| Última actualización:21 de Septiembre de 2022 - 09:03

Taiwán dispara a un dron chino después de que la presidenta advierte sobre "fuertes contramedidas"

Tsai Ing-wen se adjudicó la orden y explicó que encomendó al ejército acciones contra lo que denominó provocaciones chinas.  

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, visita una base naval en las islas Penghu La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, visita una base naval en las islas Penghu NA-Reuters/Ann Wang

Taiwán disparó tiros de advertencia contra un dron chino que sobrevoló un islote en alta mar el martes poco después de que la presidenta Tsai Ing-wen dijera que había ordenado al ejército que tomara "fuertes contramedidas" contra lo que denominó provocaciones chinas

Fue la primera vez que se dispararon disparos de advertencia en un incidente de este tipo en medio de un período de mayor tensión entre China y Taiwán, que Beijing considera su propio territorio. Taiwán cuestiona enérgicamente los reclamos de soberanía de China.

El dron regresó a China después de los disparos, reveló un portavoz militar a la agencia Reuters.

Taiwán se quejó de que los drones chinos vuelan repetidamente muy cerca de pequeños grupos de islas que controla cerca de la costa de China, más recientemente en las islas Kinmen, como parte de los ejercicios militares de Beijing.

China llevó a cabo los ejercicios en la isla después de una visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, este mes.

El portavoz del comando de defensa de Kinmen, Chang Jung-shun, dijo que los proyectiles reales fueron disparados justo antes de las 18:00 horas (10:00 GMT) contra el dron que se había acercado al islote de Erdan, y que anteriormente se habían utilizado bengalas.  

No hubo una respuesta inmediata de China. El lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China desestimó las quejas de Taiwán sobre los drones como nada "para hacer un escándalo". 

Las imágenes de al menos dos misiones de drones que muestran a soldados taiwaneses en sus puestos y, en un caso, arrojando piedras a un dron, han circulado ampliamente en las redes sociales chinas.

Hablando más temprano el martes mientras visitaba las fuerzas armadas en las islas Penghu, Tsai criticó a China por sus drones y otras actividades de guerra en la "zona gris".

"Quiero decirles a todos que cuanto más provoca el enemigo, más tranquilos debemos estar. No provocaremos disputas y ejerceremos autocontrol, pero eso no significa que no vamos a contrarrestar", dijo Tsai a los oficiales navales.  

Ella dijo sin más detalles que había ordenado al Ministerio de Defensa que tomara "contramedidas necesarias y fuertes" para defender su espacio aéreo. 

Las islas Kinmen están en su punto más cercano a solo unos cientos de metros (yardas) del territorio chino, frente a las ciudades chinas de Xiamen y Quanzhou.

'¡Golpéalos, Golpéalos!'

Los oficiales dijeron a los periodistas que acompañaban a Tsai que los buques de guerra y aviones de combate con base en Penghu, que se encuentra en el Estrecho de Taiwán más cerca de Taiwán que de China, salieron armados con munición real desde que China comenzó sus ejercicios este mes, aunque nunca abrieron fuego.

El capitán de fragata, Lee Kuang-ping, dijo que habían intercambiado regularmente advertencias por radio con buques de guerra chinos.

"A veces, cerca de la zona de perforación, aparecen barcos pesqueros chinos comunistas, y provocativamente dicen '¡golpéalos, golpéalos!'", dijo Lee.

En una publicación de Facebook que cita a un comandante de la marina en Penghu, Tsai dijo que los barcos de ambos lados se acercaron entre 500 y 600 yardas entre sí y que los barcos de Taiwán "supervisaron estrictamente" a sus homólogos chinos.

La unidad militar china responsable del área adyacente a Taiwán, el Comando del Teatro del Este del Ejército Popular de Liberación, publicó el 15 de agosto un video de las islas Penghu, aparentemente tomado por la fuerza aérea de China.

El ejército de Taiwán calificó la información de video como guerra, acusando a China de exageración y diciendo que no era cierto que las fuerzas chinas se hubieran acercado a las islas.

Las fuerzas armadas de Taiwán están bien equipadas pero se ven empequeñecidas por las de China. Tsai supervisó un programa de modernización e hizo del aumento del gasto en defensa una prioridad. 

Cuando se le preguntó sobre las actividades de los drones chinos el martes, el ministro de Defensa de Taiwán, Chiu Kuo-cheng, dijo que no podía dar detalles sobre lo que harían para contrarrestar las incursiones, pero dijo que los militares reaccionarían según el principio de "defensa propia".

"Entonces, no armen un escándalo cuando haga estallar algunos petardos para ahuyentar a algunos gorriones", dijo a los periodistas en Taipei en una advertencia velada a China.

Otra visita norteamericana

Adicionalmenta, el gobernador de Arizona debía llegar a Taiwán el martes, según reveló el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

Sería esa la última de una sucesión de funcionarios de los Estados Unidos en visitar la isla, desafiando la presión de China para que tales viajes no tener lugar.

Durante su visita de tres días, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, republicano, se reunirá con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, y con empresas de la industria de semiconductores, se informó.

El fabricante de chips por contrato más grande del mundo, Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC), está construyendo una planta de $12 mil millones en el estado estadounidense de Arizona.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina