estaba prófugo porque en 2013 no había regresado a la cárcel después de una salida transitoria.

LEE: Lo asaltaron a la salida de un boliche, quiso recuperar su celular y lo hirieron a machetazos

Por lo tanto, al momento de ser denunciado por la mujer por robo, este sujeto tendría que haber estado preso.

El descubrimiento del cuerpo de la víctima se produjo luego de que su padre Edgardo Sanoner, de 84 años, no tenía noticias de su hija desde hacía tres semanas.

El hombre fue al departamento, ubicado en la calle 11 de Septiembre al 2600, junto con un cerrajero el pasado 19 de septiembre, pero antes de entrar en el edificio llamó a la Policía de la Ciudad. Fue así que acompañado de un oficial de la fuerza de seguridad porteña, ingresó en el inmueble.

Apenas abrieron la puerta del living un olor nauseabundo se apoderó de la escena y en el baño hallaron muerta a Laura Sanoner.

El cuerpo estaba en la bañera, con la cabeza cubierta con una sábana blanca y una media de lana que le cubría la boca.

La autopsia determinó que había sufrido una asfixia mecánica por sofocación y se sospechaba que el homicidio había ocurrido 34 días antes del hallazgo.

El presunto homicida fue detenido por efectivos de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad y en las últimas horas fue procesado con prisión preventiva.

Las pistas que complican al sospechoso

El mismo día en e que se cree ocurrió el crimen, Arener se compró una moto por la que pagó 990.000 pesos en efectivo, mientras que a fines de agosto pasado, el sospechoso habría comprado un Volkswagen Vento por 16.200 dólares, el cual habría puesto a nombre de su actual pareja, Pamela G., quien fue procesada sin prisión preventiva por el delito de encubrimiento.

Las sospechas se iniciaron porque el 23 de octubre de 2016 la víctima había denunciado a Arener, de quien dijo que fue su pareja, porque le había robado tras la separación 40.000 dólares, 50.000 pesos, alhajas y teléfonos celulares.

"La defunción se produjo por asfixia mecánica por sofocación, ya que la sábana que le cubría por completo la cabeza y el cuello y la media atada alrededor del cuello y la cara a modo de mordaza, le provocaron la tracción de la comisura de los labios y la consecuente apertura de la boca que, junto con la sábana, obstruyeron las vías respiratorias e impidieron el ingreso de aire", sostuvo el juez Pierreti en la resolución donde se dictó la prisión preventiva del sospechoso.

Según informó el diario La Nación, Arener fue procesado por el delito de "homicidio triplemente agravado por el vínculo, por haber sido cometido criminis causae y mediante violencia de género", al tiempo que se trabó un embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 15.000.000 de pesos.84152f85-3dd6-4a1f-a6e3-734ca86f6c3a.jpg

Según consta en el expediente judicial, el crimen "ocurrió en una fecha aún no determinada, pero que podría haber tenido lugar entre el 16 de agosto pasado, data del último registro del teléfono de la víctima, y, cuanto menos, 15 días antes de que fuera hallado el cadáver".

Los investigadores sospechan que la mujer, antes de ser asfixiada, fue torturada por el asesino para que le dijera la clave de la caja fuerte del departamento, que estaba vacía cuando se descubrió el homicidio. Es que la víctima tenía tres heridas hechas con un cuchillo en el rostro.

Una de las últimas veces que vio a su hija, Sanoner le había regalado 8.000 dólares.

En la escena del crimen, los investigadores encontraron huellas del sospechoso en el frasco de un perfume, en un vaso y en una lata metálica. Además de la sábana que le cubría la cabeza, el cuerpo estaba atado de pies y de manos con un cordón rosa.

WhatsApp_Image_2022-10-18_at_15.22.03.jpeg

Asimismo, Arener había sido capturado en diciembre de 2021, pero volvió a fugarse durante una salida transitoria, por lo que hasta cometer el femicidio se encontraba en rebeldía.

La causa quedó radicada en el Juzgado en lo Criminal y Correccional de la ciudad de Buenos Aires número 13, subrogado por el magistrado Gustavo Pierreti, y la fiscalía descentralizada de Núñez-Saavedra, a cargo de José María Campagnoli.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina