Miércoles, 26 Mayo 2021 18:04
Por Marina Devita

La Casa Rosada estuvo casi vacía en el primer día hábil del confinamiento estricto

La actividad oficial en la sede del Gobierno nacional continuará en los próximos días reducida al mínimo, dado que el presidente Alberto Fernández trasladó toda su agenda a la Quinta de Olivos.

Muy poco movimiento en la Casa de Gobierno. Muy poco movimiento en la Casa de Gobierno. NA/Damián Dopacio.

El movimiento diario de funcionarios, voceros y personal de la Casa Rosada que caracteriza el día a día de la sede del Gobierno nacional desapareció hoy casi por completo con el primer día hábil del confinamiento de nueve días decretado por el presidente Alberto Fernández ante la segunda ola de coronavirus.

Según indicaron a NA fuentes oficiales, el jefe de Estado trasladará hasta el próximo lunes toda su actividad a la Quinta de Olivos, con el propósito de "dar el ejemplo" ante las medidas restrictivas que anunció el pasado jueves para frenar el aumento de casos de coronavirus.

En esa línea, la reunión de gabinete económico que se realiza todos los miércoles en Balcarce 50 se trasladará mañana a la residencia presidencial, que en este caso sería encabezada por Alberto Fernández.

El encuentro, previsto para las 10.30, se desarrollará con "agenda abierta" y, de acuerdo a lo detallado por fuentes de Casa Rosada, tendrá entre sus temas principales "precios y salarios".

Además, indicaron que estará "en carpeta" el seguimiento de la renegociación de la deuda argentina con el Club de París, que implica el pago de 2.400 millones de dólares, cuyo próximo plazo vence el 31 de mayo.

Al cónclave económico asistirán el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Claudio Moroni (Trabajo).

Además, estarán presentes el titular del BCRA, Miguel Pesce; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

En el cuarto día de confinamiento estricto, los pasillos y despachos de Balcarce 50 estuvieron prácticamente desiertos, con tan sólo un puñado de funcionarios y empleados de limpieza o de la Policía Federal que asistieron a su lugar de trabajo diario.

De este modo, gran cantidad de oficinas y salones de Casa Rosada permanecieron cerrados, mientras que algunos despachos funcionaron con personal mínimo de manera física y el resto mediante la modalidad de teletrabajo.

La merma en la actividad de la Casa de Gobierno se notó fuertemente, dado que los días previos al anuncio presidencial fue escenario de múltiples reuniones que sirvieron para definir las nuevas restricciones.

Tras reuniones con expertos y gobernadores de todo el país, el Presidente decidió decretar el pasado jueves un confinamiento total de 9 días, entre el 21 y el 30 de mayo, para "todas las zonas del país que se encuadren en Alto riesgo o en Alarma epidemiológica" con el objetivo de bajar la curva ascendente de casos de coronavirus.

El nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) rige hasta el próximo 11 de junio, aplicándose un cierre total los primeros 9 días, y los días 5 y 6 de junio (sábado y domingo).

Por lo cual, la actividad oficial en Balcarce 50 continuará en los próximos días reducida al mínimo, dado que Alberto Fernández recién volvería a su despacho del primer piso el próximo lunes.

Escrito por
Buenos Aires, NA