Domingo, 01 Agosto 2021 18:24

Una atleta bielorrusa criticó a sus entrenadores, la llevaron por la fuerza al aeropuerto y pidió protección policial

Krystsina Tsimanouskaya afirmó haber sido sacada en contra de su voluntad por funcionarios de su propio país, tras denunciar negligencias en su cuenta de Instagram. Pediría asilo en Alemania o Austria.

La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya afirmò haber sido llevada al aeropuerto de Tokio en contra de su voluntad La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya afirmò haber sido llevada al aeropuerto de Tokio en contra de su voluntad SkyNews

La velocista olímpica Krystsina Tsimanouskaya, de 24 años, representante de Bielorrusia, se pudo ver en imágenes tomadas este domingo en el aeropuerto de Tokio Haneda, rodeada de policías japoneses, cuando en realidad tenía agendado competir en los 200 metros femeninos este lunes y el relevo de 4x400 metros el próximo jueves.

Afirmó que fue detenida después de quejarse públicamente de los entrenadores nacionales y llevada a la estación aérea en contra de su voluntad por funcionarios de su propio país. Inclusive, un fotógrafo la escuchó decir: "Creo que estoy a salvo. Estoy con la policía".

Había buscado la protección de los oficiales para no tener que abordar un vuelo a casa, como la obligaban, y luego en un mensaje enviado por Telegram a la agencia de noticias Reuters dijo: "No regresaré a Bielorrusia".

Una fuente de la Fundación Bielorrusa de Solidaridad Deportiva, que apoya a los atletas encarcelados o marginados por sus opiniones políticas, declaró a la agencia de noticias estar en conocimiento de que ella planeaba solicitar asilo en Alemania o Austria el lunes.

Horas antes, el cuerpo técnico había estado en su habitación y le ordenó que hiciera las maletas, ya que la habían sacado del equipo "por el hecho de que hablé en mi Instagram sobre la negligencia de nuestros entrenadores".

Anteriormente se había quejado de que ingresó en el relevo de 4x400 m después que se descubrió que algunos miembros del equipo no eran elegibles para competir en los Juegos Olímpicos porque no se habían sometido a una cantidad suficiente de controles de dopaje.

"Algunas de nuestras chicas no volaron aquí para competir en el relevo 4x400 m porque no tenían suficientes controles de dopaje", reveló desde el aeropuerto.

"Y el entrenador me agregó al relevo sin mi conocimiento. Hablé de esto públicamente. El entrenador en jefe se me acercó y me dijo que había una orden de arriba para sacarme".

 

Los primeros JJOO del verano

 

En su historial llevaba ganadas dos medallas (una de oro y una de plata) en los sprints de 100 y 200 metros, aunque estos son sus primeros Juegos Olímpicos de Verano.

Anteriormente participó en nueve competiciones internacionales, quedando segunda en la carrera de 100 metros en el Campeonato de Europa U23 celebrado en Polonia en 2017 y ganando el oro por su actuación en los 200 metros en la Universiada de Verano de 2019 en Italia.

Llegó cuarta en la eliminatoria de 100 metros femeninos el 30 de julio, y estaba programada para participar en la carrera de 200 metros el lunes 2 de agosto.

El Comité Olímpico Internacional (COI) reconoció estar al tanto de los informes y que estaba "investigando la situación ... y pidiendo aclaraciones" al Comité Olímpico de Bielorrusia.

En un mensaje posterior, el organismo internacional agregó que la Sra. Tsimanouskaya se encontraba "con las autoridades en el aeropuerto de Haneda y actualmente está acompañada por un miembro del personal de Tokio 2020. Nos ha dicho que se siente segura".

"El COI y Tokio 2020 continuarán sus conversaciones con Krystsina Tsimanouskaya y las autoridades para determinar los próximos pasos en los próximos días", agregó el comité.

La principal contrincante de la oposición de Bielorrusia, Svetlana Tikhanovskaya, que huyó a Lituania después de cuestionar los resultados de una disputada elección presidencial, expresó su gratitud al COI "por la rápida reacción a la situación".

La Sra. Tikhanovskaya agregó que la velocista "tiene derecho a la protección internacional y a continuar participando en los Juegos Olímpicos", a pesar de las actividades del Comité Olímpico de Bielorrusia.

En un comunicado en su página de Facebook, el Comité Olímpico de Bielorrusia justificó que Tsimanouskaya fue retirada de los Juegos debido a su "estado emocional y psicológico".

Decía: "Según los médicos, debido al estado emocional y psicológico de la atleta bielorrusa Christina Tsimanouskaya, el cuerpo técnico del equipo nacional de atletismo decidió detener la actuación del atleta en los XXXII Juegos Olímpicos".

"En consecuencia, se recordó la solicitud de la atleta para participar en las carreras de clasificación a 200 my en el relevo de 4x400 m".

Tom Tugendhat, presidente del comité de asuntos exteriores del parlamento, dijo: "Esta es la realidad de la tiranía: trasciende las fronteras y socava las libertades en todo el mundo".

"Ignorarlo le permite crecer", agregó, y afirmó: "Bielorrusia ya ha derribado un avión de pasajeros, ha silenciado a los periodistas en casa y ha violado las elecciones".

 

Escrito por
Buenos Aires, NA