Lunes, 21 Junio 2021 11:08

Otra vez afloran las tensiones de China y Rusia con los EEUU

Los dos primeros países fueron amenazados con sanciones por la nación americana. Entonces, se inició una esgrima verbal.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este domingo que la reunión en Ginebra entre el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no trajo consigo "ningún cambio" en la política de sanciones antirrusas de Washington. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este domingo que la reunión en Ginebra entre el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no trajo consigo "ningún cambio" en la política de sanciones antirrusas de Washington. NA-Swissinfo

Pekín consideró un "abierto chantaje y amenazas" las declaraciones de los Estados Unidos de que China podría enfrentar "un aislamiento en la comunidad internacional" si no coopera con investigaciones adicionales sobre los orígenes del coronavirus, en tanto que Rusia elevó la voz y pidió que la nación americana "se castigue primero a sí misma por Irak y Yugoslavia".

Esto marca una nueva escalada retórica entre esos países y, en el caso del intercambio Estados Unidos - Rusia, se produce escasos días después de la cumbre entre sus presidentes, Joe Biden y Vladimir Putin en Ginebra, Suiza.

Desde Pekín se expresó este lunes el portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian, con relación a afirmaciones del asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, orientadas a que Washington continuará presionando los chinos en cooperación con sus aliados y socios hasta que se llegue "al fondo de cómo apareció este virus en el mundo".

"Las declaraciones respectivas de la parte estadounidense son un abierto chantaje y amenazas. China expresa su fuerte descontento y se opone firmemente, nunca lo aceptaremos", respondió el vocero chino, dice el sitio Actualidad.rt.com

Desde el comienzo de la pandemia, China "ha tomado una posición abierta y transparente" y ha compartido con otros países su experiencia en el campo de la prevención y el control del covid-19, así como en su diagnóstico y tratamiento, dijo Zhao, citado por CGTN. Y también recordó que el país recibió en dos ocasiones a expertos de la OMS.

"Las afirmaciones de que China dijo 'no' al estudio para rastrear el origen del coronavirus son completamente infundadas, y las declaraciones de que China se enfrentará a un aislamiento en la comunidad internacional son en mayor medida una intimidación intencional. El descubrimiento del origen del coronavirus es una cuestión científica que los científicos de todo el mundo tienen que abordar en cooperación y que no debe politizarse arbitrariamente; ese es el consenso de la gran mayoría de países", agregó.

El pasado 13 de junio, el presidente de EE.UU., Joe Biden, afirmó durante la sesión final de la cumbre del G7 que China tiene que ser más transparente y permitir el acceso a sus laboratorios para que Occidente pueda determinar si el SARS-CoV-2 fue el resultado de "un experimento que salió mal". En mayo, el mandatario ordenó a la inteligencia de su país que "redoblara" sus esfuerzos para determinar los orígenes del virus y que le informara al respecto en 90 días.

Por su parte, Pekín, que ha acusado en reiteradas ocasiones a EE.UU. y otros países de "politizar el tema del rastreo del origen" del virus, denunció que el encargo de Biden a sus servicios de inteligencia demuestra que Washington está más obsesionado con culpar a China que en establecer la verdad.

A finales de marzo, la Organización Mundial de la Salud presentó las conclusiones de su investigación sobre los orígenes del coronavirus, que contemplan la transmisión a partir de murciélagos hacia otro animal y posteriormente a los humanos como el escenario más probable del inicio de la pandemia, mientras que consideraba la posibilidad de que se debiera a una fuga de un laboratorio como "extremadamente improbable".

Lee también: Desafiante comunicado de la Armada de los Estados Unidos destinado a China

 

.

Rusia, de contragolpe

 

Antes de pronunciar la palabra "ley", Estados Unidos "debe castigarse a sí mismo con sanciones por Yugoslavia e Irak", así como por los "muertos y mutilados" en todo el mundo, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, en relación a los planes del país norteamericano de introducir nuevas sanciones contra Rusia, informa el mismo sitio de origen ruso este lunes.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este domingo que la reunión en Ginebra entre el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no trajo consigo "ningún cambio" en la política de sanciones antirrusas de Washington. Según Psaki, la "ley exige" que la Casa Blanca continúe contemplando nuevas restricciones contra Rusia relacionadas con el uso de armas químicas.

"¿Hace mucho que EE.UU. comenzó a vivir conforme a las leyes? La forma en que actúan en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas no está sujeta a ninguna ley: total ilegitimidad. Primero, que se castiguen con sanciones por Yugoslavia e Irak, por los millones de muertos y mutilados. Y luego será posible pronunciar la palabra 'ley'", escribió Zajárova en su canal de Telegram.

Rusia siempre ha respondido, de forma lógica y conforme a las leyes, a la imposición de sanciones ilegales por parte de Estados Unidos, añadió la portavoz rusa.

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Jake Sullivan, dijo también el domingo que EE.UU. está preparando más sanciones contra Rusia en respuesta al supuesto envenenamiento del opositor Alexéi Navalny. Según Sullivan, las autoridades estadounidenses también seguirán imponiendo sanciones contra las compañías rusas involucradas en la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

Escrito por
Buenos Aires, NA