Jueves, 16 Diciembre 2021 11:26

Oil Combustibles: todos los imputados pidieron su absolución y el veredicto se conocerá a las 17

“Ha llegado momento oportuno para que sistema judicial me absuelva”, dijo Ricardo Echegaray ante el Tribunal que hoy tiene previsto dar sentencia. 

El extitular de la AFIP Ricardo Echegaray. El extitular de la AFIP Ricardo Echegaray. Foto NA: Damián Dopacio.

El empresario Cristóbal López denunció hoy que el juicio por presunta evasión tributaria en la empresa Oil Combustibles que hoy llega a su fin fue consecuencia de su negativa a cederle sus medios de comunicación al ex presidente Mauricio Macri.

Nada de esto hubiera pasado si yo hubiera acordado con el ex presidente Macri entregar los medios de comunicación para que él y su equipo manejaran a gusto y piacere. Me negué y estas fueron las consecuencias”, disparó López al pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto, que se conocerá esta tarde a las 17.

El Tribunal oral Federal número tres escuchó hoy las últimas palabras de López, de su socio Fabián De Sousa y del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, quienes coincidieron en que las acusaciones en su contra fueron “armadas” sobre la base de pruebas falsas o inexistentes como parte de un mecanismo ilegal de persecución por sus cercanías a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

De hecho, Echegaray recordó que después de declarar durante seis jornadas en el juicio oral sobre los planes de pago concedidos por la AFIP a Oil Combustibles, los fiscales no repreguntaron sobre cuestiones técnicas de esas operaciones sino sobre sus vínculos con el matrimonio Kirchner.

“La fiscalía sólo preguntó cuál era mi relación con el ex presidente Néstor Kirchner y por qué la hoy vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, me había designado en la AFIP y cuál era mi relación con ella. No me indagó en nada sobre aspectos operativos, técnicos y jurídicos en los procesos por lo que hoy pide injustamente mi prisión”, subrayó.

En ese contexto, reclamó: “no me enjuicien penalmente por mis convicciones políticas”.

 “Quedé sometido a este proceso por la ejecución de políticas fiscales en una etapa de la argentina que se decidió mantener el empleo y la producción. La AFIP y el fiscal se la pasaron buscando el pelo al huevo a los planes de pago en tiempos en que el gobierno no dependía de la banca financiera internacional ni de los fondos buitres”, insistió.

Echegaray negó haber cometido delito alguno en conceder un plan de pagos a la empresa Oil Combustibles, quienes junto al exfuncionario son juzgados por el no pago de impuestos al expendio de combustibles. En sus últimas palabras ante el Tribunal Oral Federal 3, que tiene previsto dictar veredicto, pidió su absolución por ser una “acusación injusta durante seis años”.

“El fiscal pidió condena sin ninguna prueba, apoyado en fraude procesal cometido por la AFIP. Construyó sin sustento jurídico una acusación injustamente de administración fraudulenta”, sostuvo el exfuncionario público.

En ese sentido, dijo que “los hechos investigados no constituyen delito, y todo lo actuado se hizo en el marco de la ley” y recordó que se concedieron en otros casos planes de pago con “la intervención de manera positiva las áreas operativas como servicios jurídicos de la AFIP”.

Cristóbal López, por su parte, consideró que “ha quedado claro lo que ha pasado en estos seis años”, en los que tramitó la causa en la que tanto él como De Sousa estuvieron presos. “Entendemos que va a ser un final con justicia que es lo que pedimos desde el primer día”, pronosticó. En ese contexto, pidió “perdón” a sus socios, empleados, colaboradores y obreros “que la pasaron muy mal, con la incertidumbre de no saber cuándo se iban a quedar sin trabajo”.

“Me siento responsable de eso porque nada de esto hubiera pasado si yo hubiera acordado con el ex presidente Macri entregar los medios de comunicación para que él y su equipo manejaran a gusto y piacere”, reiteró.

Por su parte, Fabián De Sousa formuló un extenso alegato final en el que denuncio la “falsa, infundada y diabólica acusación” formulada por la AFIP durante el gobierno de Cambiemos y sostenida durante la etapa de instrucción de la causa, pero vaticinó que el “correcto accionar” del tribunal oral “va a permitir volver a ser personas normales ante nuestras familias”.

“Vamos a volver a ser empresarios normales”, superando –dijo- “la inescrupulosidad de los funcionarios”, especialmente Alberto Abad, a quien cuestionó en durísimos términos aunque sin nombrarlo.

“Tuvimos sentado en este juicio al administrador de la AFIP que llevó el proceso de persecución y violó todas las normas de procedimientos, que se pasó por donde correspondía la ley y cuando llegó el momento de declarar, esta persona que habla de la ética de los demás dijo que no iba a hacerlo porque cualquier cuestión lo podía autoimputar y la ley penal establece que nadie está obligado a declarar en su propia contra”, recordó.

“¿Qué pasó con el rey de la moral?, si ejerció su acción dentro del marco de la ley ¿por qué no puede declarar?, ¿se autoinculpó, vino a decir que no estaba en el marco de la ley?”, se interrogó.

De Sousa destacó que Oil Combustibles “no era una caja de cartón, era una gran empresa” y “si en lugar de De Sousa y López hubieran sido González y Pérez el proceso habría sido distinto”. “Y no estaríamos acá”, conjeturó.

El tribunal oral integrado por los jueces Fernando Machado Pelloni, Javier Ríos y Andrés Basso convocó “en principio” para las 17 para dar a conocer el veredicto.

Escrito por
Buenos Aires, NA