Publicado el 11 de Julio de 2022 - 09:58 | Última actualización: 11 de Julio de 2022 - 13:19

Reabren una investigación por una falsa amenaza de bomba en la estación Constitución

La jueza María Servini la había cerrado ante “la imposibilidad de acreditar pericialmente si le pertenece al imputado identificado la voz correspondiente a las llamadas investigadas realizadas".

Por
La amenaza obligó a evacuar la estación. La amenaza obligó a evacuar la estación. FOTO NA DANIEL VIDES

La Cámara Federal porteña reabrió una investigación por una amenaza de bomba en la estación de trenes de Constitución el 15 de mayo de 2021, después de una jornada caótica en la circulación por una protesta de trabajadores en las vías a la altura de la estación Avellaneda.

La causa, en la que se investigan los llamados de aquel día a las 14:41:52 y 14:44:54 horas al número de emergencias 911, “con el fin de generar alarma pública, valiéndose al efecto de la indicación de la existencia de un artefacto explosivo en la Estación Terminal Plaza Constitución”, fue archivada por la jueza María Servini por imposibilidad de proceder.

Lo mismo ocurrió con un tercer llamado,  a las 15:21:04, “en el cual se aclaró que el artefacto explosivo estaba ubicado ‘en los baños y andenes de la estación’”.

LEE: La UIF no acusó a Cristina Kirchner y demás acusados en juicio por obra pública

Servini cerró la causa por “la imposibilidad de acreditar pericialmente si le pertenece a (el imputado identificado) la voz correspondiente a las llamadas investigadas realizadas, por no ser aptas las grabaciones correspondientes a esos registros para su análisis”.

“No quedando medida de prueba alguna para poder dar con el autor de los hechos, correspondía disponer el sobreseimiento de éste y archivar las actuaciones”, sostuvo el fallo.

Por la amenaza de bomba la estación estuvo paralizada durante unas dos horas, hasta que la Brigada de Explosivos de la Policía Federal y efectivos de la Policía de la Ciudad (que desalojaron el lugar) comprobaron que la alarma era falsa.

Los jueces Martín Irurzun, Eduardo Farah y Roberto Boico consideraron prematura la decisión de Servini y ordenaron una serie de medidas de prueba para determinar la autoría de la falsa denuncia.

La causa es investigada bajo la figura de “intimidación pública”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina