| Última actualización: 26 de Septiembre de 2022 - 10:25

Abrazo simbólico de padres y alumnos del Colegio Normal 1 y Liceo 4 por una seguidilla de robos

Autoridades de la institución denunciaron que la semana pasada se robaron más de 200 computadoras y tablets. 

Por
Las instituciones quedan en el barrio de Recoleta. Las instituciones quedan en el barrio de Recoleta.

Familiares, alumnos, autoridades y docentes del Colegio Normal 1 y el Liceo 4 realizaron un abrazo simbólico como forma de protesta por la seguidilla de robos que vive la institución y para pedir vigilancia las 24hs del día. 

Los hechos comenzaron a suceder en la última semana cuando el jueves 22 de septiembre el Normal sufrió el robo de 72 tablets del Plan Sarmiento, micrófonos, parlantes, dos CPU, dos monitores, mercadería y efectivo. 

LEE: Toma del Mariano Acosta: evaluarán protestas que pueden extenderse a otras escuelas

Al día siguiente, el 23 de septiembre, el Liceo fue quién sufrió una entradera y allí se llevaron: 122 netbooks, un kit de radio completo, un dron, una cámara de fotos, 10 tablets, un kit robot, dos CPU con monitores y teclados.

Los auxiliares de portería de ambos lugares fueron los que alertaron a las autoridades y a la Policía de los robos ya que se encontraron puertas vandalizadas y elementos desordenados. 

Por la dramática situación que se vive, se decidió este lunes realizar una protesta pacífica en la puerta de los colegios donde alumnos y padres llevaron carteles para exigir más seguridad: “Nos están robando el futuro”, “necesitamos una escuela segura” se puede leer en algunas pancartas.

LEE: El pedido de la mamá de Sofía Herrrera para hacerle un ADN a una adolescente: "No me puedo quedar con la duda"

“Fueron durante la madrugada, es una escuela muy grande de abarcar. Estamos muy cansados de esto. Porque representa un vaciamiento en general de la escuela. El faltante de estos elementos repercute en los problemas para la educación de nuestros hijos. Esto implica que la cooperadora es la que tenga que ayudar para que la escuela esté en condiciones, tanto para el mantenimiento edilicio de la escuela como para los elementos”, manifestó un padre a Crónica TV. 

Las instituciones quedan en el barrio porteño de Recoleta en la calle Córdoba al 1900. En un comunicado difundido solicitan al Gobierno de la Ciudad que haya seguridad las 24 horas del día, sistema de alarmas unificado que tome todos los sectores del edificio y que se termine la instalación de espacios seguros con cámaras.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina