Miércoles, 20 Enero 2021 21:00

Todos los que lleguen a EEUU deberán presentar un test negativo y hacer cuarentena

Es parte de un paquete de medidas que el flamante presidente Joe Biden presentó este jueves para hacer frente a la pandemia.

Todos los que lleguen a EEUU deberán presentar un test negativo y hacer cuarentena

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este jueves que los pasajeros que lleguen a los Estados Unidos deberán pasar por una cuarentena, como parte de una serie de decretos para contener la pandemia.

El demócrata también anunció que los viajeros deberán presentar una prueba negativa del teste PCR para entrar al país.

"Además del uso de tapabocas, todos aquellos que viajen a los Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen", informó Biden en una conferencia en la Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el gobierno anterior, pero el aislamiento era sólo una recomendación.

Biden dio a conocer su plan para combatir el virus en Estados Unidos. En ese documento quedaron consignados estos requisitos mencionados:

"Promover la seguridad en viajes internacionales requiere un resultado negativo de la prueba de Covid-19 antes de la salida y cuarentena a la llegada, consistentes con las pautas de los CDC (Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)", aclara el texto con el que la administración Biden planea hacerle frente a la pandemia.

Según la página oficial de los CDC, estos centros recomiendan practicarse la prueba contra el Covid-19 entre el día 3 y 5 después de arribar a EEUU.

"Los CDC recomiendan que se haga la prueba de 3 a 5 días después del viaje aéreo internacional Y que se quede en casa durante 7 días. Incluso si la prueba es negativa, quédese en casa durante los 7 días completos. Si no se hace la prueba, lo más seguro es quedarse en casa durante 10 días después del viaje".

Otra de sus medidas ordena el uso de tapabocas en aeropuertos y en la mayoría de aviones, trenes, barcos y autobuses de media y larga distancia, algo que su predecesor, Donald Trump, se negó a hacer.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de tapabocas, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

united-testing-ht-rc-200924_hpMain_16x9_992.jpg

Biden alertó este jueves de que la cifra de muertos por la Covid-19 en su país superará probablemente los 500.000 en febrero, y reconoció que le llevará meses "darle la vuelta" a la estrategia encarada por su predecesor.

"Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar", dijo Biden durante un acto en la Casa Blanca, en el que firmó una decena de medidas y decretos para acelerar la respuesta a la pandemia.

Estados Unidos rebasó el pasado martes la barrera de los 400.000 fallecimientos por Covid-19 y sumó otros 8.000 decesos en las 48 horas siguientes, hasta sobrepasar los 408.000, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521.000 fallecidos por la enfermedad.

Escrito por
Buenos Aires, NA