| Última actualización:28 de Agosto de 2022 - 09:00

Familia Grande Hogar de Cristo: con la Virgen de Luján agradeciendo la vida por toda la Argentina

Peregrinar es una manera de decirle a nuestra Madre la Virgen que la queremos y la sentimos cerca, en especial cuando la vida duele. Nosotros la vamos a visitar a su santuario, pero en esta peregrinación específicamente el viaje es al revés: la Madre de Luján visita a sus hijos.

Por José María "Pepe" Di Paola
Familia Grande Hogar de Cristo: con la Virgen de Luján agradeciendo la vida por toda la Argentina

En marzo de 2023 como Familia Grande del Hogar de Cristo cumpliremos 15 años. Es con un espíritu de fiesta agradecida que estamos organizando esta Peregrinación de la Virgen de Luján junto a Cáritas nacional.

Iremos a todas las provincias de nuestra Argentina desde agosto de 2022 -salimos el 7 desde el santuario de San Cayetano de Liniers y ya estuvimos en muchas de nuestras barriadas de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires- hasta marzo de 2023 para terminar celebrando "nuestros 15" junto con los 10 años del pontificado del papa Francisco el 13 de marzo de 2023 en el santuario mariano de Luján.

Muchos preguntan qué es un Hogar de Cristo y por qué peregrinamos. Les voy a contar.

El Hogar de Cristo es la respuesta comunitaria (Centros Barriales) al abordaje integral de las adicciones, recibiendo la vida como viene en contextos sociales de fragilidad y pobreza, dando respuestas desde la fe cristiana junto con el impulso esperanzado del acompañamiento fraterno, el acceso a la escuela y al deporte.

En el Hogar de Cristo no cuestionamos: abrazamos; no expulsamos: contenemos; no exigimos: esperamos con paciencia; no preguntamos: escuchamos.

Lee: El papa Francisco deja su impronta en la Iglesia al designar 20 cardenales

Las vidas lastimadas por las drogas no solo exhiben huellas en los cuerpos, también en el alma, las costumbres, los aprendizajes, los relacionamientos. Y es aquí donde nos ponemos firmes: la vida se respeta siempre y en todo contexto. El Hogar de Cristo es lugar de compasión.

Peregrinar es una manera de decirle a nuestra Madre la Virgen que la queremos y la sentimos cerca, en especial cuando la vida duele. Nosotros la vamos a visitar a su santuario, pero en esta peregrinación específicamente el viaje es al revés: la Madre de Luján visita a sus hijos.

Por eso iremos a los Centros Barriales del Hogar de Cristo de nuestro querido país llevando este mensaje de esperanza: #NiUnPibeMenosPorLaDroga.

En los Hogares de Cristo ya estamos en marcha hacia el encuentro de los corazones que sufren, lugares sagrados si los hay. Frente a ellos nos arrodillamos, los escuchamos, los abrazamos, guardamos silencio. Vamos a ir de ciudad en ciudad, de centro barrial en centro barrial con una réplica de la imagen de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina, y con la cruz del Hogar de Cristo. Trabajaremos y acompañaremos por la liberación de la esclavitud de nuestro pueblo ante las adicciones.

Continuaremos promoviendo la presencia de la Iglesia en los barrios populares pasando desde las "3 C" de la muerte a la que lleva la droga (Calle-Cárcel-Cementerio) a las "3 C" de la vida: Capilla-Club-Colegio. De la muerte a la vida en cada lugar.

Será un año de travesía que nos reencontrará cuerpo a cuerpo con la vida de nuestros hermanos y hermanas. En barrios o villas de nuestra Argentina, la Iglesia estará presente desarrollando comunidad.

Lee: Secta de Villa Crespo: uno de los denunciantes sufrió “amenazas y extorsiones”

Somos un pueblo que camina, Iglesia en salida que recibe la vida como viene, que anima desde las bases y recorre con su sabia profética la tierra que el buen Dios le regaló para su tiempo.

Queremos un país sin droga. Queremos un país lleno de esperanza para los jóvenes.

(*) - José María "Pepe" Di Paola*Sacerdote católico, párroco en San Juan Bosco (José León Suárez, provincia de Buenos Aires) y presidente de la Federación Familia Grande Hogar de Cristo.

Escrito por José María "Pepe" Di Paola
NA - Buenos Aires, Argentina