Jueves, 18 Noviembre 2021 16:44

Por el fallecimiento del juvenil de Barracas, se suspendió el encuentro del Presidente con la mamá

Así lo indicaron a NA altas fuentes del Gobierno, y precisaron que la reunión se realizará "cuando la familia lo decida".

Lucas es una víctima más en un mes donde la inseguridad golpeó fuerte. Lucas es una víctima más en un mes donde la inseguridad golpeó fuerte. Redes sociales

El presidente Alberto Fernández suspendió hoy el encuentro que tenía previsto con la madre de Lucas "Cachi" González, el futbolista baleado por agentes de la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas, luego de que se conociera el fallecimiento del joven.
Así lo indicaron a NA altas fuentes de la Casa Rosada, que precisaron que el Gobierno estará "en permanente contacto" con la familia y que la reunión se producirá "cuando ellos lo decidan".
Según relataron a Noticias Argentinas, el encuentro entre el jefe de Estado y la madre del joven, que estaba prevista para las 19:00, se había gestado luego de que la mujer envió esta mañana un correo electrónico a Presidencia pidiendo una reunión con Alberto Fernández.

LEER MÁS: Los hijos del kiosquero asesinado en Ramos Mejía reabrieron el comercio

 

En ese marco, el Presidente se había comunicado con la familia para ponerse a disposición, y en ese momento coordinaron la reunión que se iba a producir esta tarde en el despacho presidencial.

Lucas González, de 17 años, murió esta tarde en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, a donde había sido trasladado en gravísimo estado luego de ser baleado por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas.

El deceso del joven fue confirmado por su tío en momentos en que se llevaba a cabo una manifestación en Barracas en reclamo de justicia.
El futbolista jugaba en las divisiones inferiores de Barracas Central, mientras que otros tres jóvenes que lo acompañaban resultaron detenidos, pero fueron liberados poco después.

"Esto fue gatillo fácil. Simplemente esto. Me lo acribillaron a mi hijo. Le metieron dos balazos en la cabeza. Lo único que queremos es llevarlo a casa. Yo me lo quiero llevar a mi casa. No quiero más nada. Yo no busqué esto. Quiero justicia por mi hijo porque es una buena persona", enfatizó el papá de Lucas.

Un allegado a la familia, llamado Emanuel, contó que los cuatro jóvenes habían salido de entrenarse en el club y relató cómo se desencadenó el hecho en el cual terminó malherido el adolescente.

"Ellos venían de la plaza Pereyra y cuando doblaron se les cruzó un auto adelante, ni siquiera le dieron la voz de alto, los encañonaron y los chicos se asustaron porque pensaron que les iban a robar el auto", indicó Emanuel en declaraciones televisivas.
 

Escrito por
Buenos Aires, NA