| Última actualización: 05 de Octubre de 2022 - 10:44

El Gobierno reactivó el diálogo con los piqueteros y logró suspender las movilizaciones para el fin de semana largo

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, se comprometió a aumentar el abastecimiento alimentario de los comedores barriales y garantizar las herramientas para los espacios productivos. El incremento y el alta en los planes es un punto que continúa en discusión. 

Por
Imágenes de archivo. Imágenes de archivo. NA

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, logró acercar posiciones y mantener en pausa el plan de lucha que llevan adelante los movimientos piqueteros en reclamo de mejoras sociales para hacer frente a la inflación. Este martes recibió a representantes de los sectores en el edificio ubicado en Avenida 9 de Julio, en una nueva reunión entre las partes que, en principio, parece haber llegado a buen puerto. 

A pesar de sus intenciones de volver a la intendencia de Hurlingham, tal y como señalaron a NA fuentes del entorno, el funcionario continúa atendiendo las problemáticas de su cartera, y en este caso, se lo vio dispuesto a desarticular uno de los conflictos más complejos que afronta. "Fue una buena reunión. Se armó una mesa de diálogo de los equipos técnicos para ir resolviendo los proyectos productivos que van presentando", revelaron en diálogo con este medio desde el Ministerio de Desarrollo Social.

Junto a Zabaleta y las organizaciones que componen Unidad piquetera, participaron del intercambio funcionarios de la Secretaría de Políticas Alimentarias a cargo de Laura Alonso, representantes de la secretaria de Economía Social que dirige Emilio Pérsico, y el viceministro, Gustavo Aguilera.

Durante la reunión, el ministro se mostró muy activo y receptivo a las problemáticas, y hasta se comprometió a aumentar un 50% de los refuerzos alimentarios a comedores escolares, y a garantizar la provisión de insumos y herramientas para los espacios productivos, dos de los reclamos centrales de las agrupaciones sociales. 

LEE: La CGT lanzará un espacio político sindical para pelear lugares en el 2023

Entre los puntos aún pendientes figuran el aumento y apertura de los programas de asistencia social, y el bono de fin de año para los beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo, al que Zabaleta ratificó que está contemplado en el presupuesto de este año. Además, reveló que se está trabajando en un refuerzo destinado a los sectores en situación de indigencia tal y como adelantó NA.

A su parte, Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero y referente de Unidad Piquetera, explicó a NA que la llave de los reclamos que continúan en proceso de negociación la tiene el ministro de Economía, Sergio Massa, al que define como "el superministro ajustador", quien controla con minuciosidad todas las partidas presupuestarias, incluso las vigentes.

Asimismo, contó que ambas carteras ministeriales se reunirán el jueves para terminar de definir si el estado de situación, lo que permitirá avanzar -o no- en los acuerdos con Unidad Piquetera. 

El compromiso asumido por el la cartera que lidera Zabaleta tiene como fecha máxima el mes de octubre, de no ver aplicada las mejoras, desde Unidad Piquetera redoblaran la tónica de sus reclamos. Al momento, producto del entendimiento en el intercambio, los movimientos sociales optaron por suspender las acciones que estaban programadas para el jueves, pero se declararon "en estado de alerta y movilización".

“Luego del acampe de tres días realizado la semana pasada, en la que hemos logrado hacer visible nuestros reclamos y necesidades, estaremos en alerta para que los compromisos asumidos se concreten”, indicó Belliboni al tiempo que aclaró que “de todas maneras, evaluamos que es un paso adelante, y en este marco suspendemos las acciones anunciadas para esta semana”. 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina