| Última actualización:14 de Septiembre de 2022 - 13:29

Obra Pública: la defensa de De Vido volvió a recusar al juez Giménez Uriburu por interrumpir su alegato

El juez aprovechó el regreso de un cuarto intermedio y en lugar de devolverle la palabra al abogado Rusconi para que continuara con su alegato tomó la palabra y le respondió un cuestionamiento que formaba parte de su defensa.

Por
El abogado Rusconi durante el alegato interrumpido. El abogado Rusconi durante el alegato interrumpido. Foto: NA - Redes sociales

La defensa del ex ministro de Planificación Julio De Vido recusó al juez Rodrigo Giménez Uriburu, integrante del tribunal oral que lo juzga por la Causa Obra Pública, por haber interrumpido su alegato para responder un cuestionamiento sobre su actuación.

Los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro pidieron también que el apartamiento sea resuelto por otros jueces, diferentes a los compañeros de tribunal de Giménez Uriburu, tal como ocurrió en la anterior recusación.

El lunes pasado, durante su alegato, el abogado Rusconi fustigó a Giménez Uriburu porque, al día siguiente que trascendieras fotos jugando al fútbol en la quinta privada del ex presidente Mauricio Macri, se presentó en el juicio oral tomando un mate que tenía el logo y los colores del equipo de fútbol amateur con el que disputaba esos cotejos deportivos. Rusconi consideró que eso había sido “una provocación”

LEE: El abogado de Cristina Kirchner se presentó en Comodoro Py para tomar contacto con la investigación por el intento de homicidio

Al regresar de un cuarto intermedio de cinco minutos, Giménez Uriburu en lugar de devolverle la palabra al defensor, tomó el micrófono y le respondió; algo inédito en los juicios orales en los que bajo ninguna circunstancia se interrumpen los alegatos y menos para responder durante la exposición los argumentos de quien alega.

La defensa de De Vido recusó a Giménez Uriburu porque “personalizó la situación, por un episodio que, evidentemente, lo incomodaba; adelantó opinión marcada sobre la decisión final del caso —al menos sobre unos de los argumentos de la defensa expuestos en el alegato final—; calificó la actuación de la defensa de manera inapropiada e inoportuna, adelantando criterio antes de la sentencia final, y con su accionar inaudito, generó un claro condicionamiento al desarrollo de la exposición de la defensa”.

LEE: Una fiscal de La Plata pide investigar una nueva amenaza de muerte a Cristina

Lo hizo, además, “en la discusión final de una debate que lleva en trámite más de tres años; esto es, en el momento más importante de todo el juicio”, sostiene el escrito de recusación.

“Como nunca antes se ha visto en algún juicio oral bajo las reglas del Código Procesal, en el marco del espacio más sagrado e inmaculado que tiene la defensa —tanto la técnica como la material—, quien presidió la audiencia, el aquí recusado Giménez Uriburu, procedió a interrumpir el desarrollo del alegato de la defensa”, embistió la defensa de De Vido.

“Tomó la palabra para leer un supuesto ‘espontáneo’ e improcedente ‘descargo’. El Magistrado sabía que no puede interrumpir durante los alegatos; sin perjuicio de ello, lo hizo”, resumió el documento, presentado hoy ante el propio tribunal.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina