Lunes, 20 Septiembre 2021 11:39

Fiesta en Olivos: la colorista de Fabiola Yañez pidió la extinción de la causa por "conciliación"

Su abogado, Alejandro Rúa, formuló el planteo ante el juez de San Isidro Lino Mirabelli.

Carolina Marafioti, la primera de la derecha, pidió la conciliación para terminar con la causa. Carolina Marafioti, la primera de la derecha, pidió la conciliación para terminar con la causa. Foto: NA

La defensa de Carolina Marafioti, la colorista de la primera dama Fabiola Yáñez, urgió a la Justicia Federal de San Isidro para que resuelva la causa por la celebración del cumpleaños en la Quinta de Olivos con una “conciliación” que ponga fin al expediente.

El abogado Alejandro Rúa formuló el pedido al juez Lino Mirabelli, quien quedó a cargo de la causa, después de que el magistrado federal porteño Sebastián Casanello se declarara incompetente por cuestiones de territorialidad.

Rúa le recordó al juez que, según establece la legislación vigente, ante una situación de esta naturaleza la fiscalía “debe procurar resolver el conflicto surgido a consecuencia del hecho punible, dando preferencia a las soluciones que mejor se adecuen al restablecimiento de la armonía entre sus protagonistas”.

En ese sentido, recordó “el interés ya expuesto por esta defensa en procurar la extinción de la acción penal en los términos del artículo 59 del Código Penal”. Ese artículo establece que la acción penal “se extinguirá por conciliación o reparación integral del perjuicio, de conformidad con lo previsto en las leyes procesales correspondientes”.

Rúa formuló el planteo “en orden al estado del trámite, la competencia admitida por esa autoridad judicial sin controversia y que ha adquirido firmeza”. En ese contexto, añadió: “En el contexto de la presente emergencia sanitaria y las comunicaciones remotas que se promueven, quedamos entonces a su disposición para que nos convoque a una audiencia virtual”. Rúa ya había insinuado la posibilidad de una conciliación cuando la causa todavía estaba en los tribunales de Comodoro Py 2002.

Escrito por
Buenos Aires, NA