| Última actualización:23 de Septiembre de 2022 - 10:28

Rusia exigió a Ucrania el cese inmediato de los bombardeos en Zaporiyia

El reclamo se produjo en el marco de una discusión telefónica entre cancilleres. De un lado, Sergei Lavrov y del otro, Catherine Colonna, de Francia.

central de energía nuclear de Zaporiyia central de energía nuclear de Zaporiyia NA-Xinhua/Victor

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, pidió un cese inmediato de los bombardeos en la zona de la central nuclear de Zaporiyia en Ucrania, durante una conversación telefónica que mantuvo con su par de Francia, Catherine Colonna.

Lavrov y Colonna discutieron la situación en Ucrania y prestaron particular atención a la importancia de garantizar la seguridad en la central nuclear de Zaporiyia, según comunicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en una declaración.

LEE: China y Rusia sostienen nueva ronda de consultas de seguridad estratégica

"Lavrov observó que el régimen de Kiev sigue utilizando armas suministradas por Occidente para atacar objetivos e infraestructura civiles, incluyendo la central nuclear de Zaporiyia, y agregó que esto aumenta el riesgo de una catástrofe nuclear", indicó.

"La parte rusa hizo énfasis en la necesidad de un cese inmediato y total de los bombardeos" en la zona de la central, y pidió una investigación sobre los ataques deliberados contra esta instalación, agregó el ministerio.

Rusia activa plan para anexar formalmente regiones ucranianas ocupadas

Dos regiones controladas por Rusia en el este de Ucrania anunciaron planes para celebrar referéndums para unirse a Rusia a finales de esta semana y un aliado del presidente Vladimir Putin dijo que los votos alterarían el panorama geopolítico en Moscú.

La medida, que intensifica seriamente el enfrentamiento de Moscú con Occidente , se produce después de que Rusia sufriera un revés en el campo de batalla en el noreste de Ucrania y mientras Putin reflexiona sobre sus próximos pasos en un conflicto de casi siete meses que ha causado la ruptura más grave entre Oriente y Occidente desde la guerra. 

La autoproclamada República Popular de Lugansk (LPR) respaldada por Rusia y el vecino Donetsk República Popular de Lugansk tomaron esas determinaciones.

En una publicación en las redes sociales dirigida a Putin, el jefe de la RPD, Denis Pushilin, escribió: "Le pido, tan pronto como sea posible, en caso de una decisión positiva en el referéndum, de lo que no tenemos ninguna duda, que considere que la RPD se convierte en un parte de Rusia".

Más temprano el martes, funcionarios instalados por Rusia en la región sur de Kherson, donde las fuerzas de Moscú controlan alrededor del 95% del territorio, dijeron que también habían decidido celebrar un referéndum.

Se esperaba que las autoridades prorrusas en parte de la región ucraniana de Zaporiyia hicieran lo mismo, indicó la agencia Reuters, en tanto que la prensa rusa ya lo anunció.

Ucrania y los Estados Unidos aclararon que tales referéndums serían una farsa ilegal y han dejado en claro que ni ellos ni muchos otros países reconocerían los resultados.

Dmitry Medvedev, expresidente que actualmente es vicepresidente del Consejo de Seguridad, sugirió ante los anuncios que el resultado de tales votaciones sería irreversible y daría a Moscú -que tiene el mayor arsenal de armas nucleares del mundo- carta blanca para defender lo que consideraría legalmente su propio territorio.

“La invasión del territorio ruso es un delito que te permite usar todas las fuerzas de autodefensa. Es por eso que estos referéndums son tan temidos en Kiev y Occidente", escribió en Telegram Medvedev.

Ningún futuro líder ruso podría revertir constitucionalmente su resultado, agregó.

Vyacheslav Volodin, jefe de la Duma Estatal de Rusia, la cámara baja del parlamento, dijo que su cámara apoyaría que las dos regiones se unan a Rusia si votaran a favor.

Washington y Occidente hasta ahora han tenido cuidado de no suministrar a Ucrania armas que podrían usarse para bombardear territorio ruso, y la interpretación de Medvedev de lo que significaría legalmente la anexión de facto desde el punto de vista de Moscú parecía una futura advertencia para Occidente.

"Ellos (los referéndums) cambiarían por completo el vector de desarrollo de Rusia durante décadas. Y no solo de nuestro país. La transformación geopolítica del mundo sería irreversible una vez que los nuevos territorios fueran incorporados a Rusia", escribió.

No está claro cómo se llevarán a cabo los referéndums dado que las fuerzas rusas y respaldadas por Rusia controlan solo alrededor del 60% de la región de Donetsk, mientras que las fuerzas ucranianas están tratando de recuperar Lugansk.

Funcionarios prorrusos dijeron anteriormente que los referéndums podrían realizarse electrónicamente.

La medida se produciría ocho años después de que Rusia anexó la península de Crimea a Ucrania.

Empuje de Lugansk

Los referéndums se anunciaron después de que Ucrania dijera que sus tropas habían retomado la aldea de Bilohorivka en la región de Lugansk y se preparaban para recuperar toda la provincia que hasta ahora había estado totalmente ocupada por las fuerzas rusas.

Imágenes no verificadas en las redes sociales mostraron a las fuerzas ucranianas en la aldea, ubicada a 10 kilómetros (seis millas) al oeste de la ciudad de Lysychansk, que cayó ante los rusos después de semanas de combates en julio.

"Habrá lucha por cada centímetro. El enemigo está preparando su defensa. Así que no nos limitaremos a marchar", escribió el gobernador de Lugansk, Serhiy Gaidai, en Telegram.

Rusia nombró tomar el control total de Lugansk y la provincia vecina de Donetsk como objetivos principales de lo que llamó su "operación militar especial" en Ucrania, alegando que los hablantes de ruso estaban siendo perseguidos e incluso bombardeados por las fuerzas del gobierno ucraniano, algo que Kiev negó.

Las tropas ucranianas comenzaron a avanzar hacia Lugansk después de expulsar a las fuerzas rusas de la provincia nororiental de Kharkiv en una contraofensiva relámpago este mes.

"Los ocupantes están claramente en pánico. ", dijo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en un discurso televisado el lunes por la noche, y agregó que ahora estaba enfocado en la "velocidad" en las áreas liberadas.

El líder ucraniano también insinuó que usaría un discurso en video ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el miércoles para pedir a los países que aceleren las entregas de armas y ayuda.

Reuters no pudo verificar de forma independiente los informes del campo de batalla de ninguno de los bandos.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina