Viernes, 24 Diciembre 2021 17:35

Vladimir Putin: “Una mujer es una mujer, y un hombre es un hombre”

Su postura homofóbica es de público conocimiento. Ahora, volvió a generar polémica con otra de sus declaraciones, en la que se manifiesta en contra de las políticas de inclusión.

Vladimir Putin. Vladimir Putin. NA

El presidente ruso, Vladimir Putin, ratificó su postura ultraconservadora al responder una pregunta sobre los “problemas en la cultura occidental” y la visión del género. En ella, dio a conocer su oposición sobre los derechos y la inclusión de las personas transgénero.

Al respecto, en la conferencia anual televisada desde el Kremlin, dijo lo siguiente: “Si alguien piensa que mujeres y hombres son lo mismo, entonces que así lo piense. Pero debe haber sentido común“. Y agregó: “Sigo con el enfoque tradicional de que una mujer es una mujer, un hombre es un hombre, una madre es una madre y un padre es un padre”.

LEER MÁS: Al menos 30 personas murieron al incendiarse un ferry en Bangladesh

También dijo que espera que “nuestra sociedad tenga la protección moral interna que dictan las confesiones religiosas tradicionales de la Federación Rusa”.

Para Putin, la singularidad y la fuerza de la sociedad rusa están condicionadas por el hecho de que el país se ha formado como uno multiconfesional y multinacional. Por ello, para el político es fundamental “tratar con respeto los fundamentos de la cultura espiritual tradicional”.

En el caso de los deportistas, explicó que si un hombre se declara mujer e intenta competir en algún deporte, las actividades femeninas de esta índole “dejarían de existir por completo”. Para él, no se puede “escapar de eso”.

Declaraciones polémicas y una ley controvertida

No es la primera vez que Putin se manifiesta en contra de los derechos de la comunidad LGBTQ+. En 2013, el gobierno ruso votó una ley contra la “propaganda” homosexual dirigida a menores; con esto, los desfiles del orgullo gay y el izado de banderas de arcoíris desaparecieron.

Además, desde 2020, la Constitución rusa declara la prohibición de la unión entre dos personas del mismo sexo, alegando que la unión es solamente entre un hombre y una mujer.

Otra de sus polémicas declaraciones tuvo lugar en octubre, cuando -en la reunión anual del Valdai Discussion Club en Sochi- dijo que el hecho de que a los niños en Occidente “se les enseñe que un niño puede convertirse en niña y viceversa” está “al borde de un crimen de lesa humanidad”.

Escrito por Camila Olivera
Buenos Aires, NA