Lunes, 17 Mayo 2021 16:09

El oficialismo retoma el debate por la Procuración y crece la presión sobre los "independientes"

Las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados volverán a reunirse para debatir el proyecto. Juntos por el Cambio presiona a los bloques minoritarios para que voten en contra mientras el Gobierno busca su apoyo.

La sede del Ministerio Público Fiscal. La sede del Ministerio Público Fiscal.

El bloque de diputados del Frente de Todos volverá a reunir mañana al plenario de comisiones que debate el proyecto de reforma de la Ley de Ministerio Público, en medio de una creciente presión sobre las bancadas minoritarias de Consenso Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, que serían definitorios para la votación.

Las comisiones de Justicia y de Asuntos Penales se reunirán a las 19:00 por videoconferencia para continuar con la discusión luego de que el viernes pasado los diputados de Juntos por el Cambio se retiraran del encuentro, al que calificaron como una "farsa", en medio de fuertes críticas al proyecto.

El plan del oficialismo es firmar dictamen entre mañana y el jueves, pero todavía no tiene los votos suficientes para aprobar la iniciativa la semana siguiente y, además, no se descarta que reciba modificaciones y vuelva al Senado, donde fue motorizada y aprobada el año pasado por el Frente de Todos.

En este contexto, crece la expectativa y las presiones sobre diputados y diputadas como Graciela Camaño, Jorge Sarghini (Consenso Federal, alineado con Roberto Lavagna) y José Luis Ramón (Unidad Federal, de partidos provinciales).

Mientras el Gobierno busca los votos de ese sector para tratar de alcanzar la mayoría y aprobar el proyecto la semana próxima, Juntos por el Cambio desplegó una fuerte campaña en las redes sociales, donde afirmaron que ellos decidirán "si el Gobierno arrasa con la Justicia" y donde varios usuarios los tildaron de "falsos opositores".

Camaño fue una de las que respondió a las acusaciones, principalmente las del dirigente del PRO Diego Guelar, ex embajador del gobierno de Mauricio Macri, que tuiteó: "Graciela Camaño, diputada nacional, integrante del bloque del Dr. Lavagna....importante dirigenta del peronismo, su voto decide si el Gobierno arrasa con la Justicia o se preserva la independencia del Poder Judicial".

A través de la misma red, la diputada lo cruzó: "Veo que también supones q escrachándome para que los fanáticos, xenófobos que te siguen se diviertan, resolvés el problema. La vejez es sabiduría no pelotuduria. Fijate los últimos acuerdos de tu bloque o pensás que esta puerta la abrimos nosotros?".

Su compañero de bancada Alejandro "Topo" Rodríguez fue más contundente al responder a una nota periodística que señalaba a Consenso Federal como "indeciso" y sentenció: "Indeciso? Dar quórum? Las pelotas". De esta manera, Rodríguez dio una primera señal en contra del proyecto que impulsa el Frente de Todos.

DE CARA AL DEBATE DE LA COMISIÓN

En tanto, el presidente de la Comisión de Justicia, Rodolfo Tailhade (Frente de Todos) afirmó hoy en declaraciones radiales que "aún resta discutir si los cambios que propuso el ministro de Justicia (Martín Soria) son pertinentes" y señaló que "en principio pareciera que sí".

El oficialismo había aceptado en principio modificar el proyecto original y agregar un integrante del Ministerio Público Fiscal en reemplazo de un legislador al Tribunal de Enjuiciamiento de los fiscales.

Además de modificar ese tribunal, la iniciativa acota el mandato del procurador general a cinco años (hoy es vitalicio) y reduce la mayoría requerida en el Senado para su designación, que pasa de los dos tercios (48 votos sobre el total de 72 senadores) a mayoría absoluta (37 votos).

Tailhade rechazó las acusaciones de la oposición respecto de que la reforma facilitaría la remoción de Eduardo Casal, que ocupa la procuración interinamente desde 2017 y es un apuntado permanente por el kirchnerismo.

Según el diputado, en lo que hace al proceso de remoción "se mantiene lo que la Constitución dice actualmente, es a través de un juicio político por decisión de mayoría absoluta de la Cámara de Diputados, que acusa al procurador y lo lleva adelante el Senado, que para la destitución requiere de los dos tercios".

No obstante, reconoció que con el proyecto "se trata de sumar facultades a la política en el control del funcionamiento del Ministerio Público" y agregó: "No tenemos posibilidad de incidir en situaciones graves en el Ministerio público fiscal como en el caso de (Carlos) Stornelli, quien está procesado y sin embargo el procurador general lo único que hizo fue a recibirlo".

"No podemos permitir que un fiscal siga en funciones cuando está procesado", sostuvo el diputado, al tiempo que afirmó que "La oposición le está mintiendo a la sociedad".

El interbloque de Juntos por el Cambio se mantiene en alerta ante el avance del proyecto con el cual, según afirmó el jefe de la bancada, Mario Negri, "el kirchnerismo quiere borrar a los fiscales independientes, quitarle la libertad a los argentinos y lograr impunidad".

Por su parte, la diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto expresó su "preocupación" ante la posibilidad de que los sectores "independientes" acompañen con su voto al oficialismo.

"Al momento de las votaciones la gente se confunde y opta por otras personas que terminan siendo funcionales al kirchnerismo", lamentó en declaraciones a "Esta Mañana", el programa que conduce Luis Majul por Radio Rivadavia.

El radical mendocino Luis Petri, en tanto, apuntó a su comprovinciano José Luis Ramón al afirmar que "lamentablemente, muchos que dijeron que querían ir al Congreso para evitar que tomen por asalto la corrupción para defender los intereses de Mendoza, se olvidaron de eso y hoy le van a votar con las dos manos esta ley de impunidad al Gobierno", agregó Petri.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA