Lunes, 04 Enero 2021 21:00

El funcionario que toma whisky en la playa y presume un título universitario que no tiene

A mitad de año, Martín Oscar Valli ingresó al Ministerio de Obras Públicas. Ahora es el gerente general de Corredores Viales S.A., desde donde decide compras y licitaciones. Aparece como licenciado, pero sólo tiene secundario completo.

El funcionario que toma whisky en la playa y presume un título universitario que no tiene

Por Lucio Di Matteo

La foto hace honor al viejo adagio de "una imagen vale más que mil palabras". La combinación de wiskhy con medialunas, carencia de barbijo (ni siquiera ubicado sobre la mesa) y sonrisa canchera habla del protagonista en cuestión. Todo ello no sería relevante si no se tratara de un funcionario público que, además, en documentos oficiales aparece como "licenciado", aunque en realidad sólo tiene el secundario completo.

Martín Oscar Valli, DNI 26.345.696, fue nombrado el 1° de abril del 2020 como director de generación de proyectos de de Preinversión dentro del Ministerio de Obras Públicas. En su nombramiento, promulgado mediante la Decisión Administrativa 1115/20, se alude a él como "señor", fórmula utilizada para los funcionarios que no poseen título universitario. Su nombramiento, firmado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro Gabriel Katopodis, puede verse en acá.

image.png

La actitud de usurpar un título que no es tal, le valió un enorme desprestigio tanto a Jorge Telerman, cuando era jefe de Gobierno, como a Juan Carlos Blumberg. Aunque la trascendencia de Valli sea mucho menor que la de ellos.

Desde allí, Valli llegó al cargo de gerente general de Corredores Viales S.A., nada menos que la empresa armada por el Estado para tomar aquellas rutas que los privados abandonaron o habían tomado con el inviable esquema de iniciativa privada, que significaba inversiones solo a costa de tarifas muy altas. Al "señor" Valli (no licenciado) le dieron el cargo más importante de Corredores Viales S.A.

image.png

Como se ve en una de las fotos de esta nota, en un Acta de Comité de Compras de esa empresa, Valli aparece como licenciado. Este funcionario llegó a cursar la licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad de Morón, pero sin terminarla. Allí fue compañero, y luego amigo, de Leonardo Zara, quien es el director general de Preinversión del Ministerio de Obras Públicas, es decir su jefe directo.

EGES y "El Chuequito" Mazzón

Aunque no obtuvo su título universitario en Morón, pues abandonó en segundo año, Valli consiguió allí la amistad que le garantizaría trabajo durante los últimos años. Leonardo Zara, que sí terminó la licenciatura en Ciencias Políticas, lo llevó a trabajar con él a Equipo de Gestión Económica y Social (EGES), la consultora de Mauricio "El Chuequito" Mazzón, hijo del histórico operador peronista Juan Carlos "Chueco" Mazzón, ya fallecido.

Desde allí, tanto Zara como Valli, entre tantos otros empleados de EGES, saltaron a la Dirección de Inversiones de Tierra del Fuego. La entonces gobernadora (período 2015-2019), Rosana Bertone, había cerrado un acuerdo político con Mazzón, que no sólo desplazó a otros operadores que la rondaban -como José "Pepe" Scioli- sino que le permitió alivianar pago de sueldos en EGES, que pasaron a la provincia más austral del país.

En 2018, cuando el dólar estaba todavía debajo de los 30 pesos, Zara cobraba un sueldo superior a $65.000, en tanto que Valli se llevaba, como subsecretario, casi $60.000, equivalente a 2.000 dólares de entonces. Además, Bertone había ordenada alquilar una oficina exclusiva para la Secretaría de Inversiones, a pesar que las instalaciones de la provincia en Capital Federal no lo hacían necesario.

En 2020, Valli se recicló en la política nacional, otra vez de la mano de Zara. Tanto el "señor" como el licenciado son amigos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien firmó el nombramiento del hombre que toma wiskhy en Pinamar junto al titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. También tienen buena llegada al jefe de Gabinete la exgobernadora Bertone, que perdió las elecciones del 2019 por amplio margen (52 a 38 puntos, a manos de Gustavo Melella), como también "El Chuequito" Mazzón.

Escrito por
Buenos Aires, NA