Miércoles, 29 Diciembre 2021 10:05

Estalló la interna en la Cámara de Casación por la apelación de la condena contra Lázaro Báez

Ángela Ledesma reprochó a sus pares Mariano Borinsky y Javier Carbajo por fijarla audiencia de apelación para el 26 de mayo de 2022. "Afecta las reglas de convivencia y de respeto mutuo".

Lázaro Báez. Lázaro Báez. Foto NA: Hugo Villalobos.

Una jueza de la Cámara Federal de Casación se enfrentó con sus colegas por la fecha de la audiencia para tratar la apelación del empresario Lázaro Báez contra la condena a 12 años de prisión por lavado de dinero, dictada en febrero pasado.

La jueza Ángela Ledesma reprochó a sus pares Mariano Borinsky y Javier Carbajo por la decisión de establecer la audiencia de apelación para el 26 de mayo de 2022, un plazo que consideró exiguo para el “estudio y análisis del caso en razón de su volumen y complejidad”.

“Me opongo a la fijación de la audiencia que, de manera unilateral y sin mi conformidad, imponen los jueces Borinsky y Carbajo, pues resultan exiguos los tiempos de estudio y análisis del caso en razón de su volumen y complejidad, de modo tal de cumplir con los plazos legalmente previstos”, subrayó Ledesma.

“Sin mi conformidad, la decisión que aquí se adopta -insisto, en un caso extremadamente complejo y voluminoso- afecta las reglas de convivencia y de respeto mutuo que debieran primar entre los integrantes de un tribunal colegiado; actitud sin precedentes entre pares”, advirtió.

Ledesma dejará de integrar la Sala Cuarta de la Cámara de Casación a partir del 1º de enero próximo, pero continuará interviniendo en la revisión de la condena contra Báez y el resto de los imputados, dictada por el Tribunal Oral Federal número cuatro.

Ledesma resaltó que la audiencia convocada para mayo próximo “constituye, sin dudas, el momento central del sistema de impugnación; su relevancia se basa principalmente en la contradicción entre las partes pero también conforma la oportunidad para que los jueces formulen preguntas para clarificar los argumentos de las partes y ahondar en sus planteos”.

“Tal nivel de optimización de la oralidad –añadió- requiere de un profundo estudio previo del caso que en las condiciones propuestas por mis colegas se verá seriamente limitado”. Ledesma es una de las juezas que cuestiona a sus colegas Borinsky y Gustavo Hornos por sus visitas al ex presidente Mauricio Macri, y a Juan Carlos Gemignani, por sus actitudes y tratos para con las integrantes mujeres del tribunal.

Borinsky y Carbajo le respondieron a Ledesma con la aplicación de la mayoría que conformaron. “Resulta válido que en un órgano jurisdiccional colegiado como lo es esta Cámara Federal de Casación Penal se presenten posturas diversas entre sus integrantes respecto de los temas a decidir.  Esas diferencias, en el marco democrático que nos rige, deben ser resueltas mediante el sistema de mayorías y minoría”, replicaron.

Escrito por
Buenos Aires, NA