Publicado el Jueves, 21 Abril 2022 17:55
Por Christian Sanz

El traslado de dos elefantas a Brasil enfrenta al gobierno de Mendoza y al Ejecutivo nacional

Dos ejemplares de elefante hembra se encuentran en medio de un insólito limbo burocrático por la puja entre funcionarios mendocinos y nacionales. ¿La grieta llegó al mundo animal? 

Pocha y Guillermina, demoradas por la burocracia Pocha y Guillermina, demoradas por la burocracia Prensa Gobierno de Mendoza

Las discusiones entre el oficialismo y la oposición no se limitan solamente al Consejo de la Magistratura o la denominada “renta inesperada”.

En estas horas, el derrotero de un par de elefantas llamadas Pocha y Guillermina ha enfrentado duramente al gobierno de Mendoza, a cargo del radical Rodolfo Suarez, y el Ejecutivo Nacional.

Se trata de una historia de vieja data, que refiere al cierre del zoológico de Mendoza a principios del año 2016. A raíz de ello, se decidió que los animales en cuestión fueran derivados a santuarios naturales.

Se trató de un largo trámite, que se fue dilatando al paso de los años por diversos motivos, uno de ellos, un habeas corpus presentado por la fundación Tekove Mymba, que fue finalmente desestimado por la Justicia Federal por considerarlo improcedente.

En tal contexto, cuando parecía que todo se encarrilaba a normalizarse, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible decidió hacer una inesperada consulta a la Justicia mendocina sobre la decisión del traslado.

El organismo a cargo de Juan Cabandié argumentó que el área protegida privada de Brasil adonde recalarían las elefantas no se encontraba registrada como santuario.

Ello sobre la base de una inspección que realizó en el país vecino la Brigada de Control Ambiental (BCA) de ese ministerio en el mes de febrero al Santuario de Elefantes Brasil, ubicado en las afueras de Cuiabá, en el estado de Mato Grosso.

LEÉ MÁS: Encontraron en Mendoza una tortuga gigante que está en "peligro crítico

Por su parte, el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) constató que "el espacio donde vivirían las elefantas no se encontraba registrado como santuario sino que estaba caracterizado como criadero".

En ese marco, desde la cartera de Ambiente detallaron a través de un comunicado que “una de las condiciones requeridas para trasladar a estos animales es que sean dirigidos a lugares en los que esté expresamente prohibida su reproducción".

Ello provocó la furiosa reacción de Humberto Mingorance, secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia de Mendoza, quien acusó en sus redes sociales: “Una vez más la mezquindad del Gobierno Nacional se refleja, en este caso, en jugar con el bienestar de los animales. Es lamentable que el ministro de @AmbienteNacion @juancabandie impida el traslado de Pocha y Guillermina al Santuario de Elefantes de Brasil”.

Y añadió: “Desde @mendozagobierno contamos hace meses con todas las autorizaciones correspondientes para hacer efectivo el traslado a Brasil, que significa una mejor calidad de vida para las elefantes”.

Escrito por
Buenos Aires, NA
Última actualización: Jueves, 21 Abril 2022 18:20