Domingo, 04 Octubre 2020 21:00

La tormenta Alex provocó seis muertes en Italia y Francia

El fenómeno meteorológico provocó destrozos pero lo más preocupante resulta el saldo humanitario de la tragedia medioambiental: hay desaparecidos.

&lt;p&gt;&lt;strong&gt;&lt;span style=&quot;vertical-align: inherit;&quot;&gt;&lt;span style=&quot;vertical-align: inherit;&quot;&gt;La mayoría de víctimas se presentan por caídas de árboles, consigna la información internacional. &lt;/span&gt;&lt;span style=&quot;vertical-align: inherit;&quot;&gt;Foto: Archivo AFP <p><strong><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">La mayoría de víctimas se presentan por caídas de árboles, consigna la información internacional. </span><span style="vertical-align: inherit;">Foto: Archivo AFP

La denominada tormenta Alex azotó la costa mediterránea francesa e italiana y produjo hasta ahora seis decesos y 19 desaparecidos, en un balance que podría empeorar.

Los equipos de rescate, así como las autoridades de las regiones afectadas, siguen organizándose tras las inundaciones excepcionales que han devastado pueblos desde los Alpes Marítimos de Francia hasta Piamonte, Valle de Aosta y Liguria de Italia.

Italia y Francia afrontan las consecuencias del temporal Alex, tormenta que está causando auténticos estragos en la costa mediterránea de los dos países europeos.

Los daños provocados por las fuertes lluvias y las inundaciones son cuantiosos y, de momento, han dejado en Francia 18 personas desaparecidas, y en Italia seis fallecidos y un desaparecido.

La peor parte, en cuanto al plano humano, está siendo para las regiones italianas de Piamonte, Valle de Aosta y Liguria, ya que en estas zonas es donde se han registrado los seis decesos y el desaparecido.

La cifra aumentó en las últimas horas.

A los dos fallecimientos del último sábado en Piamonte se sumaron los tres muertos en Liguria.

A dos de ellos, el mar los devolvió en las localidades de Ventimiglia y Sanremo, mientras que otro cuerpo fue encontrado en los márgenes del rio Roya, en el pueblo de Trucco.

También fue hallado muerto en territorio francés, cerca de Colle di Tenda, arrastrado por el arroyo Vermenagna, un pastor italiano que se encontraba desaparecido.

La mayoría de víctimas se presentan por caídas de árboles o porque las riadas les han sorprendido y arrastrado.

Tanto los presidentes de las regiones de Liguria como de Piamonte han pedido el estado de alarma ante los enormes destrozos de las inundaciones.

"La situación es muy grave. Es como 1994, con la diferencia de que esta vez cayeron 630 milímetros de lluvia en 24 horas. Una precipitación tan masiva en un período de tiempo tan limitado no se había producido desde 1954", dijo el presidente de Piamonte, Alberto Cirio, que viajará a Roma para reiterar que necesitan los recursos para empezar de nuevo lo antes posible.

Más de cien municipios italianos de Piamonte han sufrido daños por las inundaciones, con más de 1.300 casas dañadas y varias localidades sin electricidad, ni agua.

En las últimas 24 horas, debido a las fuertes lluvias, el nivel del río Po ha aumentado en seis metros, mientras que los lagos Maggiore y Como también están bajo presión. Los desbordamientos en varios puntos han provocado graves daños en el campo, con cosechas destruidas y animales fallecidos.

https://twitter.com/JeanCASTEX/status/1312428541829697537

En el departamento de los Alpes Marítimos, cuya ciudad más importante y capital es Niza, las intervenciones fueron constantes durante este domingo, consigna el sitio informativo France24.com

Hasta el momento, se registraron más de 420 rescates y 18 desaparecidos por la gran crecida de las aguas.

Estas subidas repentinas del agua provocaron grandes destrozos en los pueblos del Valle del Vésubie y de la Roya, a unos 40 kilómetros al interior de Niza, con casas destruidas por las inundaciones y otras en riesgo de derrumbamiento.

Además, hay puentes y carreteras cortadas con pueblos que han quedado completamente aislados.

El primer ministro francés, Jean Castex, quien viajó este sábado al departamento, indicó que había al menos 18 personas de las que no se tiene noticias desde que empezaron las lluvias de la borrasca Alex.

Más de 600 bomberos fueron desplegados en la zona para tratar de restablecer las vías de comunicación y socorrer a los afectados, a los que se suman 300 bomberos desplazados de departamentos vecinos.

Junto a ellos, cientos de miembros de las fuerzas del orden y del Ejército francés tratan de localizar a los desaparecidos, llevar agua potable y medicamentos a los vecinos que han quedado aislados y transportar hasta a un centenar de ellos a zonas seguras.

La región mediterránea no es una zona acostumbrada a sufrir grandes tormentas, ni mucho menos huracanes.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!