Lunes, 15 Noviembre 2021 17:18

Levantaron el embargo del campo en Mendoza por el que fueron condenados Lázaro Báez y Fariña

Se trata de El Carrizalejo, que fue adquirido a nombre del financista por 5 millones de dólares y vendido dos años después al empresario Jaime Erusalimsky en menos de dos millones.

El campo de la polémica. El campo de la polémica.

La Cámara Federal de Casación dispuso el levantamiento del embargo que pesaba sobre un campo en la provincia de Mendoza que, según un tribunal oral, fue utilizado por el empresario Lázaro Báez y el financista Leonardo Fariña para lavar dinero proveniente de un delito.

Se trata del campo El Carrizalejo, cuyo titular registral es el empresario Roberto Jaime Erusalimsky, quien lo adquirió mediante una operación sospechada de irregularidades.

El tribunal casatorio aclaró que revocó el embargo “sin entrar a la cuestión de fondo sobre los hechos relacionados a las compraventas de este inmueble” sino tomando en cuenta que “el juicio oral culminó y no se dispuso allí el decomiso del campo embargado, no se ordenó su venta y en la resolución impugnada no se brindó adecuado tratamiento a la relación de disponibilidad del bien respecto de su titular”.

El tribunal oral federal número cuatro, que condenó –entre otros- a Báez y a Fariña, “efectuó una errónea interpretación y aplicación de la ley sustantiva”, opinaron los jueces Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Ángela Ledesma.

Según declaró como arrepentido Leonardo Fariña, compró El Carrizalejo por cuenta y orden de Báez y pagó por ella cinco millones de dólares, pero dos años después la vendió por 1,8 millones de la misma moneda.

Para el tribunal oral, hubo allí una maniobra irregular y en agosto pasado rechazó la solicitud de levantamiento de embargo efectuada por Erusalimsky.

Pero Erusalimsky fue exculpado de la operación: la Sala Segunda de la Cámara Federal porteña determinó que “no tuvo participación delictiva alguna en los hechos investigados”.

Pese a ello, el tribunal consideró que “no implica necesariamente que sea titular legítimo de la estancia El Carrizalejo, con cuya adquisición Lázaro Antonio Báez y Jorge Leonardo Fariña introdujeron en el mercado dinero proveniente de un ilícito penal”.

Por esa razón decidió mantener el embargo, pero la Casación corrigió ahora esa determinación.

El expediente volverá ahora al tribunal oral, que deberá dictar una nueva resolución, probablemente entregándole el campo a Erusalimsky.

Escrito por
Buenos Aires, NA