Publicado el Lunes, 28 Febrero 2022 11:29

El Pentágono busca establecer un canal de comunicación con Rusia ante la amenaza nuclear

Mientras tanto, el Departamento de Estado comunicó que suspendió las operaciones de la embajada estadounidense en Bielorrusia y autorizó la salida voluntaria de sus empleados diplomáticos en Moscú.

Joe Biden Joe Biden NA-Xinhua/Liu Jie

El Pentágono prevé establecer un canal de comunicación con Rusia en medio de la situación en Ucrania, informó el diario Politico, citando fuentes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, país que este lunes comenzó a evacuar sus embajadas en Bielorrusia y Rusia.

El medio citó a un alto funcionario del Pentágono, quien abundó que Washington no recibió ninguna respuesta de Moscú.

Una de las fuentes del periódico sostuvo que se podría tratar del canal de comunicación que los Estados Unidos y Rusia establecieron en 2015 para resolver el conflicto en Siria.

 Mientras tanto, el Departamento de Estado de Estados Unidos comunicó este lunes que suspendió las operaciones de la embajada estadounidense en Bielorrusia y autorizó la salida voluntaria de empleados "no encargados de tareas de emergencia" y de familiares en la embajada estadounidense en Rusia.

El comunicado dice que Washington tomó estas medidas debido a las actuales operaciones militares rusas en Ucrania. The Washington Post, que citó a un funcionario de la administración, informó el domingo que los Estados Unidos creen que Bielorrusia enviará sus tropas a Ucrania para luchar junto a las fuerzas rusas desde este lunes.

Pero existe algo más preocupante y es la amenaza nuclear, que rara vez se escuchó incluso durante el período de la Guerra Fría, cuando los arsenales atómicos de los Estados
Unidos y la ex Unión Soviética amenazaron al mundo con un estallido, plantea la agencia Associated Press. 

Los funcionarios estadounidenses, aunque perturbados por las palabras de Putin, indicaron en las últimas horas que no sabían lo que pretendía cuando puso en alerta a sus denominadas fuerzas nucleares disuasivas.

Pero es tan raro que un líder estadounidense o ruso emita una amenaza nuclear implícita, particularmente en el contexto actual de la guerra en Ucrania, que no se puede descartar el riesgo de que se vuelva nuclear, especula el medio norteamericano.

En Rusia, como en los Estados Unidos, el presidente tiene la autoridad exclusiva para ordenar un ataque nuclear.

Según la AP, "la La única vez en la historia que se usaron armas nucleares en combate fue cuando los Estados Unidos bombardearon el Japón dos veces en agosto de 1945, cuando ostentaba el monopolio".

Sin embargo,  Gran Bretaña "movilizó en sus buques 31 armas nucleares durante el conflicto que mantuvo con Argentina por las islas Malvinas" en 1982, según un documento del Ministerio de Defensa inglés fechado el 6 de abril de ese año publicado en el sitio Declassified UK, que se conoció el mes pasado.

Daryl Kimball, director ejecutivo de la Asociación de Control de Armas, dijo que la orden de Putin de poner sus fuerzas nucleares en alerta máxima era lamentable, pero no una completa sorpresa dadas sus amenazas implícitas anteriores contra cualquier nación que intentara detenerlo en Ucrania.

"Insertar armas nucleares en la ecuación de guerra de Ucrania en este momento es extremadamente peligroso, y los Estados Unidos, el presidente Biden y la OTAN deben actuar con extrema moderación" y no responder de la misma manera, dijo Kimball.

De acuerdo con la doctrina nuclear estadounidense, el nivel de alerta de las armas es fundamental para su papel en la disuasión de ataques.  

Un contraargumento es que tener misiles balísticos intercontinentales,  en alerta máxima durante una crisis comprime el espacio de toma de decisiones de un presidente
y deja abierta la posibilidad de ordenar su lanzamiento en respuesta a una falsa alarma. 

En una crisis, tal vez como la implicada por la orden de alerta de Putin el domingo, la decisión de rearmar los misiles (que normalmente están instalados pero desarmados) se tomaría como una medida de escalada que podría empeorar aún más el cuadro.

Durante la Guerra Fría, las armas estadounidenses y rusas no solo eran más numerosas sino que también estaban en un estado de preparación más alto.

El presidente George HW Bush en 1991 dio el paso histórico de ordenar que los bombarderos estratégicos con capacidad nuclear de los Estados Unidos quedaran fuera de alerta como parte de un movimiento más amplio para revertir la carrera armamentista nuclear y así permanecieron desde entonces.

 Ahora, no hay evidencia de que la administración Biden haya correspondido en ningún sentido al anuncio de Putin de que estaba ordenando a sus fuerzas nucleares en un "régimen especial de servicio de combate", quizás en parte porque no estaba claro qué significa eso en términos prácticos.

Tampoco hubo noticias de Washington de evidencia de que Putin haya tomado medidas preocupantes, como cargar armas nucleares en toda o una parte de la flota aérea con capacidad nuclear de Rusia o enviar submarinos de misiles balísticos adicionales al mar.

Además de su fuerza nuclear estratégica, Putin tiene al menos un par de miles de las llamadas armas nucleares no estratégicas, como misiles balísticos y de crucero de corto alcance. Se les llama no estratégicos porque no pueden llegar a territorio estadounidense.

Pero eso es poco consuelo para los países de Europa que están dentro del alcance de esas armas, advierte la agencia.

Los Estados Unidos tienen alrededor de 200 armas no estratégicas en Europa; son bombas que serían lanzadas por aviones con base en Europa.

  

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA
Última actualización: Lunes, 28 Febrero 2022 14:20